viernes, 27 de febrero de 2015

Moda, clones y apariencias



Ayer leía en Trendencias un artículo de Nacho Sobrado  sobre los clones y los límites




Y también ayer, leía en Womenalia, otro artículo de Lourdes “Tu look habla”   en el que se quejaba de que nuestra ropa y nuestra forma de vestir no refleja lo que realmente somos y se dirige a crear una imagen falsa en los demás.



Los dos artículos me dieron qué pensar.



Es cierto que los diseñadores crean las cosas para su lucimiento y se supone que para las clientas de la casa que les paga - no creo que a los “grandes” les paguen mal precisamente -  Y que debe dar buena rabia que el modelo que te quedó tan ideal se vea copiado por una de las firmas “low cost” y lo lleve todo el mundo.


Pero la moda es precisamente eso, crear algo que guste tanto que todos lo quieran llevar y el hecho de copiarlo no es más que un reconocimiento a tu acierto y tu buen gusto a la hora de diseñar.

Si las casas para las que trabajan esos diseñadores – en este caso son Chloé y Valentino – quisieran que sus modelos sólo los llevaran el exquisito grupo de sus clientas, en lugar de acudir a las grandes pasarelas y de hacer las mejores campañas, se limitarían a vender en sus tiendas super exclusivas y pare usted de contar.



Pero las sandalias se convierten en objeto de deseo del gran público y más de una “fashionista” pagará los 995€ que pide la casa para tener las originales, porque por bien imitadas que estén las de Zara, nunca es lo mismo y sobre todo no aportan ese glamour y ese prestigio que da el poder acceder a una marca conocida.




Nuestras abuelas y nuestras madres ya acudían, figurín en mano, a su modista favorita para que les copiara y fusilara el modelo que había sacado Balenciaga, Dior o Chanel.

La diferencia entre entonces y ahora  es que al haber crecido la industria la copia no es artesanal, sino en serie.

Y si nadie copiara, dejaría de ser moda, para convertirse en algo diferente.




Y al hilo de esto y en relación a lo que dice Lourdes, de que nos vestimos para representar algo que no somos.

Yo creo que cada persona es un mundo y, hablo por mí, cuando llevo un clon, no pretendo parecer una millonaria que se gasta un 150% del salario mínimo interprofesional en unas sandalias. Me compro y me pongo la ropa que me gusta y pago por ella el precio que me parece lógico y que entra dentro de mi presupuesto.

No me visto para aparentar, sino para sentirme guapa, para cambiar de apariencia y para estar acorde con el sitio donde voy, con la función que represento  y con las personas con las que voy a estar.




El arreglarme me parece una forma de respetar a los que tengo al lado, de decirles que para mí son importantes y que lo que voy a hacer  es serio y voy a poner todo el interés.


Sigo siendo yo, aunque no lleve mi bata  blanca de falso terciopelo que es posiblemente el atuendo con el que me siento más cómoda y con el que sólo represento mi propio papel



Fotos: Webb, Vogue, Zara y Julián Herrero

30 comentarios:

  1. Hola!!!!!!!!!!1
    Estoy de acuerdo contigo.
    Cuando alguien compra un clon no es para aparentar ser millonaria es porque le gusta, o al menos la mayoría.
    Lo de la copia y las modistas me ha traído muchos recuerdos. Mi madre iba a una modista que era muy buena y ésta tenía una niña y le había hecho para ella casi todos los vestidos de Marisol, y no creo yo que pretendiese que la niña fuese artista, simplemente le gustaban esos vestidos.
    No creo que al vestirnos aparentemos lo que no somos porque incluso cuando se nos exige una etiqueta para cierto evento, por ejemplo, cumplimos el protocolo siguiendo nuestro gusto, procuramos no sentirnos disfrazadas, creo yo. Un besín y me gusta tu opinión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gema, es que yo creo que la moda es precisamente la repetición de algo. Y si hablamos de ropa, la de los diseños de los llamados grandes, porque nos gusta lo que hacen y por eso los hemos encumbrado.
      Si no fuera así, me parece que dejaría de ser moda.
      Y cada uno la adaptamos a nuestro propio estilo para vestir lo que la sociedad considera adecuado, pero sin perder nuestra esencia.
      Me alegra que pensemos igual.
      Mil besos y feliz fin de semana

      Eliminar
  2. Estoy totalmente de acuerdo, el bolsillo no llega para las de Chloe pero si para las de Zara, la ecuación es sencilla, me gusta Chloe pero solo puedo paga zara.

    http://mysecretshopping.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Encantada de conocerte y encantada con tu ecuación.
      No se puede explicar con más claridad, ni en términos más matemáticos.Y es que al final todo nos lleva a lo mismo, partamos de donde partamos. Me gusta mucho tu forma de expresarlo.

      Eliminar
  3. me encanta, exacto, coincido totalmente.
    1.- Me visto para mi misma, para verme bien y por el placer que eso me produce. Cualquier otra motivación acaba en errores garrafales
    2.-Arreglarse es una forma de ser educada

    Besitos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fani TT, si es que no hay nada como ser la Reina de Jatte para hablar con propiedad y decir verdades como puños.
      Eres un sol.
      Mil besos

      Eliminar
  4. Hola Curra, buenas tardes: No sé yo si contáis toda la verdad en eso que principalmente nos vestimos para vernos bien. Que consté que yo también pienso como tú. Pero al releer tu página me he dado cuenta de la ilusión que me hace cuando alguna amiga alaba la ropa que llevo, porque en general son las mujeres las que se fijan en el vestuario, los hombres, en general, nos encuentran guapas e igual te lo dicen, o feas, y mejor que no te digan nada. Hacía tiempo que no te visitaba, es que los chiquillos suelen tener vacaciones... y sus padres no. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rosa, no te preocupes por no poder visitar el blog, hay cosas más importantes y esas son las primordiales. Si hay que vivir el carnaval con los niños, se vive y se disfruta que en nada son mayores y ya vuelan solos.
      Tienes razón en lo que dices y más si quien habla, como yo, tiene un blog. Hay una parte de nuestra indumentaria que va dirigida a quienes nos ven y nos acompañan y pocas cosas se agradecen tanto como que te encuentren guapa y bien vestida. Levanta la moral a las nubes.
      Pero a lo que me refería es que no nos vestimos para interpretar un papel y para fingir que somos algo distinto de la realidad.
      La indumentaria es una tarjeta de presentación, está claro, pero también es una forma de adecuarte y adaptarte al lugar y las personas que te rodean, porque eso es parte de nuestra forma de relacionarnos.
      Al menos eso me parece a mí.
      Encantada de volver a verte, ya sabes que estás en tu blog y cuando quieras y puedas eres bienvenida

      Eliminar
  5. Hola: estoy totalmente de acuerdo con tu planteamiento de la moda y las copias... ya recuerdo a mi abuela con los patrones para imitar los diseños de los trajes que se hacía...
    No estoy de acuerdo con Lourdes cuando dice que nos vestimos para representar algo... no creo que si una de nosotros lleva un abrigo de piel de Zara crea que alguien va a pensar que lleva uno de piel auténtico... Soy de las que cree y defiendo que la ropa ''habla de nosotras''; comunica información de nuestros gustos y preferencias, pero una falsificación y un clon no nos hace aparentar más... por lo menos yo no me lo creería. Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marta, lo has explicado muy bien, nos vestimos en una forma que nos gusta. Y si nuestros gustos son influenciados y dirigidos en buena medida por los modistos y diseñadores, parece lógico que ejercitando ese gusto que ellos nos inculcaron busquemos algo parecido a lo que hacen.
      Y luego cada uno sabe hasta donde llegan sus intereses y sus posibilidades
      Nos vemos

      Eliminar
  6. Pues Curra, yo lo primero me visto por verme yo bien y estar a gusto conmigo misma. Y me visto adecuada a cada circunstancia. Pero si que vivi una temporada de gente que solo valoraba el tener el bolso con marquita y sino podía recurría a los clones.. Bueno cada uno es libre pero a mi si me gusta y me encuentro bien con ello me dá igual que sea un bolso de piel de un artesano de mercadillo
    Un beso y feliz fin de
    Gema
    http://brujuladeestilo.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gema, hay ambientes en que las marcas se valoran tanto que si no las llevas no eres nadie. Son una especie de signo de identidad del grupo.
      Pero en nuestra vida normal nos podemos permitir el lujo de no tener que recurrir a lo que otros deciden y nos ponemos lo que nos gusta y encontramos, claro está, que esa es otra

      Eliminar
  7. Que bonitas las botas, y son geniales desde luego. La clave no es aparentar algo que no somos, sino disfrutar de ese algo!! múa grande

    http://unchicomasenlamoda.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues Paco, ahí nos movemos entre lo que somos y lo que parecemos.
      Otro beso para ti

      Eliminar
  8. Totalmente de acuerdo contigo Curra, y las sandalias, mira que no me gustan nada, ni las unas ni las otras....

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí las sandalias de cordones que suben por la pierna si me gustan, pero esa especie de botas con apariencia de romana no me convence nada de nada.
      Prefiero el estilo de las segundas de Zara, pero sin la cremallera que cuando hace calor todo me sobra.
      Mil besos

      Eliminar
  9. Que razón tienes Curra, hay que vestirse para una misma, yo es que no pienso que la gente se compre unas sandalias de Zara queriendo aparentar que son de un gran diseñador, entre otras cosas porque el común de los mortales no sabe ni que existen. Yo hasta cuando llevo un clon perfectacmente fusilado digo que es una copia, pero si llevo un original también, jajajaja. Muy buen post Curra. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mary, es que los clones existen porque los originales nos gustan. Pocas veces son tan iguales como para pasar por ellos y además eso no son lo que en el argot de la moda y los blogs llamamos clones, eso son falsificaciones, que vienen del mismo sitio donde hacen los originales, pero no tienen todas sus características.
      En ese aspecto, me parece genial cuando dices que tú explicas que es falso, Yo también compro a veces en los mercadillos cosas de ese tipo y me encanta contar donde las compré y lo que me costaron.
      El llevar una marca, a mí, desde luego, no me hace ni una pizca mejor, ni me aporta mayor prestigio, así que salvo en cosas que quiero que me duren y necesito que tengan buena calidad, no me compensa en absoluto pagar el sobreprecio.
      Mil besos

      Eliminar
  10. Si que habrá personas que quieran aparentar lo que no son ,y que gasten una fortuna en artículos que no valen lo que cuestan, ni lucen agradables a la vista para el precio que pagaron, pero tal vez piensen que la satisfacción de llevar algo novedoso ,cuando nadie lo ha copiado todavía ,nadie se las quita, ve tu a saber,cada cabeza es un mundo.
    Yo personalmente primero me doy gusto a mi ,vistiéndome para sentirme bien , a mi gusto y a la altura de las circunstancias , y de mi bolsillo,si me gustaría que hubiera en las tiendas un abanico más amplio de opciones para mujeres de mi edad, a veces veo unas telas preciosas con unos diseños espantosos ,y pienso que no se ponen las pilas,jajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pina, en España, al menos, hay ambientes donde las marcas son un valor y una especie de signo de identidad. Las usan como símbolo de pertenencia.
      En Madrid, por ejemplo hay sitios donde restringen la entrada y los porteros saben a ojo quien lleva algo auténtico y quien una copia y sólo dejan entrar a los primeros (eso dicen, yo nunca lo comprobé, entre otras cosas porque no voy a ese tipo de locales).
      Son personas que valoran más el poder adquisitivo y el estatus que lo que es la persona en sí y que se quieren rodear de triunfadores. Luego, en la práctica, la mitad son unos inútiles que viven a costa de otros, pero a ellos les encanta ese mundo.
      De diferente manera, eso mismo pasa en más sitios y las revistas y en parte también los blogs, quieren hacernos creer que para ser alguien, tienes que tener ropa y objetos de lujo.
      Son cosas que cuestan muchísimo más de lo que valen, pero que convierten en objetos de deseo y hay toda un industria detrás de esas maniobras.
      Está claro que a quien pague los 995€ que valen las sandalias originales, no le hará gracia que haya una plaga de copias, pero a la vez en su ambiente, todos sabrán que tiene ese dinero y se lo puede permitir que es en el fondo de lo que se trata.
      Estoy segura de que tú te vistes para sentirte bien y creo que uno de estos días hablaré sobre el tema de lo que las tiendas traen y lo que nos podemos poner, que no siempre es lo que más nos apetece.
      Mil besos

      Eliminar
    2. Si si aquí también existe todo eso que me mencionas ,como no .
      Un abrazo y muy feliz fin de semana.

      Eliminar
  11. A mí me da igual si una prenda es original o copia, lo que me importa realmente es si me gusta o no. Otra cosa son los acabados y la calidad de la prenda, eso si lo miraba más y me he dado cuenta de que ahora podemos comprobar en las etiquetas que todo está confeccionado en Asia, tanto originales como copias y con acabados similares. En cuanto al diseño, no se si el diseñador puede revindicar derechos de autor, claro que entonces se tendrían que pagar a si mismos o a sus antecesores y dejar de "refrescar" temporadas pasadas para crear algo realmente nuevo.
    Al final, la entrada de hoy daría para muchos temas a debatir, desde la imagen propia a los derechos sobre la creación, pasando por la economía de mercado, todo un mundo de algo que en principio -y no lo es- puede parecer tan banal como la moda.
    Besines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Inma, tienes toda la razón. De la entrada de hoy podríamos sacar varios debates, aunque parece que casi todas pensamos lo mismo.
      No quise contar lo de las etiquetas en la entrada para dar lugar a que apareciera en los comentarios y me alegro que tú lo hayas traído a colación.
      Todo se hace en Asia y casi siempre con los mismos acabados, así que pagar más por una marca, obedece en la mayor parte de los casos a un snobismo que para algunos tiene sentido, pero que los que no estamos en ese círculo, no acabamos de entender.
      Si no pagas una mayor calidad, no tiene la menor lógica.
      La industria de la moda crea necesidades para vender más. Parte de esas necesidades tienen que ver con las marcas de lujo. Y se nos trata de convencer de que si nos compramos un bolso de LV y lo personalizamos con nuestras iniciales, seremos especiales y perteneceremos al club de los elegidos.
      La realidad es que si les hacemos caso habremos pagado por un bolso de plástico cinco veces el precio de uno de piel bien curtida. Y es sólo un ejemplo.
      Respecto a lo que dices de los posibles derechos de autor, tienes toda la razón. Llevamos viendo lo mismo una y otra vez y nos quieren convencer de que es nuevo.
      Desde luego los nuevos creadores, o son estrafalarios al máximo o donde no "se inspiran" en lo que ya hay.
      Así que trataremos de comprar lo que nos guste, que entre en nuestro presupuesto y que no se nos caiga a pedazos a las primeras de cambio.
      Besos y buenas noches

      Eliminar
  12. W tym czarno białym zestawie wyglądasz fantastycznie:))))Pozdrawiam serdecznie:))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Renia wydaje , że gladiatora sandały zamiar zobaczyć dużo tej wiosny.
      Pozdrawiam

      Eliminar
  13. como la mayoría de vosotras me arreglo y me visto para sentirme bien yo, no para aparentar y desde luego no pago ni loca casi mil euros por esas sandalias ni por otras piezas con precios desorbitados y solo para algunos bolsillos privilegiados. Tampoco creo que por llevar algo de ese valor me haga sentir mejor, mis amigos me valoran por mi misma no por lo que valgo! Un besin.
    http://www.solaanteelespejo.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  14. Hola! Tienes razón las ideas o tendencias surgen de un diseñador y pasado un tiempo se copia como clones! Hasta que finalmente todo el mundo lo lleva en la calle... Así de caprichosa es la moda!
    Un beso

    ResponderEliminar
  15. Gladiatorki pewnie będą modne. Ty wyglądasz jak zawsze rewelacyjnie. Pozdrawiam.

    ResponderEliminar
  16. Creo que el verdadero estilo en el vestir es elegir aquello con lo que nos identificamos,con lo que nos sentimos cómodas y nosotras mismas.Lo que nos va bien.Lo que nos sienta.Me da igual un modisto/a que otro.El caso es que me sienta yo misma con mi atuendo.
    No me gusta la ropa ni complementos como bolsos ,pañuelos etc con los anagramas del estilista que los creó,pues para hacerle publicidad ,la verddad,deberia pagarme el a mi,asi que nada.
    Tampoco me gustan los uniformes ni los clones de alguien que ha gastado tiempo y dinero para poder sacar una colección en condiciones.Me parece una usurpación gratuita de mal gusto,la verdad.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. La ropa no nos lleva ,al contrario ,nosotros llevamos la ropa.
    Hay que ser muy superficial para pensar que un traje de Chanel te convierte en "tres chic"en un plis plas.Cuando se abre la boca se detecta al segundo.
    ....y fin..

    ResponderEliminar