jueves, 16 de junio de 2016

Paseo relajado vestida de blanco


Lo sabía, claro que lo sabía.


¿Cómo iba a no saber algo que estaba inscrito en su carnet de identidad?



Y por si algún día se le olvidaba mirarlo,  siempre aparecía un detalle que se encargaba de recordarle que ya tenía 57 años.


A ella no le parecían tantos.


Le habían pasado en un baile entre lento y cadencioso en los días buenos, y rápido y vertiginoso en los de rutina.


Y a ratos tenía la sensación de que realmente no eran suyos.


No tenía hijos que le recordaran que a su edad podría ser abuela.


Y los mayores a los que atendía y contemplaba, se iban apagando poco a poco, pero con lentitud.


Las últimas semanas habían sido duras y ahora, recuperada en parte la normalidad, se había parado a contemplar la realidad con calma.


Vestida de blanco, con un largo casi hasta los pies, se sentía arropada y envuelta en calidez.


Daba igual que estuviera blanca, que sus brazos ya no conservaran la turgencia y la forma de otros tiempos.


Le parecía que empezaba a ser hora de que la estética dejara paso a la sabiduría y el equilibrio.


Ahora que más que vivir la vida, la paladeaba.
Ahora que contemplaba los acontecimientos y podía analizarlos con la necesaria distancia.


Se sentía bien.


Paseando entre margaritas, rodeada por las piedras que la habían visto crecer, en medio de la naturaleza, estaba feliz.


A estas alturas ya había aprendido que no hay un vellocino de oro que conseguir; que las mejores batallas, son las que uno libra consigo mismo y que los momentos buenos hay que disfrutarlos a tope.


Sabía que no todo el mundo es bueno, pero que cuando te encuentras con alguien que merece la pena, te olvidas del resto.


Y estaba segura de que lo que de verdad te hace feliz son las cosas pequeñas.


Por eso paseaba con calma, con aquel vestido tan parecido a los que lo precedieron y parapetada detrás de sus gafas de sol.



Nota: Siento no haber podido contestar comentarios, ni pasarme por vuestros blogs, pero he tenido unos días especialmente complicados y en esos casos hace falta establecer prioridades. Ahora que recupero la normalidad, espero ponerme al día. Mil besos 

Fotos: Julián Herrero 

Vestido: Mango.
Zapatos: Zara 
Estola: De hace mil años.



41 comentarios:

  1. ¡¡Que linda manera de entrelazar las imàgenes con una historia!!. Es verdad...las mejores batallas son las que una libra consigo mismo.
    Te ves estupenda y luminosa: el blanco del vestido, el rojo del labial,el reflejo de los anteojos se conjugan para obtener ese resultado.
    Cariños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabes cómo me alegra que te guste el texto, cuando lo escribí estaba tan cansada que casi no era capaz de coordinar ideas y me daba mucho miedo que quedara algo tristón y aburrido, así que leer tu comentario, me ha encantado.
      Siempre me encantaron los vestidos blancos y lo cierto es que tengo colección, éste es el último en incorporarse.
      Mil besos

      Eliminar
  2. Pięknie wyglądasz:)))biały kolor jest elegancki i zwiewny:))bardzo mi się podoba biżuteria:)))Pozdrawiam serdecznie:)))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Renia bardzo dziękuję, rzeczywiście. White jest wesoły i zwiewny.
      Pozdrawiam serdecznie

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Mil gracias Reme, por fin parece que se acerca el verano también al norte
      Besos

      Eliminar
  4. White is so beautiful. Your pictures are absolutely amazing - you have got a very good photographer. Everything - as always :) looks perfect. Have a great sunny day - kisses Margot :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. It is true. White is cheerful and the elegant.
      My photographer is fabulous. Always catches my good side
      Brighten sunny days right?
      kisses

      Eliminar
  5. Qué texto tan precioso. Espero que poco a poco recuperes la normalidad y haces muy bien en establecer prioridades, a veces no se puede con todo y es lo que toca, priorizar.
    Difiero en lo de los brazos, los tienes muy bonitos. Yo tengo complejo por la extrema delgadez de los míos, jamás me engordan lo haga yo o no y me gusta tanto ver brazos proporcionados.
    Las fotos son una preciosidad.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gema, es verdad que toca recuperar la normalidad, pero cuando las cosas se alteran recuperar el ritmo y organizar lo que quedó atrás supone una buena dosis de esfuerzo.
      Tenía unos brazos bonitos, es verdad, pero el paso del tiempo y la falta de color no son precisamente lo que más favorece. De todas formas me siguen encantando los vestidos sin mangas y en cuanto me ponga morena los volveré a usar.
      Miles de besos

      Eliminar
  6. Me encanta este post, las fotos, la modelo y el texto transmiten y emocionan.
    Me alegro que la situación vaya mejorando, se te echa de menos, pero con este tipo de entradas lo compensas con creces.
    Besinos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yoli, estos días tengo las emociones a flor de piel. Se ha muerto la mujer de mi padre y a pesar de que no era exactamente de mi familia, me había encariñado con ella y me afectó su partida.
      Ahora me toca trabajo extra para sacar el atraso en el trabajo, pero si este finde le meto un poco de caña, seguro que adelanto y empiezo a estar un poco más libre.
      No sabes cómo me presta que te gustara la entrada
      Miles de besos que eres un sol

      Eliminar
  7. Precioso el texto y precioso el look Curra.Me gusta mucho el blanco y estás muy bien en estas fotos. Respecto al texto me ha encantado
    Un besazo
    Gema
    Brújula de Estilo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gema, traté de reflejar esa sensación que te deja el paso del tiempo cuando lo llevas bien.
      Si somos capaces de asumir donde estamos, encontrar el lado bueno es mucho más fácil.
      Y el vestido, era tan de mi estilo que a pesar de resultar un pelo juvenil más de la cuenta, me lo compré y estoy encantada con él.
      Mil besos

      Eliminar
  8. Me identifico totalmente con tu relato, muy guapa con el vestido ¡me encanta! mucho animo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias. Sigo adelante que es lo que importa.
      El relato es una especie de reflexión en alto, la vida, los sentimientos, lo que nos va quedando.
      Son mil cosas y saber colocarlas es vital para sentirnos bien.
      Un abrazo

      Eliminar
  9. Me han encantado las imágenes, inspiran paz... pero más paz inspiran tus palabras.
    Gracias. Hago mio tu relato.
    Saludos desde mitad del Atlántico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rosa, cuando vi las fotos, tuve la sensación de que me reflejaban tal como estoy ahora. Con mis años, mis experiencias, mis ilusiones y la serenidad que da ver las cosas de frente.
      No sabes cómo me alegra que te haya gustado. Es una especie de brindis a la madurez. Por todas nosotras..
      Chin- chin

      Eliminar
  10. Siempre te digo que el blanco es tu color y cuando tengas un poco de color todavía estarás mas radiante. Me encanta la estola y los zapatos. Un abrazo y mucho ánimo.
    http://solaanteelespejo.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mária, las fotos son de hace tiempo, un día que hizo sol, pero todavía no calentaba. Por eso le puse la estola. Tiene más años que Matusalén, pero me sigue encantando porque es de lo más cómodo.
      Un abrazo

      Eliminar
  11. Hacéis una gran pareja Julián y tú, tu estilismo y palabras, más las fotografías de Julian, logran un resultado tan hermoso como el de hoy. El vestido blanco y la estola hacen un efecto precioso y te quedan de maravilla.
    Besos preciosa
    PD.Quiero transmitirte ánimos para superar esta etapa, estoy segura de que lo harás con la fuerza y la serenidad que derrochas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Inma, ya estoy mucho mejor.
      Aún queda la resaca y ese poso de tristeza que dejan las despedidas, pero como me tuve que poner a recuperar el tiempo perdido en el trabajo y a la vez a dar mimos a mi padre, parece que la cosa con tanto quehacer resulta llevadera.
      Mil besos y hasta pronto

      Eliminar
  12. Este post es de verdad inspirador y las fotos hermosas y calidas. La combinacion del vestido ligero y el chal abrigado, ademas de preciosa es de lo mas práctica y conveniente.
    Mil gracias por compartir tus pensamientos :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nikolatina, lo de mezclar tejidos que no tienen nada que ver entre sí, últimamente está muy de moda.
      Y en este caso es como dices, la mar de práctica que no en todos sitios hace calor y abrigarse un poco viene de perlas.
      Me alegro que te gustara
      Besos

      Eliminar
  13. Me ha gustado mucho el post Curra, es verdad que siempre te sientes joven y bien y creo que eso es lo mejor que te pueda pasar, porque además es lo que transmites. Nada de disculparse, un placer siempre que apareces y a disfrutarte. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mary, siempre que podamos lo de procurar ser optimistas y mirar la vida de frente nos ayuda a crecer y a ser más felices.
      Al final es de lo que se trata, porque a todos nos hace falta nuestra pequeña dosis de felicidad.
      Un abrazo

      Eliminar
  14. Cuanta sabiduría encierran tus palabras Curra, me identifico con tus pensamientos y tus sentimientos.
    Como mujeres fuertes que somos , no podemos sino dar lo mejor que podemos en cada prueba que la vida nos pone enfrente, por dolorosa que sea.
    A la par que sabemos disfrutar y saborear los pequeños instantes de felicidad que la vida nos brinda.
    Unas fotos preciosas , me encanta lo que transmites en ellas.
    Un abrazo con mucho cariño para ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pina, me ha gustado contemplar el aspecto de las fotos. Con el pelo sin arreglar, la piel blanca aun y un vestido hasta los pies, tenía la sensación de algo cotidiano, cómodo, de andar por casa. De ser lo que soy sin necesidad de arreglos. De vida que brota y se transmite.
      Somos mujeres orgullosas de serlo, que conocemos nuestras fortalezas y nuestras debilidades y por eso nos sentimos valiosas y valientes.
      Mil gracias y otro abrazo para ti también

      Eliminar
  15. Son muy bonitas las fotografías, el campo estaba precioso y tu fantástica de blanco.Buen finde.Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias Nines. Son fotos en plena primavera y por eso todo está tan exuberante. Pero como no acaba de instalarse el buen tiempo, casi podrían ser de ahora mismo.
      Me alegra que te guste el blanco. Yo soy de las incondicionales.
      Mil besos

      Eliminar
  16. Bella por dentro y por fuera, Carmen. Es un auténtico placer leer tus reflexiones...
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un millón de gracias Carmen. Salieron un poco a borbotones, pero es que la vida es un poco así
      Mil besos

      Eliminar
  17. W bieli wyglądasz cudownie. Śliczna maxi. Buty też świetne.
    Całość na wielki plus.Pozdrawiam serdecznie...

    ResponderEliminar
  18. Me encanta el look!!!Muy guapa como siempre.
    Saludos

    ResponderEliminar
  19. Un look precioso, me encanta el vestido.

    ResponderEliminar
  20. qué precioso post: todo lo que transmites en él acompañando al texto con esas fotos etéreas. Sin duda te han sentado muy bien los años

    Besinosss

    ResponderEliminar
  21. El vestido precioso, pero las fotos... ay Julián, qué arte tiene! y qué buena modelo tiene ;-)
    Bss,
    Yolanda.

    ResponderEliminar
  22. Que estilazo muy elegante

    saludos guapa

    http://myfashionworldandres.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  23. Querida Carmen hoy no te hablo de lo guapa que eres y estás.Solo decirte que has sabido plasmar mis sentimientos dificiles de expresar y me ha parecido que lo que yo pienso y siento me lo has escrito tú.Un cariñoso abrazo.

    ResponderEliminar