martes, 18 de julio de 2017

Abrigo - kimono



Recuerdo mis veranos de pequeña, con mis hermanos y mis primas.



Excursiones, merendolas, tardes de parchís o de cartas, risas, juegos, lecturas… había tiempo para todo.



Los días de lluvia en que había que encerrarse en casa,  una de las  diversiones favoritas de las niñas, era la de organizar fiestas de sociedad.


Cogíamos los vestidos antiguos de mi madre y mis tías que nos llegaban hasta los pies y nos los poníamos a guisa de disfraz. 


Nos mirábamos y remirábamos en el espejo del armario viejo del desván y nos sentíamos las más sofisticadas sobre la capa de la tierra.


Como era lógico la variedad no era grande y había que repartirse los modelos.


El más deseado era sin duda el blanco de seda con que mi madre su puso de largo.


Nos arrastraba y pesaba una barbaridad, pero lo encontrábamos tan majestuoso que había que hacer turnos para que todas pudiéramos sentirnos princesas de cuento.



El contrapunto lo ponía un kimono de seda negra bordado en azulón que a ninguna nos apetecía.


No sé qué habrá sido de él, supongo que de tanto jugar, habrá terminado por romperse y es una pena porque estaría de plena moda. Y seguro que ahora lo encontraría bonito.


Este año parece que si no tienes un abrigo kimono para los días frescos, no vas a la moda.


Yo no terminaba de animarme a comprar uno, pero a finales de junio cuando en Zara sacaron el que llevo en esta entrada, me decidí.


Me encanta su colorido y la fuerza del estampado tropical.


Me gusta como queda con pantalón largo debajo, pero también con un vestido corto y ceñido, o con unas bermudas no demasiado largas que permitan jugar con las aberturas laterales, e incluso con bañador en plan modelo de revista.


Y disfruto cuando el viento se dedica a jugar con él acercándolo y alejándolo. 



Me resulta tan agradable y divertido que estoy deseando que las temperaturas bajen para poder ponerlo en cuanto puedo.

Fotos: Julián Herrero.


Kimono: Zara. Aquí
Pantalón. Zara.Aquí
Camisola: Sfera.Rebajas verano 2017
Sandalias: Stradivarius. Rebajas verano 2017
Bolso: Parfois. (tiene mil años)

5 comentarios:

  1. Curra, que delicia de recuerdos , y que delicia caminar por esa playa , con ese look , tan de hoy
    Luces tan cómoda y tan satisfecha de estar disfrutando el momento, que se antoja
    Felices vacaciones de verano
    Un abrazo grande

    ResponderEliminar
  2. Śliczne, zwiewne kimono.
    Ty jak zawsze elegancko wyglądasz.
    Pozdrawiam ciepło. Buziaki!

    ResponderEliminar
  3. Wygladasz ślicznie:))kimono jest fantastyczne:))Pozdrawiam serdecznie:))

    ResponderEliminar
  4. Pięknie wyglądasz, kimono cudne, wszystko dobrane z wielką precyzją, idealni.
    Pozdrawiam serdecznie...

    ResponderEliminar
  5. Cómo afean las etiquetas una prenda, corta el "libro", la firma te lo recomienda con la linea intermitente atravesada por las tijeras y no es excusa que es para recordar cómo lavarla-plancharla que con los años que tenemos el tacto es sufiente para deducirlo

    ResponderEliminar