viernes, 28 de febrero de 2014

Amarillo mimosa




Es la tercera vez que rehago el texto de esta entrada.






Escribo y escribo, la dejo terminada, pero cuando la releo me encuentro con que hay algo que no va, algo que no termina de convencerme.





Normalmente procuro que las historias que acompañan a las fotos tengan alguna relación con ellas.  Un nexo de unión que permita crear un todo que resulte ameno.





A poder ser no quiero mezclar churras con merinas y hay veces en que por más que lo intente, la inspiración no me llega. Pero no es el caso de hoy.






Es cierto que no me convence el resultado de las fotos. No es que estén mal hechas, todo lo contrario, es que no me termino de reconocer. Como si hubiera algo que no encajara.





Y tras muchas vueltas, he caído en la cuenta de lo que me tenía tan chocada.





Me parezco a mi madre.
No debería de tener nada de extraño porque quien más y quien menos, todos tenemos algo de quien nos trajo al mundo.





Pero yo siempre fui una mezcla entre la familia de mi padre, con cejas pobladas y ojos castaños y mi Tía Lola que tenía que explicar que yo era hija de su hermana, porque todos creían que era mi madre de lo que nos parecíamos





Y resulta que con los años y los inevitables  cambios ahora me la recuerdo y me miro incrédula con la sensación de haber conseguido, sin darme cuenta, algo que siempre había querido.





Fotos: Julián Herrero y mía la última 



Abrigo: Zara (Nueva temporada)
Pantalón de cintura alta: Zara ( Rebajas)
Camiseta: Promod ( Tiene mil años, pero sigue estando impecable)
Zapatos: Stradivarius (Rebajas)
Bolso: Laura Domingo  (web http://lauradomingo.es)

miércoles, 26 de febrero de 2014

Mochila





Nunca me supe arreglar con los bolsos pequeños.
Cada vez que saco uno, juro en arameo porque no me cabe nada y echo de menos los cien mil adminículos que suelo llevar conmigo.





La cartera, el monedero, las llaves, el móvil, el paquete de kleenex, la pluma, la agenda, las gafas de ver, las de sol, el brillo de labios, la crema de manos….

 Por supuesto cada cosa en su correspondiente estuche. Los únicos que se salvan son los potingues que van juntos.




Recuerdo que un día, hace años, cuando vacié el bolso encima de la mesa para buscar algo, mi amigo Jaime comentó: ¿estás segura de que no eres cléptomana?
  
Yo me reí con ganas y le aseguré que era todo mío y que no llevaba nada inútil.





A medida que pasa el tiempo, lo de llevar mucho peso me empieza a resultar engorroso y supongo que por eso cuando vi en Parfois esta mochila para el verano con su jirafa en relieve no me supe resistir.





Colgada de la espalda es mucho más cómoda y lo de llevar las manos libres tiene su encanto.

¿Verdad que es bonita?


Fotos mías, salvo la última que es de la web de Parfois.


Bolso Parfois.




lunes, 24 de febrero de 2014

" Verde prao"


El sábado por la mañana salí a hacer fotos.




Lucía un sol precioso, con esa luz especial del final de invierno que todavía no se atreve a ser del todo intensa, pero que resalta los colores.



El parque estaba exuberante con un verde en el césped, que cegaba la vista.





Los narcisos habían desaparecido con los primeros días de sol. Pero las camelias, las azaleas y los rododendros lucían en todo su esplendor.





Fucsias, blancos, rosas pálidos, se entremezclaban con el verde oscuro de los árboles de hoja perenne en un contraste perfecto.




La temperatura era baja con lo que, salvo en las zonas de juego, apenas había gente.





Y ahí me teníais a mí, cámara en ristre, tratando de conseguir esa experiencia imprescindible para hacer buenas fotos.






Todo me parecía digno de inmortalizar: La rama cuajada de flores, el tronco aún en sarmiento de las hortensias, la forma perfecta y acabada de las hojas de magnolio.





La innegable coquetería de las camelias, unidas para siempre a la moda por obra y gracia de Mademoiselle Chanel.








Vamos, que volví para casa impregnada de naturaleza.







Así que, cuando de nuevo fui con Julián a hacer fotos, no tuve la menor duda en cuanto al color a elegir: Tenía que ser verde. Como diríamos en Asturias "verde prao"





Ya me conocéis todo lo que llevo, pero me apeteció ponerme algo que de alguna manera reflejara lo que acababa de ver.






Fotos: Julián Herrero-



Abrigo: Zara ( Temporada de invierno, ya salió aquí)
Pantalón y camisa: Primark ( Sección de hombre. salieron aquí)
Zapatos: Zara ( Verano de hace dos años, vistos aquí )
Bolso: Paco Martínez ( Verano de hace dos años, salió aquí)
Collar: Luxenter.(Nuevo)
Pañuelo: Uterqüe (Tiene dos años y lo visteis aquí y aquí)

viernes, 21 de febrero de 2014

Azul, gris y plata


El azul se funde con el gris y éste con el plata.



Los tres juntos juegan y se entretienen creando mil matices 



Matices que se repiten en el cielo del atardecer surcado de nubes.



En el mar aún embravecido que viene a morir a la playa.



En el aire que ha decidido soplar y participar en esta especie de juego que anuncia la primavera.


Colores que se reflejan en los espejos de mis gafas.


Que entusiasman a los viandantes que aun no se creen que la ciclogénesis se haya pasado del todo.

Que mantienen algo de ese invierno que aún no ha terminado, pero que se asoman divertidos a la luminosidad de la nueva estación.


Mientras camino por el muro, en una tarde en que el calor se ha decidido a visitarnos, pienso en esas ganas que todos tenemos de luz.



En la necesidad de abandonar el gris y la penumbra para acoger el estallido de la vida que se renueva.


Este año, que parece que la  nueva estación se quiere adelantar, todavía lo notamos más, o, al menos, yo tengo esa sensación.



Y en viernes, la idea del "finde" me anima y me hace verlo todo mucho más fácil y cercano.


Con dos días de descanso por delante,  todo lo que no me  hizo gracia de la semana, queda atrás. 


Así que aprovecho para  hinchar los pulmones de aire fresco y me preparo para disfrutar.



¿No os pasa un poco a  vosotros también? 
Benditos viernes a medio día.


Fotos: Julián Herrero.


Cazadora: Zara ( Nueva temporada)
Pantalón franela gris: Zara ( Del invierno pasado)
Zapatos: Zara ( También del invierno pasado)
Jersey: Primark ( Tiene dos años).
Bolso: Furla ( Es de hace tiempo, pero como no cambió demasiado el modelo lo sigo usando encantada)
Anillo con piedras azules: Bimba y Lola.
Collares de perlonas: DayDay (Rebajas)




miércoles, 19 de febrero de 2014

Arrugas





En las rebajas de H&M encontré una falda gris.





Cuando el verano pasado Zara sacó la Origami, que tenía un corte del mismo estilo, pasé todas las ganas del mundo de comprármela.





Pero la sensatez me hizo ser consciente de que con mi edad y mi físico, ese largo – es un decir, porque lo que realmente era, es corta – me iba a echar una pila de años encima.





Así que me conformé con mirarla en las jovencitas que la llevaban encantadas y estaban ideales.





Ésta, tiene un algo de aquella y acababa de deshacerme de otra gris que ya no me iba bien con lo que me pareció excelente comprarla, sobre todo, porque creo que me costó diez euros.






Con el entusiasmo, quise hacerle fotos rápidamente y cogí casi lo primero que encontré que pudiera irle, que fue la chaqueta de colegial.





Me planté delante de la cámara casi desafiante, en jarras y a punto de cantar la cantinerita. 




Divertida, riéndome, enseñando más pierna y forro de la cuenta, nada parecía importarme, hasta que…





Caí en la cuenta de que no la había planchado y parecía un acordeón, como el de María Jesús aquella de “ Los pajaritos”.




Y me desinflé de golpe y porrazo.

Porque por mucho que en su día Adolfo Domínguez se empeñara en aquello de que la arruga es bella, las únicas arrugas que me gustan son las que surcan el rostro de mis mayores porque me hablan de los buenos ratos que pasé a su lado.






De esas, empiezo a tener colección, yo también. Y, a pesar de que no son estéticas, las enseño como un tesoro, porque me lo parecen.






Fotos: Julián Herrero





Falda: H&M ( Rebajas)
Camisa : Zara ( Tenía varios años, las fotos son de hace tiempo y ya la regalé)
Chaqueta: Primark. ( Tiene tiempo tambien, pero me sigue encantando porque es cómoda y con una lana de lo más agradable al tacto)
Zapatos: Blanco ( A estos les toca la jubilación en breve).
Gorra: DayaDay ( Rebajas)
Collar: Zara ( Nueva temporada)