viernes, 20 de febrero de 2015

La felicidad al alcance de la mano



Parece que en esta sociedad en que vivimos ser feliz es una obligación que todos tenemos y que el que no la cumple, ni logra el ansiado bienestar es una especie de ciudadano de segunda.




Se nos dice que,  como no sabemos la forma de conseguirlo, si necesitamos ayuda podemos tirar de todo tipo de profesionales.


Entrenadores personales, coach, psicólogos de cabecera, personal shopper, asesores de imagen…
Publicaciones, libros de autoayuda, conferencias… también pueden ser otra fórmula.


Porque  el mensaje que llega es que si no somos felices, es porque no queremos.





Y tengo la sensación de que hay un gran mito y un montaje estupendo detrás de esa fórmula de la felicidad al alcance de tu mano.







Porque junto con la idea de cada uno puede gobernar su vida como quiere, también nos llegan mil fórmulas para alcanzar el triunfo y ser tan bueno como el mejor.

Desde la teoría de que el secreto está en desear lo que anhelas con todas tus fuerzas porque la atracción lo hará llegar hasta ti, hasta las teorías particulares de cada gurú.
Parece que lo que necesitamos es encontrar la clave que se adapte a nosotros mismos para que sea el talismán que nos lleve a ese estado idílico.




Y  yo creo que ese estado fantástico de felicidad no existe.

De un lado porque resulta infantil y contradictorio, querer ser feliz en medio de una sociedad en crisis.

No hablo tanto de la económica, que tiene lo suyo, como de que nuestro mundo occidental está un tanto perdido.

Nuestra cultura está desapareciendo, buena parte de los valores en que creíamos se están cuestionando y cada vez tenemos menos certezas en qué apoyarnos.

El individualismo es tan fuerte que terminamos por sentirnos solos y en la mayor parte de las ocasiones  no nos atrevemos a decir lo que pensamos, porque es políticamente incorrecto.




Y por otro porque la felicidad no es un estadio permanente. Es algo que tiene mucho que ver con la madurez,  la sensación del deber cumplido y con encontrar nuestra misión en la vida.





Los blogs de moda también son una especie de escaparate de la felicidad.  

Las grandes bloggers nos enseñan lo felices que son viajando y viviendo una vida de lujo, vestidas con la ropa y los complementos de los mejores diseñadores.

Pero nadie nos cuenta que trabajan muchísimas horas, que en la mayoría de los casos no pueden elegir la ropa que se ponen, ni siquiera el aspecto que quieren mostrar, porque se deben a las casas que hay detrás de ellas.

 Que viven cada día en un sitio y que seguramente cuando se despiertan en la habitación de un hotel de lujo desearían poder estar tranquilamente entre las sábanas de su cama sin necesidad de madrugar y poner su mejor cara en las fotos que le van a hacer.





Así que no me apunto a la receta de la felicidad, prefiero estar simplemente tranquila, disfrutar con lo que tengo y hasta donde pueda, echar un cable para conseguir que el mundo en que me muevo sea un poco mejor 



Fotos: Julián Herrero . https://www.flickr.com/photos/konieq

35 comentarios:

  1. vaya, una gran reflexión. Coincido contigo en que la felicidad no es un estado permanente...para mi es la suma de momentos felices aquí y allá que al final pesan más que los otros.
    Puede que haya parte de montaje en la búsqueda de la felicidad pero yo quiero verlo desde otra óptica y pensar que más allá de los que se aprovechan de ello como de otras tantas cosas esa búsqueda es volver a encontrarnos con nosotros mismos. Estamos perdidos en un mundo más perdido aún, un mundo expuesto, siempre hacia afuera, para mi esa búsqueda es pararse, respirar hondo y mirarnos por dentro, descubrirnos y por qué no? mejorarnos...en un mundo que vive deprisa no se busca perfeccionarse. No hay tiempo para ello. Esa búsqueda de la felicidad es la búsqueda de la paz con uno mismo, de intentar corregir lo que no nos gusta y reconciliarnos con el resto. Fin de la cita que vaya rollu a estes hores jajaja

    Preciosas fotos y precioso texto Currita

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fani TT, tienes toda la razón, cuanto más nos encontremos con nosotros mismos, cuanto más nos conozcamos y menos queramos vivir para otros, más posibilidades tenemos de ser felices.
      Como tú, creo que más que felicidad plena, hay momentos felices y la suma de esos momentos es lo que nos hace encontrar sentido a la vida.
      Mejorar nosotros y tratar de mejorar nuestro entorno tiene muchas más papeletas para hacernos sentir bien que la mayoría de las recetas que nos venden.
      Así que vamos a seguir con ello que seguro que nos vendrá bien.
      Mil besos y feliz finde

      Eliminar
  2. Bonitas reflexiones Curra, yo creo que la felicidad es eso estar tranquila contigo misma, hacer lo que te gusta y estar bien con los que te rodean, los más cercanos, la familia. Por que de los que no están tan cercanos no puedes estar a bien con todos por mucho que lo intentes..que ya vendrá uno a hundirte el dia. Por eso creo que lo mejor es eso estar bien con uno mismo, para mi la felicidad son pequeños momentos en que todo encaja
    Bonitas fotos Curra
    Un beso
    Gema
    http://brujuladeestilo.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha gustado mucho tu definición: Pequeños momentos en los que todo encaja.
      Qué bien, ahora a hacer el puzle que nos va a sentar de miedo.
      Mil besos

      Eliminar
  3. Yo creo que la felicidad permanente no existe, pero sí que hay muchos momentos de felicidad. Yo ahora mismo estoy en un mal momento personal, pero hasta hace muy poco me consideraba feliz porque aprovechaba los pequeños momentos, y espero volver a sentirme feliz.
    Sí que es cierto, y me lo decías ayer en el blog, que nos hemos vuelto muy individualistas, solo pensamos en nosotros mismos y eso...uffff mala cosa.
    Respecto a coach, libros y demás, yo nunca he creído en nada de eso aunque sí que tengo un libro que me inspira para no rendirme, hice un post hace tiempo, de uno de los supervivientes de El milagro de los Andes. Pero me inspira para superar cosas, para ser feliz no hay que recurrir a libros, hay que valorar lo que se tiene, saborear los buenos momentos que nos regala la vida y recordar con cariño lo que ya no ha de volver. Creo que eso es la felicidad.
    Un beso y como siempre una reflexión muy buena, y un texto genial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gema, pues yo si creo en los coach, los psicólogos y los profesionales.
      No es que piense que tienen la llave de nuestra felicidad, pero muchas veces nos ayudan a salir de los círculos viciosos en los que a veces nos encerramos y que nos llenan de tristeza.
      Desde luego yo tengo buenas experiencias al respecto y he aprendido mucho de mí misma gracias a la ayuda de terceros. Cosas que nunca me había planteado, que repetía por pura rutina y que me hacían infeliz, dejaron de ser un obstáculo para mi vida gracias a la ayuda de especialistas.
      Otra cosa es que haya que distinguir y que no sea oro todo lo que reluce. Pero profesionales fabulosos, gracias a Dios, los hay y muchos.
      A lo que yo me refería en parte es a esa especie de sensación de que necesitamos sentirnos felices siempre y que para lograrlo tenemos que comprar lo que nos venden o imitar a los que nos proponen. No, por ahí no, la felicidad depende de nosotros y de ser capaces por un lado de conocernos bien y de otro de dejar de mirarnos el ombligo, porque por mucho que nos quieran convencer, ninguno somos el centro del mundo.
      Mil besos

      Eliminar
  4. Totalmente de acuerdo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias. Es muy agradable encontrarse con personas que piensan de la misma manera.
      Feliz fin de semana

      Eliminar
  5. Yo creo que la felicidad total no existe, la vida esta hecha de luces y sombras para todo el mundo, pero independientemente de esto, de los sicológos que ayudan a esto y de los coach tan de moda, por otra forma buena manera de sacarle el dinero al prójimo, creo que no hace falta!!! es necesario mirar más en ti mismo, en lo que tienes y mirar a tu alrededor, también creo que es cuestión de carácter, esto lo creo sin ninguna duda, hay personas que tienen muchos altibajos con todo, otras que tienen un profundo descontento también con todo y por más que tenga y por más que se arreglen las cosas siempre encontrarán otro descontento para lamentarse de lo desgraciadas que son, es como ver el vaso medio lleno o medio vacío, pero pienso que en esto de la felicidad como en el tema de la autoestima influye mucho, mucho, mucho, el carácter de cada uno.... que es algo tan personal, hay gente que es positiva y otra lo contrario, hay gente que irradia luz y otros oscuridad, independientemente de todo y esto no se puede evitar!!!

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Reme, la felicidad total yo creo que no existe tampoco, y coincido contigo en que la vida está hecha de luces y sombras.
      Otra cosa es cuando nos encerramos en un pesimismo a ultranza o en una fórmula aprendida de vida que no sólo no nos ayuda, sino que nos hunde en la miseria. Para esos casos los profesionales son estupendos y te ayudan a relativizar y a aprender nuevas formas de funcionar.
      Estoy de acuerdo en lo que dices de que si miras lo que tienes puedes encontrar la forma de sentirte bien, y por supuesto en que hay quien no termina de ver el vaso medio lleno aunque esté casi al borde, porque le encanta quejarse.
      Cada uno tenemos nuestra propia forma de ser, pero yo sí creo que se puede cambiar y que si te ayudan aprendes a salir de los problemas que tú mismo te creas.
      Mil besos y mil gracias por reflexionar con nosotros, es todo un placer.
      Feliz fin de semana

      Eliminar
  6. Así pienso yo, la felicidad son momentos, lo demás es un mito inventado por charlatanes que se dedican a venderte la moto............ Y con la que está cayendo, si se tiene un mínimo de sensibilidad no se puede estar feliz permanentemente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Teresa, a esa conclusión es a la que yo llego también.
      La felicidad permanente no existe y en un mundo como el nuestro mucho menos. Pero enseñarnos la zanahoria de la dicha completa y decirnos que si compramos, o hacemos, o pagamos... la vamos a conseguir no deja de ser una táctica excelente para conseguir que gastemos y nos esforcemos en la línea que a ellos les interesa.
      Y no cabe duda de que lo hacen muy bien.
      Mil besos

      Eliminar
  7. Respuestas
    1. Muchas gracias. A mí me gustan mucho también, son de los paseos de Julián que le gusta llevar la cámara pequeña y sacar lo que ve.
      Mil besos

      Eliminar
  8. geniales las fotos Curra!
    Y que gran reflexión. Dicen que la felicidad no necesita testigos, que se basta a sí misma. Y creo que es verdad. Tampoco hace falta ir presumiendo por ahí de lo felices que somos.
    Cuando somos realmente felices se nos nota.

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, basta vernos la cara. Ya además es mucho más favorecedora que el mejor maquillaje, con lo que aprovecharemos los momentos que nos llegan para sacarles todo el jugo.
      Mil besos

      Eliminar
  9. Hola Curra las.fotos, son.fantasticas y teniendo empatía y siendo menos egoístas y mejores personas a lo mejor podemos ser.mas.felices cada dia,.todo es.cuestión de proponerselo una no.crees? Buen finde, aqui antes hacia.sol y.ahora esta nublado veremos!!!!!Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nines, es verdad que la empatía y la falta de egoísmo son dos de las mejores recetas para sentirse bien. Porque en el fondo no es más que tratar de ser mejores personas y cuando somos buenos y nos sentimos cerca de los que nos rodean, parece que no necesitamos nada más.
      Así que me apunto a proponérmelo cada día y esforzarme en hacer las cosas bien.
      Aquí no para de llover en todo el día y lo peor es que anuncian igual para todo el fin de semana. Habrá que aplicarse aquello de al mal tiempo buena cara.
      Mil besos

      Eliminar
  10. Hola Curra, no comparto lo que dices porque creo que tu última frase expresa lo que para ti es la felicidad. No soy nada partidaria de ir contando penas por el mundo, no me gusta y trato de no hacerlo, si me quejo intento hacerlo con sentido del humor y odio los lamentos. Creo que en determinados momentos un profesional te puedo ayudar sobre todo a despejar las cosas negativas que a ti te hacen daño y sólo a ti. Evitar las cosas que te perjudican creo que es un acierto y la felicidad de cada uno es la que cada uno se quiera crear y le hace feliz. Creo que tu con tus cosas eres igual de feliz que la bloguer que viaja y lo hace porque es su gusto.Si no lo hace a gusto que deje su trabajo y se dedique a otra cosa. Cuando me preguntas como estoy siempre digo que "bien" es mi seña ante el día. Siempre pienso que va a ser el mejor, lugo hay cosas que la fastidian pero tengo que conseguir que cada día esas cosas que fastidian me afecten menos.

    Después del discurso mil besos y a ser feliz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mary, lo de inspirar lástima y pasarse la vida contando penas vale para quien le guste - que hay quien se siente la mar de identificado con esa imagen de valle de lágrimas- pero me alegro en el alma de que tú no seas de esas.
      Me encanta el optimismo que irradias y las ganas que parece que le echas a todo lo que haces.
      Cuando hablaba de las bloggers me refería que nos presentan un mundo idílico y lleno de felicidad, pero no necesariamente es verdad. Es posible que estén felices, pero no es tan fácil como parece, ni la mitad de divertido que nos lo presentan. A eso me refería.
      Y lo de " empeñarte" en estar bien, me parece un buen método, hay mucho de lo que nos molesta y se nos atraganta que tiene que ver con nuestra propia actitud, así que enhorabuena por ser tan positiva.
      Mil besos

      Eliminar
  11. Desde luego, lograr ser feliz al cien por cien es tarea difícil. Yo creo que la felicidad son instantes de nuestras vidas, que varian en intensidad. Sin pedir cosas casi imposibles como la paz mundial, o que se acabe la crisis económica, cada persona vivimos esos momentos de manera diferente, para mi por ejemplo (como creo que lo será, para la gran mayoría) mis momentos de felicidad los paso con la gente que quiero o cuando los veo felices y que están bien y con salud. Pero también me hacen feliz, esos detalles menos trascendentales, como ver una serie que me guste, leer un libro, ojear una revista, o.....seguir un blog como el tuyo que te aporte ideas y te haga vivir momentos agradables. Por eso todo aquello que ayuda a sobrellevar el día a día con ilusión hay que seguirlo a rajatabla.
    Un abrazo, y feliz finde,
    Mariela

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta tu aportación Mariela, esos momentos en que nos encontramos con cosas que nos proporcionan placer y que sin ser grandes cosas nos hacen la vida más agradable son parte de la esencia de la felicidad. Y es importante seguir a rajatabla las recetas que nos ayudan a sentirnos bien.
      Porque tal como dices, las cosas que nos llenan de felicidad son casi siempre las mismas y coinciden en la mayoría.
      Un abrazo fuerte y mil gracias por unirte a la reflexión
      Feliz fin de semana

      Eliminar
  12. Creo que la primera dificultad a la hora de hablar de la felicidad es ponernos de acuerdo para definirla, porque esta palabra, como cualquier otra, significa algo diferente para cada uno de nosotros.
    Incluso tiene diferentes significados en el tiempo vital de las personas. Te aseguro que muchas de las circunstancias que me hacían feliz hace 20, 30, 40 años, hoy en día, para mí son totalmente irrelevantes y supongo que dentro de unos años me serán indiferentes las circunstancias actuales.
    Sólo me atrevo a decir que en la actualidad me siento feliz y asocio ese bienestar a un estado, a una sensación de tranquilidad, de placidez, de no ansiar nada más de lo que tengo, ni ser otra cosa que lo que soy y sin embargo, cuando era joven, nunca hubiera definido la felicidad como un estado, sino como instantes de alegre explosión emocional.
    Al fin, la edad serena y cambia muchas cosas y en este sentido para mí ha sido un cambio positivo.
    Gracias por hacerme meditar un poco sobre este tema. Mil besos corazón

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón Inma, me encanta tu punto de vista.
      Cada uno entendemos la felicidad de una manera y en cada momento el concepto puede variar.
      Mi idea de la felicidad también ha cambiado con el paso de los años y la madurez.
      Y me alegro infinito cada vez que te escucho decir que te sientes feliz en este momento de tu vida. Alcanzar ese equilibrio forma parte de la madurez y de la sabiduría y no todo el mundo lo consigue. Así que enhorabuena por llegar a esa meta y adelante hacia la siguiente.
      Es todo un placer reflexionar con todas vosotras, leer vuestras aportaciones y darme cuenta de que " El capricho..." es algo más que un blog de moda.
      Mil besos y mil gracias por todo

      Eliminar
  13. Respuestas
    1. Dziękuję bardzo Barbara.
      Cieszę się, że się podobają
      Pozdrawiam

      Eliminar
  14. Ay Curra, es todo un tema , creo que tenemos la mala costumbre de vivir en la queja constante , despilfarramos nuestro tiempo en preocupaciones inútiles, buscamos la felicidad afuera cuando deberíamos cultivarla dentro del corazón, creo que si viviéramos mas en el aquí y ahora, a plenitud y con alegría ,si que tendríamos la felicidad al alcance de nuestra mano ,tomando en cuenta que se vive una sola vez en la vida ,Ay pero como cuesta aprender a vivir ,verdad ?
    Mención aparte a los momentos en verdad tristes ,donde hay enfermedad y o muerte de un ser querido,claro está. Me re encantaron las fotos,pintare alguna al Oleo. un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pina, es verdad, nos quejamos a todas horas. Yo creo que en parte lo de la queja tiene que ver con esa concepción del mundo como un valle de lágrimas y nos fijamos mucho más en lo que nos falta y deseamos que en lo que en realidad tenemos en abundancia.
      Aprender a vivir es todo un arte y nos suele llevar toda la vida. Y tienes toda la razón, me has recordado al cuento que recoge Bucay entre sus relatos de que el diablo escondió al hombre la felicidad en el único sitio donde nunca la iba a ir a buscar que es en su propio interior.
      Y también es cierto que la tristeza está en mil circunstancias dolorosas que nos pueden afectar a todos. Pero hay mil inventos de farmacia para hacernos salir de ella. No está bien visto estar triste y parece que todo nos invita a superar el dolor casi de manera inmediata, y claro pasa lo que pasa y quedan heridas sin cerrar porque no supimos llorar a tiempo, ni bastante.
      En fin que hablábamos de felicidad y yo creo que si nos paramos sabemos lo que tenemos que hacer para encontrarla.
      Mil gracias por los ratos de felicidad que me traen tus cariñosos comentarios
      Besos y feliz finde

      Eliminar
  15. La felicidad son pequeños momentos, a estas alturas yo me conformo con estar bien, sentirme a gusto con la vida y disfrutar de mis pequeñas cosas. Cuando miras todas las desgracias que suceden a diario no puedes sentirte feliz porque esas cosas no dejan indiferente a nadie. Me encantan las fotos, un besín.
    http://www.solaanteelespejo.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón. Hay mil circunstancias tristes y dolorosas que no nos dejan indiferentes, sabemos que las superaremos, pero a veces el camino conlleva muchas lágrimas y mucho esfuerzo.
      Con todo tu actitud de conformarte con lo que te llega me parece inmejorable y de las que ayuda de verdad a sentirte bien.
      Un abrazo

      Eliminar
  16. Puede ser que la felicidad individual esté ligada a la colectiva.No se puede vivir sabiendo de los grandes padecimientos del mundo ni de la exclusión de ningun ser humano por el simple hecho de serlo.Tampoco es un estado mental ,porque seriamos imbeciles.Mas bien me inclino a pensar que está ligada a la paz interior y en la satisfacción que hay en darse a los demas.No porque si das recibes ,sino en la mera dicha de regalar un estado de ánimo estimulante a nuestro prójimo(próximo).
    Muy buena reflexión.Inteligente y profunda.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto que la felicidad individual está ligada a la colectiva. En un mundo donde la tragedia nos llega en forma de noticias casi cada mañana, hay que tener mucho cuajo o mucha inconsciencia para volver la espalda y sentirnos felices.
      Pero tal como dices, cuando logras alcanzar una buena dosis de paz interior y cuando sientes esa alegría de compartir parte de lo que a ti te ha llegado de manera gratuita y vives como un don. Entonces te das cuenta de que tu vida tiene sentido, de que formas parte de algo mucho mayor que tú. Y luchas por crear un orden y unas formas que permitan que todos alcancen esa misma alegría que a ti te llega.
      La felicidad nunca es individual y si no eres capaz de compartirla posiblemente no te sirva de nada.
      Mil gracias por tu comentario tan lleno de sentido y de luz.
      Otro abrazo para ti

      Eliminar
  17. Que fotos tan bonitas! Un post genial con mucha razón.

    Un besito

    http://ametsstyle.blogs.elle.es/

    ResponderEliminar
  18. Happiness is fleeting and it depends on us whether we feel happy, I also try to enjoy with what I have and do not look for nothing more :) wise words you write ... best regards

    ResponderEliminar
  19. Te zdjęcia to arcydzieło! Przepiękne!!! Jestem pod wielkim wrażeniem.

    ResponderEliminar