jueves, 4 de diciembre de 2014

Recuerdos de mi primer destino


Colaboración con la Boutique Masús de Gijón.

No sé si fue por los comentarios a la última historia que conté, o si tuvo que ver el sombrero de sheriff, pero cuando Julián me mandó las fotos de esta entrada me vino a la memoria mi primer levantamiento de cadáver.


Había tenido una reunión para preparar la guardia de la semana siguiente y recuerdo la juerga de los compañeros viendo mi cara de horror cuando empezaron a relatar sus experiencias con los muertos.






Por eso, cuando en aquella tranquila mañana de domingo, el bip-bip del busca sonó,  me coloqué de inmediato en posición de firmes.


Llamé a la Guardia Civil y me contaron que había aparecido el cadáver de un señor mayor que vivía solo, así que tenía que ir.


No os cuento el vértigo que me entró de repente, ni el subir y bajar de nervios en el estómago durante el viaje.


Pero mi sentido de la responsabilidad fue más fuerte y allí me planté lo más rápido que pude.


Cuando llegué, pálida y con cara de circunstancias, el médico forense me advirtió: Tomátelo con calma, que no quiero tener que atender un desmayo.

Así que respiré hondo.


En la puerta de la casa estaba congregado el pueblo entero. Aquello era la noticia del día y nadie se la quería perder.
Y yo tratando de mantener el tipo escuchaba a unos y otros antes de entrar.


Afortunadamente, la cosa se desarrolló bien y cuando llegó el momento crucial de levantar la sábana, el pobre fallecido tenía un aspecto muy normal.


 Salvado el escollo más importante, pude seguir con el levantamiento y atender con más atención a  la historia que todos querían contarme.


Porque, Tomás, que había vendido no hacía mucho una finca en varios millones,  estaba solo y en lugar de gastar el dinero lo tenía desperdigado por los rincones de la casa y como no pagaba la luz, se la habían cortado.


 Todos se peleaban por contar detalles y más detalles de aquella historia tan peculiar.


Porque aparecieron fajos de billetes hasta debajo de las patas de una silla que cojeaba para forrarla. Y a los agentes de la Guardia Civil les tocó recorrer cada rincón de aquella casina medio abandonada hasta que reunieron los dos millones que entregaron puntualmente junto con el atestado.


Los vecinos estaban entre  indignados y apenados. Habían sido ellos los que alertaron de su falta al no verlo dos días seguidos y entre todos planeamos un funeral lo más digno posible.


No sé si aparecieron herederos o no, pero el recuerdo de aquel hombre y su historia han entrado a formar parte de mi vida y, por raro que suene, de mi experiencia laboral.


Fotos: Julián Herrero 

Pantalón: Newman Style.(Boutique Masús, Gijón)
Abrigo: Butterclip (Boutique Masús Gijón)
Jersey: Zara.
Zapatos: Zara 
Bolso: Vintage.
Sombrero: Primark.
Collar y pulsera: El Corte Inglés.

35 comentarios:

  1. Qué interesante!!! Hay tantas historias curiosas, yo a veces me pregunto qué circunstancias llevarán a las personas a esconder el dinero por la casa y porqué estarán tan solos. La vida es un misterio.
    Estás genial, me gusta absolutamente todo lo que llevas, especialmente los vaqueros y el abrigo, pero todo es genial. Un besín y tu trabajo es muy interesante, aunque tenga ese escollo que es levantar cadáveres.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gema, normalmente la demencia senil tiene comportamientos de ese tipo y a medida que cumplimos años solemos volvernos desconfiados. Te sorprendería ver la cantidad de casos parecidos que surgen y los que no aparecen porque afortunadamente no están solos.
      Al hilo de tu entrada de hoy, son los inconvenientes de no dar con un amor eterno.
      Afortunadamente, la Ley de Enjuiciamiento Criminal se modificó y ahora sólo va el Forense, salvo en casos especialmente judicializados.
      Me alegra que te guste el conjunto y más los vaqueros y el abrigo que son los dos de Masús.
      Besos

      Eliminar
  2. Precioso el abrigo Curra, estás guapísima con el, admite además una gran variedad de looks, desde los informales como el de hoy a otros más serios con los que también destacará.
    No recordaba que en tu trabajo puedes encontrarte con este tipo de situaciones, solo pensaba en la labor de despacho, y que ver cadaveres se quedaba para sanitarios, policias y bomberos, no me extraña que te agobiaras la primera vez. Ya tengo otro motivo más para admirarte ¿ves? eres una valiente.
    Un millón de besos amiga.
    Inma

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Inma, el abrigo es de los que te puedes poner lo mismo en plan sport que mucho más clásica porque admite variaciones. Es el clásico que a mí no me hubiera llamado la atención, pero cuando Conchita me lo enseñó- Conchita, es la dueña de Masús, un día de estos le hago una entrada para que la conozcáis- me pareció ideal.
      Afortunadamente ya no hace falta ir a los levantamientos más que si hay un asesinato por medio -y afortunadamente hay pocos- los otros los hace el forense que en realidad es el experto y el más lógico.
      No necesitas admirarme Inma, en el fondo sólo se trataba de algo diferente y que de principio da cierto repelús, pero como a todo terminas por acostumbrarte y verlo sólo como parte de tu trabajo.
      Mil besos pochola

      Eliminar
  3. Puff q.horror,me has.dejado a.cuadros.como el.abrigo; imagino el.susto q.llevarias en el.cuerpo pero como.bien.dices ante.todo profesionalidad Curra, imagínate el trabajo q hacen los.médicos forenses.con.autopsias y todo eso desde luego hay q valer.Vas.impecable guapisima y.elegantisima, los.cuadros estan muy de moda tanto en abrigos, bufandas como camisas y.esa.chaqueta es.genial.Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nines, no mujer, es algo diferente y que de principio parece espeluznante, pero al final es sólo otro apartado del trabajo y terminas por verlo normal. Desde luego los forenses no sólo lo encuentran de lo más común, sino que a la mayoría les encanta, es una de las profesiones donde encontré más gente vocacional
      La levita es una monada y con lo que se llevan los cuadros resulta moderna y fácil de llevar.
      Besos

      Eliminar
    2. Curra siempre me han dado mucho respeto los muertos.cuando los.he.visto claro no es lo mismo muerte.violenta como.asesinato que muerte natural o por enfermedad,desde luego forma parte del oficio.Besos guapa.

      Eliminar
    3. Pues sí, Nines, los muertos parece que nos dan cierto miedo a todos. A pesar de que no pueden hacernos nada, pero algo a su alrededor nos sobrecoge y nos impone.
      Al principio me costó un triunfo cada vez que me tocaba ir a un levantamiento, pero llegó un momento que lo de menos era el cadáver y lo terrible era el drama que estaba viviendo la familia que se veía acrecentado por la presencia de un montón de extraños. Me tenía que reprimir para no ser cercana y cariñosa que era lo que pedía la situación, y ahí sí que tenía que tirar de profesionalidad para quedarme en mi puesto que no era el de consolar.
      Mil besos y mil gracias por ese doble comentario

      Eliminar
  4. Muy guapa curra, los cuadros cuando ya les quitas el "rollo uniforme" me gustan mucho, tiene mucho estilo..un estilo muy británico pero me gustan y con el sombrero estas ideal.
    La historia muy interesante me has hecho recordar al padre ya fallecido de mi mejor amiga que era juez en Barcelona y nos contaba historias como estás y algunas mas truculentas..con veintipocos años la verdad es que te marcaban
    Un besazo
    Gema
    http://brujuladeestilo.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad que los cuadros son muy de uniforme de colegio, pero en abrigo resultan diferentes y éste es de los cómodos y fáciles de llevar. Como además no es gordo es la cuenta para estos años en que apenas tenemos invierno.
      Todos los trabajos tienen sus anécdotas y no cabe duda de que los levantamientos de cadáveres forman parte de las de los jueces. Ésta de hoy resulta hasta entretenida, pero tal como tú dices las hay muy, pero que muy truculentas.
      Mil besos

      Eliminar
  5. Buenas tardes Curra: ¿Veremos pronto una novela tuya?. Material no te falta; por tu carrera seguro que eres analítica y muy concreta; relatas muy bien; tienes un gran dominio del idioma, así que...
    El conjunto es muy alegre, estupendo para estos días nuestros tan grises, que no tristes. Un abrazo cariñoso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rosa, por Dios qué va, empiezo las narraciones muy bien, pero en seguida me parece que me estoy alargando más de la cuenta y pego un capotazo que las termina de golpe. Además me falta imaginación. Pero me encanta escribir historietas y sobre todo que vosotros las leáis, es toda una suerte.
      Lo de analítica y concreta, al final es casi deformación profesional, pero a veces viene muy bien para no irse por las ramas.
      Y es verdad que el conjunto es de esos ni demasiado puesto, ni demasiado quitado que en el Norte nos sirven para casi todo y que en días oscuros como los de esta semana cambiando salones por botines van muy bien.
      Mil gracias por todos esos piropos, de verdad que me han llegado al alma

      Eliminar
  6. Piękny płaszczyk,bardzo lubię taką kratkę:)))kapelusz i reszta dodatków dodają elegancji:)))Pozdrawiam serdecznie:)))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Renia bardzo dziękuję.
      To inny płaszcz, ale bardzo ładne.
      Pozdrawiam

      Eliminar
  7. Me encanta!
    Te favorece mucho el color rojo!

    Te espero en: www.theladyoflovelysmile.blogspot.com

    ResponderEliminar
  8. Que historia !!! aunque es cierto que este tipo de sucesos son recurrentes, eres una valiente porque para colmo eras una jovencita, yo temblaría de miedo a día de hoy.
    Sobre tu conjunto , el abrigo me ha enamorado, que chuchería!! y lo has combinado genial como siempre , monísima!!!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmen, es más el miedo a lo que pueda pasar, la sensación que tienes antes que lo que en realidad te encuentras. Pero cuando todavía no tienes experiencia, no deja de ser un trago y no veas la juerga que se corrieron a mi costa los compañeros. Recuerdo que Toñín, el agente judicial no se separaba de mí porque decía que con lo pálida que estaba parecía que en cualquier momento caería redonda.
      ¿Verdad que el abrigo es una monada? Con lo que se llevan este año todo lo inglés resulta estupendo.
      Mil besos

      Eliminar
  9. jopelas qué historia, la verdad es que yo me habría puesto de los nervios también! tienes que contarnos más historias que ya sabes lo que comentamos...jajaja todas llevamos una cotilla dentro
    Sobre el abrigo me parece una pasada, me encantan los cuadros y es muy original. Cagonlamar ahora está apeteciendome entrar en Masús por tu culpa culpita culpa

    Besosssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. FaniTT mejor en Jatte que en el Juzgado ¿verdad?.
      Y es que los muertos por más que sepamos que ya no pueden hacer nada, nos imponen un respeto que mejor no hablar.
      Pásate por Masús, no sabes lo simpáticas que son Conchita y las chicas y seguro que te enseñan mil cosas, porque tienen preciosidades. Ya iré sacando más. La pena que con este tiempo no hay forma de hacer fotos fuera que no para de llover.
      Pero bueno si hace falta montamos el chiringo y le echamos imaginación.
      Mil besos

      Eliminar
  10. Que abrigo más. chulo y lo llevas con tanta elegancia que lo haces más. Interesante todavía. Preciosa con el look y que historia!!! Yo creo que eso es enfermedad, un síndrone, pobre, en fin...guapísima. decromo que mecakwgraveste día tan tristón!
    Besinos. Feliz jueves.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Beatriz, el pobre hombre era de los de síndrome de Diógenes o similar de todas, todas, pero vivía solo y se las arreglaba a su aire, A veces los años nos convierten en personas con problemas y si no tenemos alguien cerca que nos ayude a solucionarlos, nos hundimos sin remedio.
      El abrigo es muy alegre y en días como el de hoy, es verdad que alegra la vista.
      Mil besos

      Eliminar
  11. Vaya historia!! Yo conozco una similar a esa.
    El abrigo me encanta, es monisimo y el sombrero ideal.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Realmente y, por desgracia, es una historia más común de lo que creemos, lo que pasa es que no las conocemos porque no suelen tocarnos cerca. Seguro que la que tú conoces también necesitaría de la intervención de alguien.
      ¿verdad que es un abrigo muy mono? Me encantó cuando me lo dejó Conchita, la dueña de la Boutique.
      Lo bueno de estos sitios es que tienen cosas diferentes y no vas igual que todo el mundo.
      Mil besos

      Eliminar
  12. El abrigo es divino y ese pantalón ya te dije que es un imprescindible en el armario porque es de los que sientan genial y están pensados para nuestra edad. Te veo muy guapa y muy favorecida. Me imagino perfectamente el susto que pasaste la primera vez que viste un cadáver, a mi también me costo, luego forma parte de la rutina laboral y lo ves como algo normal. Mil besos Curra.
    http://www.solaanteelespejo.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mária, es verdad que el vaquero es de los de fondo de armario, porque está hecho para mujeres no para yogurinos que se pueden poner un cuerno en la frente y están tan guapas.
      El abrigo de Masús,también es muy mono y además los precios son del estilo de los de Bimba y Lola o Uterqüe, así que habrá que empezar a volver a las boutiques.
      Y de lo del muerto ¿Qué te voy a contar que tú no sepas? Los primeros te imponen, pero luego es lo que tú dices, parte de la rutina laboral. Yo lo que peor llevaba eran las familias que al ser muertes violentas estaban deshechas y mi postura me resultaba complicada de mantener. Menos mal que ya no hay que ir.
      Mil besos y a mejorarte

      Eliminar
  13. Qué abrigo tan ideal, Carmen!!! Ese estampado resulta súper favorecedor y además es muy combinable...
    Un besazo
    http://cocoolook.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Verdad que es mono y a la vez diferente? Me encantó en cuanto lo vi y me parece de los que combinan con mil cosas.
      Besos

      Eliminar
  14. Curra estas genial con ese look, el abrigo de cuadros es precioso y con los jeans y el jersey hacen un tándem estupendo. Los sombreros son mi complemento favorito. Me has dejado alucinada con esta historia, ¿eres Juez?, no lo sabía Curra, nunca dejas de sorprenderme, y siempre para bien. Un besote fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ángeles, no soy Juez titular, pero cuando trabajo lo hago como Juez sustituta, los juzgados no pueden estar sin alguien al frente . Y hasta hace poco cuando se producía una vacante o para los permisos y las vacaciones, éramos los sustitutos los que llevábamos los juzgados. Con las reformas de Gallardón apenas nos llaman y por eso ahora tengo más tiempo para el blog.
      Me alegra que te guste el conjunto y me hace gracia que te sorprendas tanto. Eres un encanto.
      Mil besos

      Eliminar
    2. Curra, yo soy abogado, así que tenemos mucho en común. Tü si que eres un encanto¡. Besotes

      Eliminar
  15. Que horror Curra, los muertos no me gustan nada, me pasa a mi y me da algo. Pero bueno hay que estar a las buenas y a las malas y supongo que a todo te acostumbras, me gusta tu look porque creo que te debe cambiar mucho con o sin abrigo. Las fotos me gustan mucho.

    Besos

    ResponderEliminar
  16. Que guapa estás. El abrigo de cuadros con esos bonitos colores me encanta y el conjunto que a priori podría haberte quedado algo colegial lo has dado tu toque de estilo perfecto con los tacones y el sombrero.
    En cuanto a tu historia es de lo mas curiosa y un poco triste a la vez, para qué tanto dinero y al final morir tan solo, mejor hubiera sido gastarselo en comilonas con los vecinos y quizás la muerte le hubiera pillado acompañado.
    Bss.

    ResponderEliminar
  17. Te sigo Curra! Me encanta el blog...hoy me lleve la sorpresa del siglo al saber que eres compañera!!!!!! Animo y que pronto vuelvas a llevar tu allure a los juzgados! Un beso desde Galicia. Cristina

    ResponderEliminar
  18. Śliczny ten płaszczyk, a zdjęcia jak zwykle zachwycające. :)

    ResponderEliminar