lunes, 30 de marzo de 2020

En clave de humor



Uno de los logros de la pandemia de coronavirus, en mi caso, ha sido el de obligarme a reanudar una relación que había desechado hacía tiempo y que me mantenía alejada sin remisión.

El problema surgió hace mucho, yo todavía era joven, había empezado a hacerme cargo de la casa familiar con 21 años, a la muerte de mi madre.



Y el hecho de que sin previo aviso, se cargara dos de las toallas más bonitas que había colocado en el cuarto de baño grande, me enfureció de tal modo que la eché de allí con cajas destempladas.

En casa intercedieron por ella. Me explicaron lo buena que era, su reconocimiento universal, todas las cosas que tenía a su favor.
 Yo no quería ni siquiera olerla.  Lejos y bien lejos, que así no me volvía a hacer otra.



Pero en plena crisis del coronavirus y con la necesidad de limpieza e higiene agudizada al máximo, rompí con mis principios y  me he reconciliado con la lejía.



Ahora me llevo tan bien con ella, que mi cocina y los cuartos de baño reciben a diario una buena rociada, y hasta me compré una segunda modalidad con detergente para los suelos que cuanto más desinfectados mejor.



Eso sí, sólo la uso con guantes.


No me diréis que no soy buena

 Fotos: Marqueza.


7 comentarios:

  1. Pues mira a mi el olor a lejía siempre me gustó. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Reme. no eres la única, yo creo que a la mayor parte de la gente la lejía les huele a limpio y a cuidado.
      Y es raro el hogar donde no se usa.
      Yo soy de las maniáticas, aún asi, cuando hace falta desinfectar acudo a ella como está mandado.
      Hoy simplemente quería escribir algo ligero y simpático para relajar un poco el ambiente.
      Ya leí que a ti te mandaron a casa. Te toca tomarte el encierro con calma.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Querida Curra para serte sincera yo siempre le he guardado respeto a la lejía, también tengo malos recuerdos , por no haberla usado correctamente hace muchos años, pero echando a perder se aprende, y ahora sí que es muy útil.
    Gracias por compartir y por seguir publicando, se agradece enormemente , no importa el tema , lo importante es seguir en contacto y esto ayuda al entretenimiento y en cierta forma a mantenerse tranquilos ante la situación Les mandamos un fuerte abrazo .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pina, esa era precisamente la idea. Tratar que contar algo ligero y que relaje un poco el ambiente porque la situación es más que alarmante y la incertidumbre no es buena compañera de camino.
      Un abrazo grande para los dos

      Eliminar
  3. Buen día Curra, en Tarragona al igual que en el resto del país vivimos esta situación con mucha tristeza, eres un soplo de aire fresco y optimismo para las que te seguimos. Me encantan los zapatos de Zara del otro día, tu historia con la lejía jaja,co.o es tu día a día? Danos ideas para programar un día...estoy bastante bloqueada.
    Un abrazo inmenso

    ResponderEliminar
  4. Te escribí una respuesta larguísima y el sistema se la ha tragado.
    Creo que me has dado una idea para una nueva entrada
    Un millón de gracias

    ResponderEliminar
  5. Gracias siempre a ti! Estaré pendiente. Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar