viernes, 6 de marzo de 2015

Femenina, feminista, sobre todo mujer.




La mujer está de moda y desde Chanel en su desfile de la colección primavera verano 2015, hasta Enma Watson en su discurso ante las Naciones Unidas, pasando por revistas y noticieros, todos parecemos estar de acuerdo en reivindicar sus derechos y reconocer la importancia de su papel en la sociedad.




Nunca he sido feminista, afortunadamente, no me hizo falta.
He podido estudiar, he podido trabajar, he cobrado el mismo sueldo que mis compañeros y he crecido en un matriarcado, con lo que entrar en una competición con los hombres por demostrar quien es mejor y quien vale más me parecía una tontería.





Pero eso, que a mí me parecía tan normal y tan lógico, sigue siendo algo excepcional.

Por eso entiendo a todos los que luchan por conseguir una igualdad que todavía está muy lejos, sobre todo en determinados países.

Vaya por delante mi admiración por fundaciones como la Vicente Ferrer con su programa de Mujer a mujer que lucha porque en India se reconozca a las mujeres como seres humanos. Por todos los que trabajan en los países del tercer mundo en donde ser mujer es signo de inferioridad, tratando de  restituir la dignidad de quienes se vieron privadas de ellas durante siglos. Y por cuantos luchan a brazo partido contras las injusticias.



Pero tengo que decir que en ese afán por competir con el hombre y por demostrar que puede ser tan buena como él, más de una está perdiendo parte de su esencia y a mi juicio se está equivocando.

No creo que sea necesario convertirse en remedos de lo masculino, para que se nos valore.

Generaciones de mujeres han sabido ser economistas y administradoras de primera en su propia casa. Han sido terapeutas y formadoras, creativas, intuitivas y sobre todo sabias.

Han sabido solucionar conflictos, organizar vidas y crear seguridad a su alrededor.

Y me parece importante conservar, eso que fue y sigue siendo la esencia de la feminidad, porque sin ello la sociedad podrá seguir avanzando, pero posiblemente será bastante menos humana.

Y una sociedad deshumanizada está condenada al fracaso.




32 comentarios:

  1. Yo también creo que una sociedad deshumanizaa está condenada al fracaso. Yo tengo un hjo y una hija y jamás he intentado que él por ser hombre tenga unos privilegios o que ella los reivindique por ser mujer, intento que cada uno sea buena persona, les inculco valores y quiero que se esfuercen en la vida para hacer las cosas bien, y eso incluye freír un huevo, presentar un buen trabajo escolar o tocar la guitarra, sea lo que sea se hace lo mejor posible, sin reivindicaciones. El tema de la India y algunos otros lugares es sangrante, y hay que cambiar muchas cosas. Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gema, la idea es precisamente esa que tú expones, que todos seamos personas formadas y adultas sin competencias, ni otras prioridades que las ganadas por méritos propios.
      En buena parte de los llamados países del tercer mundo y en muchos del primero también, más de una lo tiene mucho más difícil por el hecho de ser mujer, y contra eso tenemos que luchar todos, pero una cosa es eliminar los privilegios y otra muy diferente el quítate tú para ponerme yo. Cada uno en su sitio y todos hombro con hombro para hacer de nuestro mundo un lugar mejor.
      Mil besos y feliz fin de semana

      Eliminar
  2. Hola: me encantaron tus palabras y tu reconocimiento a todas las mujeres sin necesidad de compararnos con los hombres para poder desempeñar nuestras tareas. Me pasa como a ti que pude hacer todo lo que quise sin sentirme inferior por ser mujer... Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marta, no cabe duda de que hemos tenido mucha más suerte que otras, quizá por eso me molesten tanto las comparaciones y la pretensión de ocupar el lugar de los hombres. Creo que cada uno valemos por nosotros mismos y con independencia de sexos, pero no todo el mundo opina igual.
      Hasta pronto

      Eliminar
  3. desafortunadamente la desigualdad está más cerca de lo que pensamos, no hace falta irse a ningún pais. Aquí mismo y en personas jóvenes seguimos viendo a las mujeres hacer las tareas de la casa y trabajar fuera, por ejemplo, mientras ellos dan por sentado que es lo natural
    Me ha gustado lo de conservar la esencia femenina

    Besinos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fani TT, estoy segura de que es así en más de un caso, como también sé de más de uno en que ella vive como una reina y pasa de todo, mientras él se ocupa de todo.
      Todavía queda por delante mucha labor de educación y mentalización, pero yo creo que en esta materia hemos avanzado muchísimo y les sacamos una ventaja inmensa a la generación anterior.
      Y lo de la esencia femenina tiene mucho que ver con ese sexto sentido y esa sabiduría que tú siempre nos cuentas de la Reina Madre. ¿No te parece?
      Besos

      Eliminar
  4. Buenas tardes Curra: Tengo más de 70 años y nunca he sentido esa discriminación. Había ciertas leyes, mayoría de edad a los 21 años; necesidad de consentimiento paterno o marital, etc. que fueron cambiadas antes de la llegada de la democracia, pero que en el transcurrir diario no me afectaban en absoluto. En mis trabajos nunca ha habido discriminación por ser mujer, y si opte por atender a mi familia, fué una opción mía. Efectivamente hay países donde su situación es sangrante.
    Estoy totalmente de acuerdo que haya igualdad de derechos, pero también de obligaciones. ¿Tú has visto que en alguna ocasión se proteste porque en oposiciones a diferentes funciones del Estado existan pruebas físicas con menos exigencias para las mujeres?. Un saludo cariñoso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rosa, Es cierto que en determinados ámbitos como el tuyo la discriminación no llegó a existir, pero con mis 56 recuerdo perfectamente que mi madre era la envidia del resto de madres del colegio cuando para pagar las matrículas sacaba el talonario de cheques y extendía uno. Las demás no tenían ni cuenta propia ni compartida con el marido. Es cierto que esa discriminación despareció, creo recordar en 1976, pero era sangrante que una mujer casada que trabajara no pudiera disponer de su dinero sin permiso de su marido, e incluso que él pudiera gastar el dinero de ella sin su consentimiento.
      A mí lo que me pone enferma, porque lo he visto de cerca, es lo que se llama discriminación positiva. El Código Penal castiga como delito la agresión de un hombre a su pareja, aunque sea un simple empujón en el seno de una discusión, pero si la agresión es de la mujer al marido, si le da una soberana paliza y no le rompe nada y él no necesita ir al médico más que para la primera cura, es una falta y la pena sea muchísimo menor.
      Tan malo es que pegue uno como la otra y si a cualquiera de ellos se le va la mano lo normal sería que la pena fuera la misma. Al menos a mí me lo parece, pero si se lo digo a cualquier feminista me puede colgar del palo mayor .
      Mil besos

      Eliminar
  5. Yo no me considero ni machista ni feminista, ni siquiera me creo eso de la igualdad lo que sí que creo y me gustaría que algún día se consiguiera es la justicia social en todos los sentidos: entre los sexos, en el trabajo, ..., es decir, dar a cada uno lo suyo, ni más ni menos.Lo has expresado muy bien en tu post, Curra. Bss:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mª Pilar, es que si lográramos erradicar las injusticias, de todo tipo, tendríamos una sociedad mucho mejor, pero para eso todavía nos queda mucho trecho por andar y mucha evolución que lograr, que aquí practicamos mucho el sálvese quien pueda.
      Besos

      Eliminar
  6. Solo puedo daros la enhorabuena y deciros que habéis tenido mucha suerte, yo si he sido discriminada por ser mujer, laboral y socialmente, en el único entorno en que me sentí en igualdad fué en el familiar y creo que a eso ayudó bastante el que mis padres solo tuvieran hijas, que de haber algún hijo la cosa hubiera sido, de seguro, muy diferente.
    En cualquier caso, creo que todavía queda mucho por hacer por la igualdad de derechos y el reconocimiento y respeto de las diferencias.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Inma, es cierto que es toda una suerte no haber tenido que sufrir problemas, ni zancadillas por el hecho de ser mujer.
      Cuando lo has vivido siempre te parece tan normal que te cuesta pensar que no siempre es así.
      Debe ser espantoso saber que te tratan peor por el hecho de ser diferente y en este caso de ser mujer. Pero ahí todavía queda mucho por aprender y mucha tela que cortar para que no nos sintamos " atacados" cuando nos encontramos con alguien diferente.
      La humanidad sigue siendo cainista y nos cuesta entender que los demás sean o piensen de otra manera. Confío que la educación y la evolución nos ayuden a mejorar.
      Besos

      Eliminar
  7. Buen post Curra, tu discurso me ha parecido muy interesante y estoy totalmente de acuerdo con el.
    Yo si he notado discriminación por ser mujer y he ganado menos que un compañero realizando un trabajo superior y he tenido que renunciar a parte de mi jornada para el realizar el mismo horario que yoy cobrar por tres horas más y además fui despedida por quejarme, totalmente injusto, pero no por ello me voy a poner espada en mano a intentar defender cosas que no me parece que se deban defender, creo que debemos tener igualdad, pero igualdad en condiciones, en derechos.....pero no por ello debemos comportarnos como hombres y perder nuestra feminidad.
    Nunca perdí mi feminidad ni mi ilusión y ganas de trabajar,por eso rápidamente estaba de nuevo trabajando y el hueco que deje en la anterior empresa se noto y todos notaron mi falta,aunque tarde se dieron cuenta de mi valía.
    Bufff, al final he sido yo la que he soltado un discurso.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias por soltar ese discurso y por contarnos tu propia experiencia. Si algo me gusta de estas entradas de opinión es que dan pie para que todas las que os apetece os expreséis y contéis lo que os parece mejor. Me encanta que el blog sea participativo y que todos nos sintamos a gusto en él.
      Creo que has captado perfectamente mi idea.
      Estoy por completo en contra de la discriminación por cualquier razón que no sean los propios méritos, pero no me acaba de gustar la forma de reivindicar que tienen las feministas, ni esa fórmula de pretender ocupar el lugar de los varones.
      Yo creo que lo bueno es que cada uno ocupemos nuestro puesto, el que nos corresponde por nuestra valía, con independencia de ser hombres o mujeres. Y cuidar y mantener lo que de bueno tiene la condición femenina que es importante.
      Besos

      Eliminar
  8. nice post...i agree with you
    Thanks for sharing

    ResponderEliminar
  9. Cuanta razón Curra!!!. Cosas que a la mayoría de nosotras aquí nos parecen normales, en otros países falta mucho para conseguir esa igualdad tan ansiada. Esperemos que, en no mucho tiempo y con la ayuda de todo el mundo, consigamos verlo.
    Muchos besos y feliz finde.
    Marita
    http://ganchilloyalambre.blogspot.com.es/2015/03/kasekuchen.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marita, tú eres joven y no lo viviste, pero yo recuerdo perfectamente cuando ser ingeniero como tú, era algo impensable para una mujer y no hace tantos años.
      Eso es una barbaridad de tamaño natural y afortunadamente parece que aquí, al menos está superada.
      Mil besos y feliz finde.

      Eliminar
  10. De acuerdo contigo. Nosotras hemos tenido suerte de nacer aquí, porque me sangra el alma cuando veo que en otros lugares todavía se considera a la mujer poco menos que algo que se puede menospreciar y tratar como algo sin valor, sólo por el hecho de serlo. Y desde luego la esencia de las mujeres es algo tan maravilloso, que debemos luchar por nuestros derechos, pero sin perderla nunca.
    Un abrazo fuerte y me ha encantado como siempre tu post.
    Feliz finde, nosotros aquí en Castellón comenzamos mañana nuestra semana grande de fiestas de la Magdalena, en las que por cierto las mujeres tenemos todo el protagonismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que lo de países como la India o muchos asiáticos donde entregan las niñas en matrimonio con poco más de doce años y las queman vivas a la muerte de su marido, pone los pelos de punta y nos hace reflexionar sobre la suerte de haber nacido y vivir aquí.
      Estupendo que estéis de fiesta y que las protagonistas seáis las mujeres, a disfrutar que es muy bueno

      Eliminar
  11. Excelente post. Ciertamente. somos afortunadas de vivir en una sociedad donde tenemos nuestros derechos más que afianzados, pero claro quedan las otras, esas mujeres que siempre estarán relegadas a la voluntad. de otros. Bueno, quizás dentro de muchos siglos, todo cambiará.
    Besinos, feliz finde!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Beatriz, no sé si será cuestión de siglos o de que todos nos impliquemos. Según parece las fundaciones que trabajan en muchos de esos países están logrando a base de microcréditos que las mujeres consigan una independencia económica y detrás de eso va la educación y el progreso.
      Ojalá sigamos avanzando por esa vía y no haga falta tanto tiempo.
      Besos

      Eliminar
  12. No estoy de acuerdo en competir con el hombre , yo creo que cada quien tenemos cualidades diferentes y eso nos hace el complemento perfecto,yo creo en hacer equipo.
    Aunque vivo en un país donde el machismo es recalcitrante, afortunadamente para mi ,no he sido víctima de esta situación, pero si lamentablemente en este país hay muchas mujeres que sufren de discriminacion ,bajos sueldos ,o despidos por estar embarazadas ,y la lucha por que esto cambie es continua. Y si Curra, ruego porque no se pierda,la escencia de la mujer , penosamente veo que nuestras jóvenes están un poco perdidas , tienen tantas opciones hoy día ,y no se quieren ver a futuro como sus madres. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pina, a mí me parece que hay una parte de la sabiduría de nuestras madres que nosotras hemos tirado por la borda y que la sociedad que habitamos está sufriendo.
      Durante siglos las mujeres fueron portadoras de los valores en que se sustentaba la sociedad y ellas eran quienes los transmitían. Con la incorporación de la mujer al mundo laboral parte de esa transmisión resultó imposible y por eso hubo valores que desaparecieron.
      Posiblemente en algún momento necesitemos rescatarlos y seguramente seremos las propias mujeres las que los recuperemos en bien de todos.
      Un abrazo también para ti

      Eliminar
  13. Pues a mi me parece q si en este país existe mucha desigualdad entre sexo y para nada quiero parecer un hombre, estoy encantada con el sexo q me ha tocado en esta loteria, (me imagino q si fuera hombre tb lo estaria) es algo en lo q no tengo ningún merito, pero si puedo decir q me he sentido discriminada por ser mujer, y aun mas lo he visto a mi alrededor tanto en el trabajo como en cualquier estamento de la sociedad, creo q no reparamos en ello, no creáis q hay q ir a países tan lejanos y yo si soy FEMINISTA y de eso si estoy orgullosa, pq es algo q he elegido yo y lo soy pq quiero, y pq quiero acabar con todas estas injusticias, y discriminaciones, precisamente hoy en todas los informativos se ha hablado bastante de ello, y el q no lo vea es pq realmente no quiere, aunque no lo sufra en sus carnes, y si, claro q hay otras muchas mujeres q la sufren, y en las grande ciudades vaya q vaya, pero si te metes en los pueblitos ya...

    Muchas mujeres dicen yo no soy feminista, solo quiero acabar con las desigualdades, ESO ES SER FEMINISTA, es una palabra q han intentado desprestigiar y q yo creo q tenemos q reivindicar y mientras no se acaben las desigualdades llevarla como bandera, yo quiero tener las mismas oportunidades q un hombre y mantener nuestras diferencias, pq eso es enriquecedor.

    Bueno y aquí lo dejo pq creo q me he pasado, no en lo q pienso ehhh, en lo largo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tranuila Maria. c que no te has pasado. Te limitaste a exponer tu punto de vista y eso no sólo es bueno, sino que nos ayuda a todas.
      Cada una tenemos una forma de llamarlo, pero si te das cuenta, todas creemos que es importante que no haya discriminaciones y que las mujeres no tienen por qué sufrir vejaciones por el simple hecho de serlo.
      Cuando hablo de feministas, me refiero a los grupos que consideran que todos los hombres son malos y que sus opiniones sobrevalorando a la mujer son las únicas posibles.
      No me gusta la guerra de sexos, pero tampoco tolero que nadie trate mal o vea inferior a una mujer. Me gusta pensar que la sociedad nos necesita a todos, hombres y mujeres formando un equipo y luchando por eliminar injusticias y tratar de encontrar la mayor equidad posible.
      Mil gracias por explicarnos tan bien tu postura, me ha encantado

      Eliminar
  14. En casa de mis padres se trataba diferente a mi hermano que a nosotras, el tenia otros privilegios en cuanto a tareas y horarios de salidas. Afortunadamente si nos permitieron estudiar y en mi casa somos todos iguales. Pero he tenido compañeras que no querían hacer turnos porque su maridos no querían que hicieran noches. Eso en este país, no quiero imaginarme en países donde las mujeres no son nada, se les casa siendo niñas y mueren en los partos porque su cuerpo no esta preparado. Soy mujer, tengo esencia femenina y soy feminista. Un besín Curra.
    http://www.solaanteelespejo.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad que la igualdad es algo muy cercano y que hace poquísimo tiempo era literalmente impensable que las mujeres pudieran dedicarse a otra cosa que atender su familia. Pero a pesar de que lo que te enseñaron era que los hombres tenían privilegios, tú no lo aceptaste y por eso no sólo has trabajado como toda una profesional, sino que en tu casa existe igualdad y Eladio tiene todo el aspecto de ser un marido y un padre de lo mejor y de ayudarte en todo lo que necesites.
      Mil besos

      Eliminar
  15. Hola Curra yo en la propia comunidad de madrid.tuve un jefe misógino que no trataba igual a los.empleados y todo el mundo miraba hacia otro lado, que por otro lado es más comodo hacer la vista gorda ante las injusticias, eso es algo propio de este pais, no estamos tan avanzados como quisiéramos, hay mucho que mejorar. Besos y buen finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto que hay cada ejemplar por ahí suelto que válgame Dios y el cielo.
      Y también tienes toda la razón en que nos hemos vuelto unos comodones y que no nos implicamos en las cosas, ni miramos del lado en que se están cometiendo verdaderas tropelías.
      Así nos luce el pelo y así tenemos el país como lo tenemos.
      En fin que será cuestión de ir aprendiendo también de esas experiencias negativas para no repetirlas jamás
      Mil besos

      Eliminar
  16. Un post muy diferente Curra, me han gustado mucho tus reflexiones. Un beso.

    ResponderEliminar
  17. Hola Curra, me siento afortunada porque nunca me he sentido discriminada, pero la verdad es que existe alrededor de nosotras. Creo que no puedo evitar ser un poco feminista y me reivindico en cualquier cosa que suponga una pequeña desigualdad. No me parecen bien las cuotas de mujeres y tener que ponerlas porque sí, entre otras cosas porque considero que hay mujeres muy válidas que pueden llegar por si mismas sin que tengan que poner ninguna clase de cupos. No me parece correcto que un hombre gane más solo por el hecho de ser hombre, si desempeñas el mismo trabajo debes recibir la misma retribución. De puertas para adentro creo en el reparto de tareas como la mejor forma de convivencia sin mirar si es masculina o femenina. No quiero aprender a poner un cuadro, porque prefiero hacer la comida, pero esto es cuestión de gustos. Besos Curra.

    ResponderEliminar