viernes, 13 de marzo de 2015

Contradicciones de la vida moderna


Vivimos en un mundo lleno de contradicciones.

La Restauración, con mayúsculas y aplicada a la cocina, cada día gana más enteros y convence a más personas para alegrarse la vida comiendo.





No hay revista de moda, canal de televisión o tertulia que se precie que no tenga un apartado especial para la cocina.



¿Habéis probado a contarle a algún amigo que vais a hacer un viaje, para ver lo primero que os cuenta?
Porque a mí en cuanto menciono el sitio donde voy a ir, me llueven recomendaciones de restaurantes buenos y de platos únicos.



En casa o fuera que parece que es más elegante.
Pero siempre deleitándonos con manjares exquisitos.



Parodiando la canción se podría decir que Comer es un gran placer.


Pero curiosamente, al mismo tiempo, las revistas de moda nos muestran imágenes de ejercicios infalibles para adelgazar y conseguir un cuerpo danone



Con Métodos que prometen poco menos que milagros.





Si pensamos con sensatez, parece que lo más sencillo y más barato sería comer menos y en casa.
Pero cada vez que lo intenté insinuar, me han mirado con tal cara de susto, que yo creo que todos han pensado que estaba loca.

Porque a pesar de que nunca fue tan importante, ni se supo tanto sobre lo saludable que es comer bien, con cabeza y con mesura, cada vez más asociamos comer fuera a reunirnos con amigos y disfrutar de lo lindo.

Y claro, nos apuntamos encantados a pasarlo bien,  aunque luego nos sintamos culpables por no llevar una vida sana y nos tengamos que machacar en el gimnasio para mantener la línea.

Como podéis suponer, yo soy la primera que caigo en la misma contradicción que la mayoría.


Pero no puedo evitar la sensación de estar siendo manipulada y entrar a favorecer unos intereses que no tienen nada que ver con los míos.




25 comentarios:

  1. Modern life is full of contraddictions...my doctor says that an adult person should eat little food to stay healthy, but it's very difficult resist to temptations!!

    ResponderEliminar
  2. Tienes toda la razón. Está claro que lo mas sano y además barato es comer en casa con ingredientes frescos, pero....presta tanto alternar!!!!
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo cada vez salgo menos, pero a veces es complicado hacer reuniones en casa si no tienes suficiente espacio.
      Julián siempre se rie y dice que con los años nos volvemos de la Cofradía del pincho de tortilla, porque todos lo hacen.
      Mil besos

      Eliminar
  3. Opino lo mismo. Yo la verdad es que ahora como menos fuera, cuando hago comidas familiares siempre es concomida casera, ya sea en una casa, en la finca o en áreas recreativas porque así los niños juegan, pero con amigos sí que solemos comer de restaurante, y cuando hacemos cualquier viaje o escapada siempre se prueba algo, es inevitable.
    Un besín y esta vida está llena de contradiciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gema, Julián es poco menos que de la liga anti hostelería, asegura que nos dejamos timar con una alegría tremenda y ellos se frotan las manos de la emoción.
      Desde luego lo de organizar encuentros caseros es una gozada
      Pero claro cuando estás fuera aprovechamos y hay que ver lo bien que se come en España.
      Besos

      Eliminar
  4. Buenos días Curra: estoy totalmente de acuerdo contigo y reconozco que siempre me ha gustado reunirme alrededor de una buena mesa y también digo, que yo no conozco a ninguna persona, supongo que existen, que tenga kilos de más, bueno, dejémonos de zarandajas, que estemos gordas sin comer más de lo necesario.
    Lo que ya no me apetece tanto es ir a restaurantes. Sinceramente prefiero hacerlo en casa.
    Como me daba pena el desconocimiento que mis hijos tenían de parte de la cocina tradicional española, hace más de cuatro años les propuse hacer el primer domingo de mes la comida con "Cocidos de las diferentes regiones de España", te aseguro que el éxito ha sido rotundo. Este año lo estoy haciendo, pero por provincias. Hemos descubierto una variedad maravillosa, por cierto, este mes nos tocaba Asturias y el menú fue : Gallina con fabes; merluza a la sidra y casadielles. Sidra natural asturiana. Un diez.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rosa, es que a medida que cumplimos años con nada que te pases engordas y al necesitar tan poco te pasas en seguida. Yo creo como tú que quien come poco no engorda,. pero con la de cosas ricas que se pueden hacer lo que pasarse la vida sacrificados para no engordar parece que no merece la pena.
      Tu idea me parece de lo mejorcito. Con la fama de cocinar bien que tenéis en el país vasco seguro que os dais verdaderos festines. Desde luego el menú asturiano es de los de toma pan y moja.
      Mil besos

      Eliminar
  5. yo como muy pocas veces fuera pero reconozco que darse una alegría de vez en cuando no está nada mal
    Eso sí, nos manipulan como quieren como bien dices

    Besinossss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fani, yo sólo como fuera cuando quedo con las amigas o tengo un compromiso. Soy de las que disfruto en casa y con los deliciosos guisos de mi tía Lola.
      Pero supongo que no todo el mundo tiene una Reina madre o una tía que les haga comiditas ricas y se tienen que conformar con lo de fuera.Mil besos y felzi finde

      Eliminar
  6. Tienes toda la razón, por un lado nos cuidamos en casa pero por otro es inevitable quedar con los amigos y cometer excesos. Asi es la vida, de todos modos con tantas cosas ricas que nos meten por los ojos es difícil no caer en la tentación! Un besin y buen finde.
    http://www.solaanteelespejo.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que la comida bien preparada es una delicia y resistirse cuesta.
      Así que buscaremos un ten con ten
      Besos

      Eliminar
  7. Tienes razón Curra, pero creo que si sabes comer sano y comes con cabeza también puedes salir. Me gusta comer, no lo puedo evitar disfruto un montón cuando saldo a cenar. pero también me gusta cocinar y suelo hacer comida sana, abuso del pescado y las verduras, para compensar, jajajajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mary, si te cuidas mucho en casa lo de salir no es tan peligroso, pero cada día resulta más complicado sustraerse a las mil tentaciones que nos meten por los ojos cada día y es que hay cada delicatessem...
      Mil besos y a disfrutar de esas fallas

      Eliminar
  8. Lo cierto es que disfruto comiendo, y mientras gozo de una buena mesa no pienso si tendré que añadir 10 minutos al ejercicio diario para digerirla. Me gusta comer y comer bien, en casa y fuera, cada circunstancia tiene su momento y la compañía es apropiada para una cosa u otra. Es cierto lo que dices de las contradicciones, pero la verdad es que entre degustar un plato que me apetezca y entrar en una talla determinada, elijo la primera opción si ninguna duda, luego ya veré si hago o no un esfuerzo...seguramente no, jajaja!!
    Besines Curra

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Inma, yo no creo ni que sea tan increíble la afición por la comida de la gente. Ahora la mayoría se muere por unas croquetas ricas y hay pocas cosas tan sencillas. Pero es que cada vez se quiere hacer menos esfuerzos en casa y la alternativa es siempre salir y comer mucho más de lo que realmente tienes ganas.
      No me parece tan importante entrar en una talla como no tener problemas en los huesos por tener que soportar un peso superior al que pueden, que los que nos pasamos mucho tiempo sentados solemos tener machacada la espalda y los que están de pìe, los piés y las rodillas.
      En todo caso los vascos siempre fuisteis amantes de la buena mesa.
      Mil besos preciosa

      Eliminar
  9. A.mi Curra todo lo que sea sentarme en la mesa y q me lo den.todo hecho me encanta, pero hacer deporte lo llevo fatal soy muy vaga, me.gustaria salir a correr que es de lo más sano, pero siempre me echo para atrás. Como más de lo q.necesito y a.veces sin hambre son las contradicciones de la vida.moderna,pues será. Besos y buen finde q.bajan las temperaturas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nines, a ver si me vas a salir como mi Tía Lola, que cocina de maravilla pero no le gusta nada y siempre dice que con tal de que se lo den hecho... Pero luego no para de poner peros y le gusta que sepa bien y no sea caro y por regla general si está rico cuesta un riñ´çon.
      A mío el ejercicio me viene genial para relajar la mente y de paso me pone a tono el cuerpo que tengo la espalda fastidiada de estar mucho sentada.
      Mil besos

      Eliminar
  10. Partiendo de que mi madre era excelente cocinera, y nos acostumbro,a que nos daba amor por medio de la comida, y ella siempre decía, que el amor entra por el estomago, y también , que para reunir a la familia, no había mejor motivación,que una mesa bien puesta, con platillos para todos los gustos , es muy difícil quitarse viejos hábitos.
    Aquí,todas las reuniones son en torno a una mesa, y pretextos sobran para deleitar al paladar con algunos gustitos culinarios, porque indudablemente comer es un placer, yo siempre estoy en contradicción ,por un lado quiero lucir en forma,y por otro nunca dejo de comer lo que me gusta,jajaja. Feliz fin de semana Curra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pina, es que la generación anterior era de las que consideraba que el corazón se alcanzaba a través de la comida.
      El refrán es claro: Comida hecha, conversación deshecha.
      Y es que en torno a una mesa es más fácil celebrar y sentirse bien.
      Lo que pasa es que si nos pasamos comiendo, además de engordar, nos sentimos pesados y empiezan los problemas con la tensión, el colesterol, el ácido úrico, el azúcar. Y claro renunciar a la calidad de vida también tiene lo suyo, así que habrá que buscar un término medio.
      Mil besos

      Eliminar
  11. Hola: estoy saturada de tantos programas, publicaciones, recetas... todo de cocina... No me creo que la gente con familias, trabajos y con nóminas no muy altas se pongan a cocinar como chefs en sus casas y a experimentar con las recetas... También lo de ir a restaurantes todos nos apuntamos pero al final siempre miramos los precios de la carta y nos dá un poco igual que el chef sea archiconocido...También la sociedad se pasa media año a régimen, y más en esta época, y si van a comer a fuera se supone que engordan más porque las comidas se alargan y la gente se salta las dietas... No soporto que me comenten restaurantes para ir a comer cuando comento que salgo de mi ciudad... Creo que más que contradicción es una moda y para mí absurda. Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Martas, yo tampoco me creo que haya tanta gente cocinitas. Entre otras cosas porque sales y escuchas ponderar entusiasmados unas croquetas o una tortilla de patata si las firma el cocinero de moda. Hace poco me enfadé con mis amigas. Estaban alabando una ensaladilla y aseguraban que era imponente. Les dije que cualquiera de ellas la hacía más rica y tuvieron que convenir en que tenía razón.
      Pero nos dejamos manejar de mala manera y pagamos pequeñas fortunas por cosas que no lo valen ni de lejos,... servidumbres de la vida en sociedad
      Mil besos

      Eliminar
  12. Nosotros no somos mucho de comer fuera, pero cada vez menos. Maridín, a pesar de lo que pueda parecer por nuestros viajes, es muy casero y yo casi que prefiero hacer lo que me apetece con tal de no pensar en coger coche o ver donde vamos.
    Además cuando cocino yo, se lo que lleva la comida y en la calle, que si el aceite, que si el pescado no es fresco y te lo cobra a millón.... en definitiva lo que ya todos sabemos.
    Muchos besos y feliz finde.
    Marita
    http://ganchilloyalambre.blogspot.com.es/2015/03/gitana.html

    ResponderEliminar
  13. Pues yo aunque sea un día nos gusta salir a cenar a mi pareja y a mi!!! y por supuesto a estas alturas de la vida no hago ni caso a las dietas milagrosas, ni a los gimnasios ni a nada que se le parezca, en la vida he i do a un gimnasio porque odio la gimnasia, e intentado ser coherente con lo que me gusta..., me gusta andar pero de forma normal y desde luego a los 58 años que voy a cumplir!!! me he dejado manipular muy poco en la vida.... y ahora... menos!!!!!! ja ja ja


    Besos

    ResponderEliminar
  14. Yo trato de llevar una vida equilibrada entre semana, pero luego llega el fin de semana y lo tiro todo por la borda. Pura contradicción, ja, ja, pero que sería de la vida si de vez en cuando no cayéramos en estas contradicciones. Un beso.

    ResponderEliminar
  15. Tienes toda la razón.
    Pero en un tiempo que vivimos totalmente consumista, lo que dices está totalmente mal visto. Es mejor gastar en platos, no ya construidos, sino descontruidos y luego volver a gastar perdiendo las calorías ganadas.
    En fin, una sinrazón.
    Bss.

    ResponderEliminar