viernes, 8 de diciembre de 2017

En la peluquería Antonio de Oviedo




Lo de variar de aspecto, no siempre resulta apetecible.



Incluso para alguien tan voluble como yo, la idea de verme distinta, me da pereza y me resisto a modificar cosas que me parece que forman parte de mí.



Pero hay momentos en que resulta inevitable.
En que no sólo tienes ganas sino que te parece que necesitas que la imagen que refleja el espejo sea distinta y decides cambiarla.


El martes, era uno de esos días. Y por eso me marché para Oviedo y me fui directa a la peluquería.


Purina, la actual estilista de Antonio, además de ser amiga, sabe lo que se trae entre manos y en cuanto le dije que quería cortar me puso en las manos el libro con las tendencias de esta temporada.


A medida que iba avanzando por las medias melenas, me encandilaba. Todas me parecían ideales, y no sabía por cual decidirme, hasta que ella me aconsejó la que llevo.


Estoy feliz, no sólo es fácil de llevar y de peinar – basta con secarme el pelo hacia abajo – sino que me encuentro  natural y favorecida.


Me siento como si hubiera ido a una de esas terapias que te dejan nueva y te animan a comerte el mundo.


Y es que en estas cuestiones dar con alguien que sepa lo que te va y no se empeñe en encajarte el último alarido en materia capilar, es toda una suerte.  




Fotos: Peluquería Antonio y Julián Herrero

Ropa: Zara 


13 comentarios:

  1. Si te queda muy bien, igual de guapa que siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un millón de gracias Cristina. Los últimos años me había encerrado en el mismo peinado que pasaba de una media melena recta a una cola de caballo y parece que ya tocaba cambiar.

      Eliminar
  2. Qué bien te ves con tu nuevo corte de cabello Curra, te dejaron muy guapa
    Un corte y un cambio siempre sientan bien , se siente uno rejuvenecida
    A mí siempre me entusiasma ir a la peluquería ,sale uno , renovada
    Feliz fin de semana , un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que en la peluquería te ponen a tono. Entre lo guapa que sales y el placer de los masajes, resulta una visita de lo más agradable.
      Y lo de rejuvenecer es cierto, las melenas largas no acaban de sentarnos bien a las señoras que vamos cumpliendo años, pero abandonar esa comodidad, resulta extraño.
      El fin de semana hizo muy mal tiempo, pero aprovechamos para leer y relajarnos que también es necesario.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Jaja Curra a mi también me pasa cuando voy a la pelu y el corte me hace mas guapa, mi autoestima se multiplica me siento mejor a todos los niveles Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que un buen peluquero es mejor que la terapia más eficiente. Nos vemos guapas y nos entran ganas de comernos el mundo.
      Pensar que algo tan tonto como el pelo pueda ser tan importante, resulta increíble, pero es una realidad que está ahí.
      Besos

      Eliminar
  4. Muy guapa Curra, yo hubiera puesto más flequillo pero bueno yo soy un caso, me meto la tijera cuando me da el punto y le pondría flequillo a todo el mundo es tan bonito!!!!!


    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Reme, ya ves, yo sólo llevé flequillo pronunciado una vez y no volví a intentarlo porque me veía rarísima.
      Desde luego a ti te favorece una barbaridad, así que entiendo que te apetezca ponérnoslo a todas.

      Eliminar
  5. Estás muy favorecida, y además que solo te lo tengas que secar boca abajo es una maravilla, te ahorra tiempo y vas siempre ideal.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me daba miedo que me hicieran uno de esos cortes preciosos en la peluquería, pero que cuando llegas a casa no te sabes peinar y resultan un desastre. Afortunadamente, Purina, me hizo un corte escalonado muy cómodo de llevar y peinar.
      Besos

      Eliminar
  6. Zachwycająco wyglądasz w czerwieni. Płaszcz jest boski. Cudowne zdjęcia.Pozdrawiam serdecznie.

    ResponderEliminar