jueves, 8 de enero de 2015

La nueva forma de comprar en rebajas

Ayer comenzaban oficialmente las rebajas y esta mañana muchos de los periódicos locales se hacían eco de la pérdida de fuerza de esta institución tan arraigada en el mundo de la moda.







Yo creo que no es cierto  que ya no vayamos de rebajas, pero sí es un hecho, que la forma de comprar ropa ha cambiado.

Durante años la ropa en general era  tan cara que salvo cuatro privilegiados con mucho dinero, el resto más que comprar invertíamos.



Procurábamos hacernos con prendas clásicas, de buena calidad y que nos duraran para conseguir ese fondo de armario del que tanto se habla en los blogs y si queríamos algo más de moda, nos arreglábamos con una modista apañada, con la costurera de casa o con la madre o la tía “manitas” que nos hacían la ropa a medida.

A medida que fueron apareciendo las tiendas de bajo coste y los precios fueron bajando, nuestros armarios dejaron de tener un fondo para multiplicarse – en mi caso por cinco- y  la mayoría dejamos de invertir para gastar.
Ya no necesitamos que la ropa tenga una calidad excelente, entre otras cosas porque se pasa de moda mucho antes de gastarse y porque en lugar cuatro cosas clásicas, tenemos a nuestro alcance casi todas las que nos gustan.



Ahora compramos barato todo el año y las rebajas sólo nos sirven para caprichos pasajeros o para conseguir a menos precio las cosas que siguen siendo inasequibles para la mayoría.

El bolso bueno, los zapatos que nos gustan, el abrigo de paño, ese complemento caro que nos apetece, pero que preferimos pagar un poco menos. Y para los amantes de las marcas alguna prenda que encuentren a buen precio.


Las grandes cadenas, apenas bajan precios y las verdaderas gangas se consiguen al final de la temporada cuando casi no queda tiempo para ponerse la nueva adquisición.

Por eso ya no hay grandes colas, ni las aglomeraciones típicas del día siete de enero son lo que eran.
Las rebajas no han muerto, pero se han transformado del mismo modo que las compras en sí.




Fotos: Marquez@



27 comentarios:

  1. Tienes toda la razón. Ayer tuve que ir a un centro comercial a cambiar la talla de un regalo de Reyes y al ver la poca gente que había, mi marido y yo llegamos a esta conclusión, ahora la ropa normal es asequible siempre y la gente ya no espera a rebajas excepto para alguna prenda concreta, y esas no suelen estar en tiendas de aglomeraciones.
    Me gustan las fotos que pones, me recuerdan momentos muy buenos. Besos guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gema, es que la mayoría ya no invertimos en ropa. Ya no merece la pena porque no nos aporta el beneficio que antes conseguíamos y por eso no buscamos las rebajas.
      Además, como bien dice Inma, internet ha revolucionado el mundo de las compras y decidir desde tu propia casa y la hora que mejor te venga es la mar de apetecible, aunque para mí no tiene el aliciente de poder tener las cosas en la mano y sentirte rodeada por ellas.
      Me alegra que te gusten las fotos, son de ayer por la tarde.
      Mil besos

      Eliminar
  2. Creo que tienes razón en que ahora ya no invertimos, ahora gastamos, pero que algunas cosas si que merece la pena. Siguiendo ese criterio, ayer me hice con un bolso que había "fichado" en Massimo Dutti, casi a mitad de precio y la verdad es que la tienda estaba llena y tuve que hacer cola para pagar durante 20 minutos.
    Si lo hubiera encontrado en la web de la marca no hubiera ido a la tienda, que ese es otro de los grandes cambios en la forma de comprar.
    Mil besos.
    PD. Con los cambios que has hecho en el blog, las paginas son mas anchas que la pantalla ¿me pasa solo a mí?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo solo tenía fichado uno de los abrigos "caros" de Zara, pero no llegó a rebajas con lo que de momento todavía no me estrené.
      A pesar de los cambios y de lo que dices de internet, que se merece otra entrada a parte, a todas nos gusta pagar menos por las cosas que nos gustan y si las tienen rebajadas la verdad es que no tiene sentido pagarlas más caras.
      Lo del ancho de la pantalla, lo he corregido un poco, en mi ordenador apenas se ven los bordes, pero la idea era precisamente que la entrada ocupara toda la pantalla, si ves que sigue siendo demasiado ancha me avisas.
      Besos

      Eliminar
  3. Pues si es que a mi lo que me ha pasado es que lo que quería no está rebajado....lo de siempre lo consideran nueva temporada y lleva en tienda todo diciembre. Lo que si he hecho es comprar cosas para las niñas pero via internet. Esperaré a mas adelante y me pasaré por un par de tienditas que no son de las grandes cadenas y ahí merecen la pena las rebajas
    Un beso Curra
    Gema
    http://brujuladeestilo.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gema, entiendo que si las tiendas de bajo coste no quieren rebajar sus prendas están en su derecho, comparadas con el resto sus precios siguen siendo considerablemente más bajos, pero no deja de dar rabia porque esperas por las cosas para darte un capricho y resulta que o lo pagas o te quedas sin él.
      Yo creo que se dieron cuenta de que como la gran mayoría de sus clientas tenemos bastante más ropa de la que necesitamos, esperamos a rebajas para comprar cosas nuevas y quieren evitar como sea que eso se extienda. En realidad el negocio les va en ello.
      Otra cosa son las tiendas que marcan con unos márgenes tan amplios que aunque rebajen lo suyo siguen ganando. Ahí sí que merece la pena esperar, aunque te advierto que más de una vez vi como guardaban las cosas que no eran de última y las volvían a sacar al año siguiente.
      Otro beso para ti

      Eliminar
  4. Hola Curra que razón tienes, además yo añadiría que muchas veces la prenda que buscabas ha dejado de estar mucho antes y entonces ya no tienen por mucho que busques. De todos modos esperaremos el chollo de final de rebajas. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso digo yo Mary, porque hay que ver el subidón que te da encontrar a última hora algo que había desaparecido por completo y a precio de ganga.
      Mil besos

      Eliminar
  5. Yo ahora cuando voy siempre me encuentro gangas, jejejejje. Todavía me acuerdo que mi hermana se compró un abrigo por 80 euros y yo me encontré el mismo por 20 €. En mi casa me llaman doña gangas. Ahora es cuando hay que coger los básicos de armario, y fijarte muchísimo en el precio porque aunque ponga rebajas. Un besito cielo y buena reflexión rebajil.

    http://julyapepry.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Julya, es que no hay nada como tener tiempo y patear las tiendas.
      Cada cierto tiempo sacan una oferta tipo los días de oro de El Corte Inglés y si las pescas te llevas para casa un pequeño tesoro.
      Y tienes toda la razón en lo de los básicos, por regla general cuando rebajan las prendas de fondo de armario es porque ya están pasadas de moda y no te sirven o porque la talla es de esas que sólo le va bien a una persona concreta.
      En fin, con todo lo que disfrutamos ¿verdad?

      Eliminar
  6. el martes hago una incursión y a ver qué sale pero si es verdad que ahora las rebajas casi que me saturan más que otra cosa porque es ver la ropa apilada en montañas y huirrrrrrrr

    Besinossss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fani TT hoy me pasé de refilón por Zara y no vi nada que me apeteciera - que en mí es tan raro que casi no me lo creía - pero es que en los sitios de cosas que me gustan sigo sin llegar, mi abrigo favorito está a 500€ y costaba 700€ . Me temo que se va a quedar en la tienda. Ahora las tendencias duran tan poco que meter un dineral en una cosa tiene que ser porque te entusiasme y de momento mi economía no me permite esas licencias entusiastas.
      Mil besos

      Eliminar
  7. Procuro no tener ideas fijas en cuanto a la ropa, así que en realidad no busco "chollos", sino que los artículos sean más baratos. Las prendas de marca (DKNY, Moschino, Armani Cheap and Chip, por ejemplo), las he encontrado on-line. Lo último de esta semana pasada ha sido un vestido de Moschino que me ha costado 142,86 €, costaba 335,72 € y sin gastos de envío.
    En las pequeñas boutiques si que hay grandes descuentos y se puede encontrar cosas buenas a precios más que rebajados. En el CI, prácticamente nada. El otro día encontré dos jerseys de Polo Ralph Laurent al 50%, sin embargo los vaqueros y pantalones negros que me gustan de Armani Jeans sólo estaban con un 30% de descuento y me lo estoy pensando.
    No sé si a mucha gente le pasa, pero yo estoy más que harta de Zara y similares porque das la vuelta a la esquina y te encuentras a la gente vistiendo igual y te hablo de Madrid, ni pensar en una ciudad pequeña. No pretendo ser "exclusiva" pero tampoco un clon de un montón de gente y si tengo más que comprobado que más vale tener un buen par de pantalones (por ejemplo) que media docena baratillos.
    Sí me gustan estas cadenas low cost para cosas muy básicas: vaqueros, camisetas y cosas así, y a lo que sí me estoy acostumbrando es a usar más la ropa que tengo y prescindir de novedades y menos si están a la última: les queda un telediario para pasar de moda.
    Bueno, esta es mi opinión según mis necesidades pero como estas también se las crea una trato de que, en cuestión de ropa, sean mínimas.

    En lo relativo a la pantalla a mi también me pasa lo mismo: el texto de tu blog es más grande que ella, jajajaja, pero creo que es algo de fácil solución. Si se sabe, claro, lo que no es mi caso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Isa, a la hora de vestir, creo que te pareces a mi hermana que usa ropa de las marcas que le convencen y le quedan bien y prefiere comprar una cosa que le llene que no tener varias de otro sitio.
      Yo prefiero cambiar y me canso de la ropa del mismo tipo siempre. A pesar de sus inconvenientes a mí Zara me sigue encantando, quizá porque el tipo de ropa que yo compro no le gusta a las chicas jóvenes y las de mi edad no van porque les parece que no tiene la suficiente calidad y que todo el mundo va igual, con lo que casi siempre me preguntan de donde es la ropa que llevo, la mayoría se sorprende cuando le digo que es de allí.
      Lo de la pantalla parece ser que tiene que ver con la configuración, pero he reducido el tamaño del blog a ver si os entra completa.
      Mil besos

      Eliminar
  8. Pienso igual que tu, la forma de comprar ropa y accesorios ha cambiado, ha evolucionado con la sociedad en general, también el uso de internet ha tenido mucho que ver en eso. Aunque yo no soy mucho de aglomeraciones rebajiles, reconozco que siempre pico algo, aunque sea más adelante, las rebajas tradicionales tienen su encanto.

    Besos guapa.

    miestiloesasi.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Paquí, a mí me siguen gustando y les encuentro un punto divertido que me hace pasarlo bien siempre que la aglomeración no sea excesiva y los barullos me permitan ver algo.
      Buena suerte en la " pesca"
      Besos

      Eliminar
  9. Prefiero personalmente ropa de un buen diseñador que la que lleva todo el mundo,que nunca resulta novedosa por mas que se disfrace.Por eso prefiero esperar a las rebajas y hacerme con lo que realmente necesite .Al final se gasta menos y creo que de este modo la gente viste mucho mejor.
    A mi tambien me queda ancho el texto.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, es claro que los buenos diseñadores tienen algo especial, pero normalmente sus precios son tan altos que yo desde luego me niego a pagarlos, puede ser que no llegue a un nivel adquisitivo suficiente o que sea tacaña, pero si tengo que dar más del salario mínimo por una prenda y las de diseñador casi siempre valen bastante más, me entran remordimientos de conciencia.
      De todas formas mi madre siempre me decía lo mismo que tú explicas con lo que seguramente tienes más razón que yo.
      Espero haber reducido lo bastante el tamaño del blog
      Otro saludo para ti

      Eliminar
    2. Curra, perdón que me meta en donde no me llaman. Tienes toda la razón, la mayoría de diseñadores fracasamos (y hablo en primera persona porque espero serlo de aquí a tres años) por que no hay trafico de clientes en nuestra firma o colección. ¡Claro! que hay que partir de la base que todo trabajo artesanal tiene un precio, y cuesta mucho sacar una simple colección de 5 modelos en tela, proyecto, trabajarlo, pulirlo...lleva muchísimo trabajo, por eso suele ser en algunos casos excesivo.

      Pero creo, que hay muchos diseñadores que por crear únicas prendas se aprovechan y tachan a muchos otros humildes diseñadores que lo unico que quieren es tener su propio taller tiendecitas, con precios moderados para personas comunes....
      ¡En fin!...miedo me da empezar mi vida laboral!! : ) besotes para Curra y para "Anónimo" y disculparme por meterme!!

      Eliminar
    3. Paco, hay diseñadores que hacen cosas preciosas, ponibles y a precios que no son los de la confección en serie y por asiáticos, que merecen la pena, pero cada vez encuentro menos. En Oviedo tenemos a Marcos Luengo o a Mónica García que hacen sus propios diseños y suelen ser cosas preciosas.
      Para casos así, claro que merece la pena esperar a rebajas y llevarse algo bonito y diferente, pero últimamente los diseños que me encuentro son tan "arriesgados" que ir original se convierte en vestirte estrambótica y francamente, me niego, la línea entre las dos cosas es a veces francamente delgada y fácil de traspasar.
      No cabe duda de que personas como Ágata Ruiz de la Prada tienen una personalidad tremenda y se visten de lo más original, pero yo no las encuentro ni favorecidas, ni bien vestidas.
      Encontrar ese punto donde eres tú y te diferencias del resto, pero sin caer en extremos, suele ser muy complicado, requiere mucha práctica, mucha ropa y conocerse muy bien. Salvo excepciones, lleva media vida conseguirlo y la mayor parte de las veces ni siquiera se logra, pero intentarlo merece la pena.
      Muchísimas gracias por tus comentarios y encantada de que te metas en las conversaciones, eso es lo que da vida a un blog.

      Eliminar
    4. Disculparte?...en absoluto¡,por el contrario me encanta,como a Curra,que se establezca un foro de discusión al respecto.
      Te anímo a seguir donde tu intuición te lleve.Realmente las tiendas low cost nunca han llamado poderosamente mi atención y sí que lo hacen diseñadores(modistas,modistos ,,,)que intentan dar un buen trabajo en cuanto a telas,patronaje..creando su sello personal que se divisa a lo lejos.Por supuesto que no me refiero a Oscar de la Renta(recientemente fallecido al que alabo desde aqui),Carolina Herrera o Élie Saab,sino a aquellos que hacen ropa para mi,ropa para cada dia ,ponible,atemporal y versatil.Favorecedora y femenina.Ese hueco que llena Adolfo Dominguez,Larrainzar.Tba,,,etc es el que a mi me gusta precisamente por hacer ropa que puedes ponerte desde la mañana a la noche sin resultar excesiva.
      Intuyo que vas quizas por ese camino y te auguro un buen porvenir en tus proyectos.
      Un saludo

      Eliminar
  10. Ay Curra ,rebajas o no rebajas,siempre llego a casa con alguna compra ,después me vienen los remordimientos ,pues la ropa de invierno me reencanta, y no me alcanzo a estrenar todo,pues aquí el invierno es muy corto,ya a principios de febrero hace calor,ahora mismo el sol esta resplandeciente y si sales a la calle a medio día no pasas frío.
    Alguna vez has estado en México.?
    Un abrazo .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pina, nunca estuve en México, pero Asturias es tierra de emigrantes y la zona de Llanes está llena de chalets de gente de tu tierra que vuelven a sus raíces.
      Aquí tenemos invierno de sobra, lo que nos falta es verano y a mí me pasa igual que a ti y mis armarios están llenos de ropa que apenas tengo tiempo a poner.
      Vosotros debéis estar como en el Sur de España. Una compañera de Pilates estuvo en Navidad en Málaga y vino diciendo que hacía calor mientras aquí llevamos pieles. Contrastes.
      Otro abrazo para ti

      Eliminar
  11. Al final la moda es algo que vuelve, es una rueda. Hay fusiones, pero si te das cuenta siempre es lo mismo; los colores, el concepto. Y en España la gente no es tan arriesgada vistiendo como en otro países, tampoco gastando porque ya sabemos todos como está el país. Yo soy de los que en Rebajas aprovecho para comprarme algo de calidad que durante el año no me puedo permitir comprarlo, y no estoy hablando de marcas de gran calidad, sino de prendas como trencas, chaquetones, deportivas de media calidad, ropa de deporte que no suele ser barata, cazadoras...prendas que en cualquier prenda puede costar unos 50 o 60 euros, en rebajas las puedes comprar por 40 o en algunos casos 30 euros. Y es ahí donde yo realmente noto que estoy comprando algo de calidad y ahorrándome un dinero, porque al final un pantalon de 15 euros que costaba 30 me lo compro cualquier mes del año (si puedo, claro).
    Pero si, tienes toda la razón en el post...se ha perdido las costumbres de antes por todo lo que nos ofrecen con precios bajos perjudicando a personas del tercer mundo donde trabajan en pésimas condiciones por salarios de mie**** (no voy a decir la palabra) sin asegurar...etc. Y concretamente te hablo, por ejemplo de Primark, una tienda muy barata donde esconde un gran mito.

    ¡Pero bueno...! todo lo bueno, tiene algo malo..como todo!!...te mando un besssssssso enormemente grande!!...y feliz año, aunque ya sea tarde!!...muuuuuuuuuuuuack!!!

    http://unchicomasenlamoda.blogspot.com.es/
    PACO

    ResponderEliminar
  12. U nas też mnostwo promocji. Ostanio skusilam się na kilka rzeczy, pokażę je na blogu. Pozdrawiam.

    ResponderEliminar
  13. Yo entre el catarro que he pillado y el trabajo aun no he tenido tiempo de estrenarme en las rebajas, pero sí, yo también soy una gran perseguidora de gangas, aunque está claro que en los últimos años la ropa ha llegado a ser más asequible, aunque a veces me pregunto que llegado un precio ¿quién está pagando ese precio? ¿los trabajadores? Por esto también a veces intento comprar de forma responsable, en pequeñas tiendas donde sé cual ha sido el proceso de producción de la ropa, aunque sea un poco más cara, sé que las personas habrán recibido un salario justo.

    ResponderEliminar
  14. Totalmente de acuerdo.
    Antes las rebajas servían a los comercios para deshacerse de los stock de la temporada que acababa. Más tarde las instalaron después de las fechas de grandes compras, como el viernes negro después de Acción de gracias en los países anglosajones y aquí después de Reyes.
    Ahora es otro reclamo más del mundo del marketing, en lo que se está convirtiendo el mundo de la moda. Hay ofertas y descuentos en cualquier momento, no sabiendo bien si gastar en una prenda, que quizá al día siguiente de estrenarla la tienen al 50%.
    Por ello, y por supuesto influyendo la crisis, las rebajas ya no son lo que eran.
    Bss Curra.

    ResponderEliminar