miércoles, 20 de mayo de 2015

De cómo un abrigo puede recordarte a un sofá


Mis tías siempre tuvieron a gala, tener una casa decorada como las de antes.



Muebles antiguos y grandes, habitaciones con camas sólo para dormir, madera encerada y estilo inglés…


Ellas se pasaban la vida en el porche y los muebles de jardín eran acogedores y deliciosos,  así que no había forma de convencerlas de que necesitaban un sofá mullido.


Dentro de casa, en el cuarto de estar, salvo los dos afortunados que pescaban uno de los sillones de orejeras al lado de la chimenea, el resto nos teníamos que conformar con esas sillas de respaldo alto forrado de terciopelo que son estupendas para la espalda, pero incómodas que no veas.


-Pero, si ya tenemos sofás, me decían cada vez que sacaba el tema.

- Sofás sí, pero de esos para visitas de cumplido y que se te clavan en todos los huesos, contestaba yo.


Después de mucho batallar y cuando el tapicero vino a buscar un mueble para llevarlo al taller, conseguí que le encargaran por fin, el tan ansiado sofá.


Pero que sea clásico, que otra cosa no pega…


Y por fin llegó el sofá para la galería.

 Amplio, cómodo, también de estilo inglés , y con una tapicería de yute con flores, de esas eternas.


Mis tías estaban como locas y cuando se tumbaron en él, no te quiero contar, se apuntaron corriendo a salir de las siestas estilo Cela de pijama y orinal.


Pero claro, como ya sabéis mis tías son mayores y en seguida pensaron que  si lo usaban mucho iba a hacer falta volver a tapizarlo en seguida y no les parecía plan.


Buscando una solución, decidieron cubrirlo con una colcha con estampado de la India que colocaron encima.


De esto hace lo menos quince años. 

Ya ninguno nos acordamos de cómo es de verdad el sofá acostumbrados a verlo tapado.


Cuento esta historia porque el estampado de la colcha en cuestión, es exacto al de esta mezcla de abrigo y kimono que me compré para este verano.


Y por supuesto cuando mis tías me vieron con él  lo bautizaron como el  modelo sofá



Fotos: Juilán Herrero.


Abrigo: Zara .Aquí.
Pantalón: Zara (tiene años)
Zapatos: Zara (También de hace años)
Foulard de seda: Tienda Local.
Mochila: Stradivarius.



38 comentarios:

  1. I adore your Kimono ,what a wonderful Piece of Fashion!
    The Photos are fantastic <3

    Have a great Day Curra ,kisses

    ResponderEliminar
  2. Precioso kimono-abrigo, aunque te recuerde al sofá de tus tías. A mi me parece un estampado precioso, con reminiscencias orientales que me evocan otras cosas. Con el look todo negro, queda de maravilla. Y el espectacular pañuelo naranja le aporta esa explosión que tanto éxito tiene en tus propuestas. Te he dicho alguna vez que me encantan tus textos? ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. josep-maria, sí que me habías comentado que te gustaban mis historias, todo lo que resulte agradable y cariñoso es tu especialidad y nos haces sentir a todas mujeres únicas y valiosas, por eso te queremos tanto.
      No sabes la ilusión que me hace que te guste el conjunto, la verdad es que lo original del estampado y lo alegre y colorido del pañuelo hacen un conjunto de esos que no pasan desapercibidos.
      Miles de gracias por ser siempre tan encantador. Un abrazo

      Eliminar
  3. Opino como Jose María aunque te recuerde al sofá de tus tías es precioso, me encanta el look!!!!!


    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rem, que ya vi que es tu cumple, muchas felicidades, aprovecha que sólo tenemos un cumpleaños, cada anualidad.
      No sabes cómo me gusta que te pareciera bien el kimono, parecido al sofá y todo resulta de lo más alegre y vistoso.
      Mil besos

      Eliminar
  4. Muy bonito el kimono Curra, la caída el estampado todo.Y me gusta como lo has combinado. Qué gracia lo del sofá jajaja

    Un beso
    Gema
    http://brujuladeestilo.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo del sofá fue todo un episodio, pero esas cosas las cuentas y resultan muy divertidas cuando ya pasó el tiempo y las recuerdas en clave de humor.
      El kimono tiene una tela tan ligera que da gusto con él porque enseguida vuela y hace muy estiloso. Al combinar, negro con rojos y con tierra, resulta de lo más llamativo, pero a sin ser excesivo.
      Un abrazo

      Eliminar
  5. Jajaja qué bueno lo del sofa, es verdad que la gente mayor es más reticente a innovarse no obstante un sofa mullido es lo q mejor q hay después de.comer una.siesta con el.estómago lleno sabe a gloria.El look ideal son de.ésas combinaciones que haces que tanto te favorecen.Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabes lo que me costó convencerlas, como se pasaban la vida en el porche y allí tenían varias tumbonas para tumbarse un rato, no terminaban de ver la necesidad, pero es que en Asturias tenemos muchos días malos y de lluvia en que no se puede estar fuera porque por mucho techo que tengas, te acabas mojando y en ese momento es cuando un sofá cómodo y mullido es vital.
      Me alegra que te guste la combinación de prendas, me pareció que el pañuelo de seda largo le iba muy bien porque añadía la nota brillante al color.
      Mil besos

      Eliminar
  6. Siempre me gustaron estos estampados aunque a todos nos recuerden a algún sofá o butaca (yo creo que mi tía abuela tenía también un bolso con un estampado parecido).
    A mí estos abrigos largos me gustan en los demás pero en mi no me veo... me gusta mucho que hayas elegido un look en negro y que todo el protagonismo se lo lleve el precioso estampado a tope de color de tu abrigo.
    Muy guapa Curra!
    Bss,
    Yolanda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me encantan, aunque me recuerden a las colchas y los dibujos que andaban por todas partes por los años noventa. Había montones de cosas con ese mismo estampado, yo creo que por eso me ecanta.
      Es verdad que a veces no nos vemos con un tipo de prendas, pero eso no impide que nos gusten. A mí también me pasa con muchas cosas, me encantan pero no me las pondría porque no me parecen para mí.
      Mil besos

      Eliminar
  7. Pues me encanta tu abrigo modelo sofá, y las fotos, adoro el Palacio Revillagigedo y pega mucho con tu estilismo. A pesar del poco tiempo que tienes cada día te superas. Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Palacio de Revillagigedo es una preciosidad y es verdad que al tener los mismos tonos del abrigo resulta un fondo de lo mejor.
      Siempre que podemos me encanta acabar allí, porque es un edificio precioso-
      Mil besos

      Eliminar
  8. Jajaja Curra, lo malo es que cuando te bautizan así a una prenda, no puedes dejar de pensar en ella, más que de esa forma.
    Por otro lado me encanta ese abrigo tan ligero, una vuelta más a los kimononos que tanto se llevan.
    Un montón de besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es una verdad como la copa de un pino, ahora será para siempre el abrigo del sofá, pero tampoco me importa porque me parece que el dibujo es bonito y eso es lo importante.
      El abrigo es casi una camisola y ni pesa, ni realmente abriga, pero resulta vistoso y va bien para los típicos días que te apetece llevar algo encima, pero no ir forrada.
      Mil besos

      Eliminar
  9. Your aunt's house remind me my grandfather's! They both have the same uncomfortable chairs !!
    The pattern of your kimono coat is nice! And the long scarf is perfect with it ...so, don'tworry about the sofa!! :-)

    ResponderEliminar
  10. Es precioso el kimono, y te sienta de maravilla!!

    http://unchicomasenlamoda.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra un montón que te guste Paco. Esta semana ando a mil y no tuve tiempo de entrar en google plus, así que me perdí lo que publicaste, pero en cuanto pueda me resarzo y me pego un atracón para ver todo lo que me perdí.
      Mil besos

      Eliminar
  11. me encanta el estampado del abrigo!!!!!!
    seguro que el sofa era ideal!!! ;)


    Besos

    trapones.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esther, es el típico estampado de las colchas y las faldas de la India.
      En los años 90 se llevaron muchísimo y siempre me encantaron, tiene algo que lo hace diferente. Aparte de que los elefantes me atraen como imanes, tengo no se cuantos de adorno. Me parece un animal muy simpático.
      Mil besos

      Eliminar
  12. Una prenda alegre y original que te sienta de maravilla, yo jamás hubiera pensado en una manta para el sofá si tu no lo cuentas, pero no te preocupes que no eres la única atraída por ese tipo de ropa, el año pasado compré una chaqueta que me recuerda mucho a las colchas de patchwork, jaja.
    Muchísimos besos corazón

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno pues ya somos dos. Te advierto que la tela de tapicería me suele encantar, pero en este caso me hizo mucha gracia porque además les tomo mucho el pelo a mis tías diciendo que encargaron un sofá precioso, pero no lo disfrutan más que a medias porque al estar tapado no ven la tapicería.
      Pero ellas siempre replican que eso que se ahorran que los tapiceros cobran un dineral.
      Mil besos para ti también.

      Eliminar
  13. Que buena tu historia y que cierta, jajajaja. Pero eso si el abrigo me encanta, es precioso y los colores muy alegres.

    besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que no sé si todas las personas mayores serán iguales, pero mis tías son de las que no se quieren mover un ápice de lo que tienen y conocen y para convencerlas de que algo es mejor, sudo tinta.
      Pero risas aparte, el abrigo es muy estiloso y al ser tan largo y tan ligero resulta muy llamativo.
      Me alegro que te guste.
      Besos

      Eliminar
  14. Hoy no estoy de acuerdo con tus tías, me encanta el kimono es muy bonito y para nada recuerda a los sofas. Estas estupenda y muy guapa. besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es que recuerde a los sofás, sino a la colcha que ellas le colocaron encima y que todavía sigue, es el mismo estampado y me hizo mucha gracia-
      Este es de los que se pude usar en tu tierra, porque no abriga nada, es poco más que una camisa larga, pero resulta estiloso, al menos a mí me lo parece.
      Mil besos

      Eliminar
  15. Ja, ja, vaya con tus tías¡. Yo ese kimono lo vi y me lo estuve probando y es una mónada, de hecho no me lo compré porque ya tenía otro, pero si llego a ver este antes, me compro este seguro. Me gusta mucho como queda con negro. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una gozada y perfecto para los días esos en que refresca un poco, pero no necesitas tanto como abrigarte.
      A mí también me encantó, tiene un aire tan de la época en que todas nos moríamos por la ropa hecha en India que me trae muy buenos recuerdos y para el sur es fabuloso para los aires acondicionados que ya se sabe que en cuanto te descuidas te congelas.
      Mil besos

      Eliminar
  16. Me encanta el abrigo y te sienta genial, estas preciosa y el look es muy armonioso y elegante! Un abrazo.
    http://www.solaanteelespejo.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  17. Como siempre estás muy elegante. El abrigo fantástico. Y el toque del foular rojo genial.

    ResponderEliminar
  18. Estas como siempre divina, me encanta la combinación del negro y el pañuelo, no me lo imagino en otro color.De la india me trajeron trozos de telas y yo una también la había puesto en un sofá cuando venían mis sobrinos a casa y las dos restantes con los elefantes que tanto te gustan como mantel, quedaban unas mesas con mucho colorido, es decir que sin poner apenas comida ya mirando todos los dibujos se te olvidaba el comer jajaja. A mi además de las fotos también me gustan muchísimo como nos cuentas las historias, mi imaginación ya ve un hermoso jardín con unas elegantes señoras tomando el té con pastas de las cinco. Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  19. La historia que nos cuentas es muy divertida, creo que muchos de nosotros tenemos alguna anécdota parecida.
    Me gusta tu look con el abrigo, en verdad que lo luces estupendamente.
    Las fotos son muy bonitas , te ves muy guapa.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. pues a mi el modelo sofa me encanta jajaja
    ay chica, es verdad que antes no te dejaban sentarte en algunos sitios, todo lo contrario con la era Ikea en que te puedes apoltronar donde gustes. cómo cambian los tiempos

    Besinossss

    ResponderEliminar
  21. ahhhh se me olvidaba....la Reina Madre dice que tienes estilazo

    ResponderEliminar
  22. Me gusta el abrigo-kimono es ideal.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  23. Me gusta muchísimo el kimono, Carmen!!! Tiene un estampado precioso y además lo luces con un estilo envidiable...
    Un beso
    http://cocoolook.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  24. Wyglądasz zachwycająca, świetna narzutka i cudny szal...pozdrawiam...

    ResponderEliminar
  25. Uwielbiam patrzeć na Ciebie i na Twoje stylizacje. To piękna poezja.
    Pozdrawiam Cię serdecznie.

    ResponderEliminar