lunes, 12 de noviembre de 2018

Las gangas y yo



Julián se ríe de mí, cada vez que vuelvo a casa con una nueva compra y le cuento que fue una ganga.

Él, que es mucho más sensato que yo, y que presume de práctico, no acaba de entender mi incapacidad para sustraerme a un “chollo”.

Al principio, trataba de razonar conmigo.
 
Yo, todavía vivía en Oviedo en un piso minúsculo y por consiguiente, con una capacidad de almacenamiento limitada.

Pero, si no te cabe en casa, me decía.
Y yo que no estaba por la labor de dejarme convencer, me limitaba a regalar la ropa que ya no me ponía y solucionaba el problema.

Después cambió de argumento y razonaba que con tanta ropa, no tenía tiempo para ponerla y se iba a morir de risa en el armario.

A lo que yo replicaba que como no me daba pereza cambiarme, usaba tres modelos al día y con eso todo tenía su oportunidad.

Mira, le explicaba, por la mañana voy a trabajar vestida de señora seria, por la tarde me pongo algo cómodo para ir a la compra y a última hora luzco la ropa más de moda.

Al final, optó por dejarme por imposible y tomárselo a risa, así que cada vez que me ve mirar algo muy barato, me advierte, con todo el humor del mundo, para que no caiga en la tentación.

Os cuento esta historia porque el pantalón que llevo en esta entrada fue un “ chollo” de los gordos. Estaban en plena liquidación  en las tiendas de Blanco y me costó poquísimo.

Tiene lo menos dos años y cuando lo compré todavía reinaba el pantalón pitillo a medio desgastar.

Pero en el Vogue ya sacaban vaqueros anchos y me apeteció apuntarme a una moda con pinta de cómoda.

A fin de cuentas no arriesgaba gran cosa, y el tiempo me ha dado la razón porque están de última.  






Fotos: Julián Herrero.

Pantalón: Blanco. Similares, aquí
Jersey: Zara. Aquí
Chaquetón: Zara.Aquí
Zapatos: Zara ( tienen varios años)
Mochila: Ali Express.

4 comentarios:

  1. Hola Curra , qué bonito conjunto en tonos pastel , te ves muy guapa , la chaqueta de borrego, se antoja , se ve muy cómoda y me encanta
    Me hiciste reír con lo que dice Julián y lo que le contestas tu , jajaja, creo que para algunos Maridos (incluido el mío) es incomprensible que sigamos comprando cuando tenemos el armario lleno.
    Pero nada se compara con la sonrisa que se nos dibuja al momento de estrenar algo y sentirnos guapas , de algún modo queremos vernos en el espejo con algo distinto, que nos haga sentir que nos vemos diferentes , y creo que bien vale la pena , después de todo .
    Feliz inicio de semana con ese sol radiante , un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pina, la chaqueta es comodísima, no pesa nada y abriga lo suyo, además combina lo mismo con ropa más arreglada que en plan informal y eso siempre viene bien.
      Lo del armario lleno debería ser un buen revulsivo para dejar de comprar, pero siempre hay momentos para algo distinto, y tal como tú dices la tentación de verse distinta es más fuerte que yo
      La semana soleada está siendo una delicia.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Reme, me gustó lo de combinar azul claro y rosa, es una mezcla que podría parecer infantil y resulta que es muy normal. Me alegro que te guste.
      Un abrazo

      Eliminar