viernes, 4 de enero de 2019

De señoras y de saber estar



El otro día, cuando volvía a casa en el Alsa de Oviedo, subía al autobús en el último momento, una señora con una pinta estupenda.



Yo estaba sentada en una plaza al lado de la ventana y me apetecía ir sola,  para estar más ancha y cómoda.


Pero cuando la vi llegar, pensé: No me importaría nada que se sentara junto a mí.


De hecho cuando inició la fila de pasillos, me apresuré a quitar el bolso del asiento de al lado para dejarle sitio.


Me dio las gracias encantada y me dedicó una de esas sonrisas que nos brotan cuando cogemos el bus por los pelos y encontramos un sitio que nos gusta.


Luego  se puso a contestar un wasap que le había llegado de esos largos y sin emoticonos.


Yo no podía evitar mirarla por el rabillo del ojo.


Siempre he tenido debilidad por las señoras que saben serlo.


Y tenía la sensación de que ésta era una de ellas.


Con una curiosidad que no pude evitar, miré su bolso vintage y le comenté que me parecía precioso.


Me contó que había sido un regalo de su padre a  su madre y que lo conservaba y cuidaba con todo el cariño.


Charlamos de la calidad de los bolsos de antes, de lo que duraban y la forma de cuidarlos.


Yo estaba tan entusiasmada que no pude evitar, decirle que me encantaba su clase y su saber estar.


Y ella me confesó que en un momento en que la vulgaridad campa por sus respetos, cada día se esforzaba más por ser educada y amable.


Me encantó esa declaración de principios que concordaba tan bien con su aspecto.


Un buen abrigo, un pelo arreglado y poco más bastaban para reflejar una forma de ser que resulta mucho más atractiva que todas las tendencias de moda juntas.


Esta entrada quiere ser un homenaje a todas esas señoras que han seguido y siguen sabiendo seguir siéndolo a pesar de las consignas sociales.


Y al tiempo también me sirve como propósito para este nuevo año.


Con mis sesenta cumplidos del cinco de enero, voy a tratar de ser elegante por dentro y por fuera.



Fotos: Julián Herrero.


Abrigo: Zara. (Aquí)
Jersey: Zara. ( similar aquí)
Pantalón.Massimo Dutti ( Tiene muchos años)
Zapatos: Zara ( Otoño 2017)
Pañuelo y Bolso: Ali Express.

3 comentarios:

  1. Ante todo felicidades ,muy bonito articulo ,a mi también me gustan charlar con señoras que saben estar pero por desgracia cada vez hay menos
    Que tengas un bonito día y continua deleitándonos con tus reportajes .

    ResponderEliminar
  2. Muchas felicidades. Hay que celebrar siempre un año menos. Porque estás jovencísima y muy favorecida con ese nuevo corte de pelo. Hay que ser amable y educada. Es un mantra en mi vida desde hace mucho tiempo. Me ha gustado tu historia. Besos.

    ResponderEliminar
  3. Hola Curra, me encantan estas fotos en Madrid , te ves muy guapa , lograste un juego de colores muy interesante.
    Muy buena anécdota , yo creo que se está perdiendo el arte de saber estar , es muy triste , pero es real .
    Asi que da gusto encontrarse con personas que procuran con toda naturalidad y siendo ellas mismas hacer la diferencia .
    Espero que hayas tenido un cumpleaños inolvidable .
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar