lunes, 8 de julio de 2013

Sábado campestre




El sábado pasado, aprovechando el buen tiempo, nos tocaba trabajo campestre. Los que seguís este blog desde hace tiempo recordaréis que os había comentado que Julián tiene lo que aquí llamamos un “prao”, que no es otra cosa que una finca pequeña.

Situado en la ladera de una montaña en la zona Central de Asturias  al lado de un valle, desde allí divisas media región  y dejar pasar las horas a la sombra de las hojas del enorme fresno que sirve de división con la finca de al lado es una verdadera delicia.





En su día pensó hacer una casa de recreo allí, pero por una serie de circunstancias no la construyó, y en la actualidad sólo tiene una caseta donde guardar las herramientas y las hamacas.
Porque, eso sí, cuando nos entran ganas de tener día campestre, nos cogemos la cesta de picnic  y nos vamos para allá a empaparnos de naturaleza.




En Asturias las fincas son pequeñas en general y éstas en particular lo son más.  Pero ese tamaño que para explotarlo resulta insuficiente, cuando llega la hora de segar se convierte en una gran extensión y si te toca hacerlo a ti, todavía te parece mayor.








Julián que es un hombre práctico llegó a un acuerdo con su vecino para permitirle que sus ovejas siguieran pastando mientras no molestaran. De esa forma sólo tendría que preocuparse de segar el trozo que se había reservado y vallado.
Pero este año ese verde tan maravilloso para contemplar, se transformó en una hierba tan alta que no había forma de meterle la máquina. Avanzaba un poco, se tupía y tenía que parar, volvía a arrancar seguía otro trecho y vuelta a la misma.  





El pobre Julián sudaba la gota gorda, con unas botas de las de trabajo, pantalón de mahón y un sombrero de tela sólo le quedaban los brazos al aire con lo que lo mirabas y daba calor. Él asegura que es preferible protegerte que soportar las consecuencias de una picadura, de una insolación o de quemarte la piel, pero desde mi faldita corta y mi camiseta de tirantes lo encontraba casi invernal.

Mi plan era sentarme bajo la sombrilla y empaparme del Vogue de este mes, que a estas alturas todavía no le había echado el primer vistazo, pero en vista del percal, decidí colaborar un poco y recoger la hierba que iba cayendo a medida que segaba.
Me planté una de mis super pamelas, para que no me diera el sol en la cara, agarré el “garabato”  - en Asturias le llamamos así al rastrillo de madera-  y poco a poco fui formando pequeños “ burros” o montones.


Tomé todo el sol que tanto había añorado y de paso hice ejercicio de brazos que a mi edad empiezan a pasar mal la prueba del salero ( ya se sabe mover el brazo como para echar la sal de un salero sin que los bíceps bailen de forma escandalosa).

Con calma, disfrutando del ejercicio y parando a cada dos por tres a descansar, jugamos por un día a ser aldeanos y “anduvimos a la yerba”.








Ni que decir tiene que no sacamos fotos y por eso las de esta entrada son de otros días.
Eso sí, el domingo nos olvidamos del campo y disfrutamos de una preciosa puesta de sol en la playa.






Las fotos uno y dos  son de Peñaubiña vista desde el mirador que hay en la zona leonesa de Babia  y las   de las luces del atardecer en Puerto Ventana



31 comentarios:

  1. Unas fotos preciosas Curra y un paisaje que relaja la vista. Un besote guapa.
    Http://blog.sinetiquetar.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias Ángeles, la verdad es que hay pocos sitios tan bonitos como Asturias y cuando hace sol está radiante.
      El precio tiene su importancia, pero cuando la ves así de preciosa se te olvida todo. Y más cuando la canícula aprieta y en el resto de España os tenéis que encerrar bajo el ventilador.
      Besos

      Eliminar
  2. Preciosas fotografías!!
    Besos
    http://judithbysucre.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Judith, la verdad es que en Asturias es fácil conseguir buenas fotos.
      Mil besos

      Eliminar
  3. Que lugar mas maravilloso Curra ! No conozco tu bonita tierra y me encantaría visitarla un día ! Besos y feliz semana


    XX Luba
    http://www.well-living-blog.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luba , te aseguro que no me ciega la pasión Asturias es precioso y tiene zonas muy diferentes en relativamente poco espacio.
      Si tienes ocasión no dejes de venir. A ti que te encanta la música puedes aprovechar la temporada de Ópera o alguno de los conciertos que se programan suele venir gente muy buena.
      Para una mujer tan cosmopolita como tú, es un sitio pequeño, pero cómo sé que eso no te asusta, con un poco de suerte para que no te llueva, te puede encantar.
      Ya te vida en Barcelona apoyando en plan. Me encanta tu faceta solidaria.
      Besos

      Eliminar
  4. Piękny widok gór.
    Wyglądasz śwtnie w kapeluszu.
    Pozdrawiam i miłego wypoczynku...

    ResponderEliminar
  5. "Que bonitas las fotos Curra, con este sol apetece disfrutar del aire libre de la montaña o del mar. En Asturias tenemos rincones preciosos y solo nos hacia falta el sol para disfrutarlo. Un beso.
    http://www.solaanteelespejo.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María, no se trata de que tuviéramos ganas de sol es que nos hacía una falta loca.
      Y es que pocas regiones pueden presumir de un paisaje como el nuestro.
      Tú aprovecha Ovina a que con sol es un sitio precioso.
      Mil besos

      Eliminar
  6. Curra, qué fotografías tan hermosas. La verdad es que no hay nada como el campo para disfrutar de uno mismo y relajarse, sólo o con amigos y/o familiares. Me encanta tu look para el prado. Bisous
    PD: el collar y el anillo son preciosos. Ana me ha dicho que te dé las gracias. Vamos a preparar un outfit con tus complementos.
    http://modavestidor.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Manuel, a nosotros el campo nos encanta y le sacamos todo el jugo que podemos. Entre el ``prao`` la casina en el pueblo y la casa de mis tías nos pasamos unos ratos muy agradables.
      Me alegro que a tu novia le gustaran el collar y la sortija, por cierto la sortija se puede adaptar al tamaño del dedo basta con meterla en el cuerpo cilíndrico de un boli o un tubo estrecho para acomodarla al tamaño que necesites.
      Mil gracias por comentar.
      Besos

      Eliminar
  7. Wow Curra, esta precioso el post y las fotos!

    Nueva entrada en el Blog! BLOG.THE.DREAMS.COM Gracias por pasar y comentar, guapiii!

    Has participado ya en el SORTEO en mi blog de varios accesorios Glamberra?? Te esperamos!

    New post here: BLOG.THE.DREAMS.COM!! Thanks for stopping by! Kisses!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Barbara.
      La verdad es que fue un fin de semana especial y lo pasamos muy bien.
      Besos

      Eliminar
  8. Qué bonito Curra y que bien aprovechado ese rato con Julian aunque no te diera tiempo de mirar el Vogue jeje
    Todas las fotos las del mar y las de la montaña son preciosas.Es un placer verlas
    Un beso
    Gema
    http://brujuladeestilo.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gema, las del mar las hice yo. Son muy normales, pero a mi me parecen preciosas. Me encanta empezar a manejarme un poco.
      Todavía me falta mucho, pero todo se andará.
      El fin de semana lo pasamos muy bien. Entre pasada y pasada de segadora echamos nuestras risas y sobre todo, estuvimos juntos que es lo principal.
      Besos

      Eliminar
  9. El caso es que pasasteis un fin de semana de los más entretenido. Jejeje! Hicisteis cosas diferentes, disfrutando de la naturaleza, del sol y de estar juntos y haceros compañía...Habrá plan más perfecto para un fin de semana??? Muy buen post Curra! Pero daría lo que fuese por ver unas fotos del "momento yerba"..Jajajaja! Un besín!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí Nira, fue un fin de semana estupendo, en el fondo a los dos nos encanta la vida tranquila y el contacto con la naturaleza con lo que lo pasamos bien. Además, el hecho de cuidar tú mismo de las cosas que te pertenecen te ayuda a valorarlas y a cogerles aun más cariño.
      Y lo de las fotos nos puedes imaginar disfrazados, acalorados y cada uno con su instrumental en la mano.
      No te creas que cuando era pequeña me tocó garabatar más de una vez y no se me da del todo mal.
      Un abrazo

      Eliminar
  10. Curra!!! Pero que fotos más preciosas. Mira que suerte tenerr algo en el campo con esas vistas. Una cunada mia tiene una casa en la Franca y cada vez que voy, esa playa y esas montanas me dejan sin sentido. La verdad que es todo precioso. Y eso que yo no estoy en condiciones de decir eso con la manía que tengo a uno de los asturianos en concreto.
    Se me fue hoy la niña hasta agosto. Si vieras como iba de contenta!!!!te mando una foto al correo para que la veas.
    Bs.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nati, las fotos no son de las vistas desde Ordiales, esas las tiene Julián y son también preciosas, no sabes el placer que es tener frente a ti, toda una Cordillera, lo suficientemente lejos como para que no te agobie.
      Una cosa es que le tengas manía a un asturiano concreto, que por lo que yo sé se la ganó con mucho esfuerzo, y otra lo que opines de Asturias.
      Es un sitio precioso y La Franca una verdadera maravilla.
      Ya vi a tu niña, qué cosa más mona, no me extraña que se vaya feliz es toda una aventura y además en el extranjero. A su edad apetece más que nada.
      Un abrazo

      Eliminar
  11. El paisaje es una auténtica maravilla, pero la verdad, es que no me das mucha envidia, Carmen......yo soy de asfalto y el campo solo me gusta verlo de lejos o en fotos!!!
    Un besazo!

    http://cocoolook.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmen, tu vas a ser como la cuñada de una amiga mía- que por cierto vive en Bilbao desde hace años- que decía que lo suyo con relación al campo era verdadera vocación de farola del Corte Inglés. En el sentido que le gustaban las calles asfaltadas, iluminadas y bien situadas.
      Es bueno que haya gustos para todos. Y desde luego la mayor parte de la gente que conozco se decanta por el asfalto sin duda.
      En eso yo soy distinta, pero estoy encantada.
      Besos

      Eliminar
  12. Your post is so relaxing! I have never been to Asturias but as I can see is a wanderful place to enjoy country life. Sometimes is nice to work in the open air,even if a bit hard!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dan, Asturias is a bit like Switzerland, because it has many mountains and rock walls.
      Furthermore it is very beautiful coast.
      And work in the field tired, yet good.
      Kisses

      Eliminar
  13. Pues yo también hubiera dado algo por ver el momento hierba....

    ¡Que bonito y qué distinto a paisaje de aquí! casi he podido oler la hierba...

    Se ve que habéis disfrutado de vuestro día campero.....

    Preciosísimas las fotos...

    "Prueba del salero" añadido a mi léxico...me encanta....

    Besos

    Gracia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracia, lo de la prueba del salero es muy gráfico: intenta mover el brazo como para echar la sal y verás si te cuelga o no, en caso negativo enhorabuena y de lo contrario, toca a hacer biceps.
      La verdad es que este año la hierba está tan alta que no se puede con ella, ni siquiera las ovejas del vecino que son lo más tragón que conozco, son capaces de mantener el trozo de parcela que les toca en condiciones.
      Y si me ves con la pamela gigante en blanco, guantes de trabajo - no vaya a ser que me salgan ampollas, que casi,casi - faldita corta beige, camiseta de nadador ajustada negra y chanclas rojas,era todo un poema. Pero poema o no yo quité la yerba de en medio que cuando está verde tiene su mérito.
      Las fotos quedaron muy bien y las del mar las saqué yo- eso sí con el maestro detrás apuntando cómo debía colocarme
      Besos

      Eliminar
  14. ¡Holaaa! ¡Ya te vale! jajaja Dejaste al pobre Julián con todo el trabajo sudando la gota gorda ¡Claro que sí! yo hubiera hecho lo mismo, lo mío no es el campo. La verdad que es precioso y hoy en día es un lujo tener algo así. Muchísimos besos Por cierto te pusiste el conjunto del post del otro día (la primera foto) que tanto me gusta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Piluca, iba a dejarlo, pero cuando lo ví, desbrozadora en mano, sudando como un loco y peleando con los yerbajos, me levanté de la poltrona y me puse las pilas, que soy vaga, pero no mala persona.
      Este año entre la casa en el pueblo de mis tías y el "prao" de Julián, no damos a basto, parece que tenemos posesiones increíbles, pero a la hora de la verdad mucho ruido y pocas nueces.
      Y las foto mía forma parte de las que sacamos el día de la entrada anterior. Ese día ni siquiera llevamos la cámara.
      Si me quieres ver en plan de campo de verdad, puedes buscar una entrada que se llama jardinera de pacotilla del año pasado que estoy con la tijera de podar en ristre.
      Besos

      Eliminar
  15. Yo conozco lo que es segar la hierba de una finca que no se visita mucho, y el primer corte del año, con las matas a la altura de la rodilla es un trabajo duro. Me solidarizo con Julian y me parece estupendo que no te tumbaras a leer la revista, seguro que el agradeció el detalle. De todos modos, yo he tenido un trabajo sedentario, de asfalto y oficina y el cambio a trabajo físico y naturaleza, de vez en cuando se agradece y parece que te hace un peeling mental... Las fotografias preciosas y los relatos con que las acompañas a mi me resultan con frecuencia muy evocadores. Besos. Inma

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Inma, pues si sabes de qué se trata no necesito explicarte nada. Para eso hace falta una segadora de las grandes, pero no nos la compramos porque sólo se usa una vez al año y es todo un armatoste.
      Respecto a lo que dices de lo bueno que es cambiar de actividad me recuerdas a lo que me comentó una de las magistradas de lo Social de Asturias. Es una mujer impresionante, guapa, elegante, refinada, femenina y con una profesión absolutamente intelectual.Pues bien cuando necesita relajar se va a su huerta a cultivar hortalizas, porque le viene de maravilla.
      Ya ves que no eres única.
      Y lo de los relatos evocadores tiene mucho que ver con que suelo hablar de cosas que me pasan o me pasaron y en el fondo todos tenemos vivencias parecidas. Nos gusta que alguien nos las recuerde y nos ayude a sentirnos parte de la humanidad.
      Mil gracias por tus comentarios.
      Besos

      Eliminar
  16. Que preciosas fotografías. Me encanta poder disfrutar de la naturaleza, nos da mucha paz.
    Enhorabuena al fotógrafo.
    Bss.
    http://atentamente-carmen.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  17. Unas fotos preciosas Curra, ¡pero que bonito es el norte!
    Un beso.
    Mónica
    www.tuestiloadiario.blogspot.com

    ResponderEliminar