viernes, 5 de julio de 2013

Relato de ficción




Pero ¿De verdad que te vas a ir de viaje tu sola?

Te vas a aburrir como una ostra.

¿Cómo dijiste que se llamaba el sitio?



Las preguntas se sucedían una tras otra, casi quitándose la palabra.

Ni su marido, ni sus hijos podían meterse en la cabeza  que a ella le apeteciese marchar a aquella aldea perdida que hasta ese momento, ni siquiera habían escuchado nombrar.




Era tan buena, tan cariñosa…

Estaba siempre pendiente de todos.  

Con aquella sonrisa que casi parecía de fábrica, pero que conservaba el mismo magnetismo de la primera vez que la veías y te dejaba fascinado.

Y se habían acostumbrado a que estuviera allí





Por eso les parecía imposible que le apeteciera marchar de casa, aunque sólo fuera unos días.





Habían accedido a regañadientes a colaborar en las tareas diarias, a mantener un cierto orden a ir sacando del congelador la comida que les había preparado.

Pero no habían sabido convencerla de que se quedara a su lado.



Y ella que, sencillamente, necesitaba descansar un poco, se sentía feliz entre aquellas casas de piedra, contemplando el paisaje y disfrutando de los contrastes y las distintas tonalidades del verde.







Paseaba sin rumbo, se sentaba en el primer muro que encontraba, se dejaba acariciar por los primeros rayos del sol y no pensaba en nada.




Sabía que aquella recarga de pilas le iba a permitir volver como nueva a la rutina y estaba feliz en aquel sitio.

Realmente los de casa ahora ya no la necesitaban tanto.




Aquella escapada le sabía a gloria e incluso, a veces se reía sola pensando en lo que dirían los vecinos que la veían exhibir cada día un sombrero nuevo.

Se había traído toda su colección y había constituido los caminos de aquel pueblo diminuto en su Ascot particular.




Y ese pequeño gesto divertido le bastaba para animar aquellos días de tranquilidad a solas.



 Fotos 1 y 2

Sombrero y bolso: DayaDay.
Camiseta: Primark.
Vaqueros blancos y cinturón: Zara
Sandalias: El Corte Inglés (verano 2012)



Fotos 3 y 4
Mono: Zara (verano 2013)
Sombrero: Zara (verano 2010)


Foto 5
Sombrero: Primark.


Fotos 6 , 7 y 8
Falda: Antigua ( Era una enagua de mi bisabuela)
Camisa: Zara (verano 2012)
Pamela: Primark.
Zapatos: Tienda local.
Bolso étnico: Recuerdo de un viaje.


Foto 9
Camiseta: Zara (verano 2013)
Vaquero: Primark (seccción de hombre)
Pamela: Primark.
Colgante de Nácar: Regalo de mi amiga Maite.




Fotos: Julián Herrero.



  

49 comentarios:

  1. You look fabulous and elegant with your hats, Curra! Beautiful.

    Annette
    Lady of Style

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Thanks Annette.
      I love hats and I take that I look good for them
      I have a few and teach incredably.
      Kisses
      Happy weekend

      Eliminar
  2. Precioso relato Curra.Deberías de hacer un libro con cuentos cortos.Adem´ñas escribir es terapeútico.Las fotos ideales.Me encantan los sombreros y te quedan genial.Mi preferida la que estas de perfil y se ve la cortina blanca detrás ¡qué bonita¡
    Tus looks estupendo y felicita a Julian por que vaya fotos más bonitas
    Besos
    Gema
    http://brujuladeestilo.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias Gema, las fotos son de una tarde que pasamos en la casina de Teverga, me llevé los sombreros y me lso fui colocando uno a uno.
      La luz entraba por los ventanales y formaba contrastes con lo que los contraluces quedaron muy bonitos.
      El resto de las fotos fuimos aprovechando los últimos rayos de sol de la tarde, como ves en Asturias este año por yerba no nos podemos quejar.
      Y lo de escribir, tengo que planteármelo, anoche estaba muy cansada y al relato se le nota bastante, pero cuando estoy bien me gusta y me viene genial.
      Un abrazo y feliz finde

      Eliminar
  3. maaaaaadre esas fotos de tu silueta con la palmera es tooooootal!!!!

    Julián se sale.

    Ese sitio a donde fue seguro q era Teverga....

    http://maritienblog.blogspot.com.es/?m=0

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Unas fotos preciosas con mucha elegancia...

      www.shareasecret.wordpress.com

      bss!

      Eliminar
    2. Belén, Susana, como los comentarios están superpuestos os contesto a las dos.
      Las fotos efectivamente están hechas en Teverga, entre nuestra casina y la de mis tías y los contraluces quedaron muy bonitos. Julián está recuperando el oficio en esto de las fotos a pasao vertiginosos y cada día lo hace mejor.
      Me alegro que os guste.
      Susana, mil gracias por pasarte por el blog y por tomarte el trabajo de comentar, es todo un detalle, me pasé por el tuyo y eres una delicia de estilo y elegancia.
      Besos

      Eliminar
  4. Es que a veces hay que alejarse un poco. Aislarse de todos y de todo, para encontrarse a uno mismo.

    Preciosas fotos, me quedo con la penútima, ese contraluz con un tinte entre misterioso, romántico, nostálgico....

    Estoy con Gema, anímate a escribir y libro de relatos cortos.

    Besos

    Gracia

    www.crecercoaching.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracia, es verdad que el tomar distancias ayuda a ver las cosas mejor y sobre todo con más tranquilidad.
      En este caso no fui yo la que se fue, sino que me acordé de todas las madres de familia que andan rondando los cincuenta, con los hijos ya lo bastante crecidos como para no necesitarlas demasiado, su marido enfrascado en mil cosas y que cuando tienen unos días libres, sueñan con marchar a un sitio tranquilo. Aproveché las fotos en el pueblín que quedaban muy bien para ilustrar la idea y me puse a escribir.
      Os haré caso y escribiré.
      Besos

      Eliminar
  5. ¡Que sombreros! ¡Que estilismos! ¡Que fotos! Estás fantástica! Cuando el visto la primera foto, me he dicho: ¡Que sombrero tan bonito!, pero cuando he seguido viendo el post ya no he sabido cual me gusta mas, creo que TODOS. Yo también tengo una buena colección de sombreros, pero los mios son de invierno en su totalidad. Besos. Inma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Inma, la verdad es que tengo una cabeza muy adecuada para sombrero, me suelen sentar bien y me encanta ponerlos. Sólo siento no veranear en el sur para pasear por la playa con una de esas pamelas grandes y un pareo sobre el bañador, En el Norte resulta un poco excesivo y por las mañanas casi nunca hace tanto calor como para justificar esas alas tan amplias. Pero me imagino siempre lo precioso que haría un contraluz en esas condiciones.
      Si te quedan bien los sombreros aprovecha que los hay muy bonitos y en rebajas muy baratos.
      Besos y feliz fin de semana

      Eliminar
  6. Que guapa con el mono y tu colección de sombreros me encanta! Te veo guapísima en todas las fotos. Felicita al fotógrafo que cada día se supera. Un besín Curra. Ya estoy instalada en Oviñana pero no veo el sol.
    http://www.solaanteelespejo.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María, tú tienes un mono igual que te queda como un guante. y tu colección de sombreros tampoco anda nada mal, en eso tenemos gustos muy parecidos. Cuando vi tu entrada, ya teníamos hechas estas fotos, pero no coincidió publicarlas hasta ahora, me hizo gracia la coincidencia.
      Y tienes razón Julián cada día lo hace mejor.
      Besos y feliz fin de semana que el día está precioso, al menos en Oviedo.

      Eliminar
  7. No te has planteado escribir???, haces unos relatos maravillosos. Y yo como tu necesitaba y de hecho me fui de viaje yo sola. Me gusta tu estilo!!! besos .... Carmen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias Carmen.
      Siempre me ha parecido que escribo cosas amenas, pero no doy mucho más de mí. Por eso no me puse a escribir en condiciones, quizá a la visa de tantos ánimos acabe pro intentar algún relato.
      Lo que cuentas de hacer viajes sola es una necesidad de la mayor parte de las mujeres que conozco, se llevan bien con su familia y están contentas con el trabajo, pero de vez en cuando necesitan desconectar y alejarse.
      Besos

      Eliminar
  8. Precioso el relato y precioso los estilismos, y por supuesto las fotos, la quinta en concreto yo la ampliaba y la enmarcaba, esta increíble. Un besote Curra, que disfrutes del fin de semana.
    Http://blog.sinetiquetar.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias Ángeles. Ya sabes que de vez en cuando me hace ilusión escribir unas pocas líneas que me invento sobre la marcha.
      Anoche tenía gana de dejarme ir y a la vez viendo las fotos me acordé de lo cansadas y sobrecargadas que podemos llegar a estar, con lo que escribí un poco en homenaje a todas esas mujeres que lo mismo sirven para organizar su casa, que para sacar adelante un trabajo de responsabilidad.
      Besos y feliz fin de semana

      Eliminar
  9. Me encanta el relato! y tus fotos impresionantes!!!
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te gustaran las dos cosas, suelo escribir relatos de vez en cuando y ponerlos en el blog . Van muy bien para ilustrar las fotos que me saca Julián, que pese a que no le gusta que se lo digan, hace unas fotografías francamente bonitas.
      Besos

      Eliminar
  10. I enjoyed your story: it adds something special to your post...and you are lovable wearing hats. Each one is very beautiful. I think my favourite is the first one.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Thanks Dan.
      I love hats and I'm sad it increasingly putting less normal.
      The photos are made in a very small town where we have a house.
      I'm so glad you like
      Kisses and happy weekend

      Eliminar
  11. Aquí estoy otra vez. Me acuerdo cuando mi madre un verano dijo que necesitaba irse sóla unos días a un Parador. Y se fue al Parador de Ávila una semana. Ni mi padre ni nosotros cuatro lo entendimos y ¡encima al lado de Madrid! menos todavía. Y ahora casi 30 años después lo entiendo y ¡cómo la entiendo! Y te entiendo a tí. Bueno ahora a la ropa. Las pamelas son sensacionales, a mí me encantan. Lo que pasa es que no encuentro ocasión para ponérmelas, me siento rara. La última foto es natural a "tope" y estás guapísima, más que guapa sensacional. Besoooos y pásatelo genial el fin de semana. Ya que tengo que bajar a la piscina o sí o sí, voy a aprovechar a tomar un poco el sol que hace un calor de muerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Piluca el relato es pura ficción, yo tengo mis quehaceres pero no hijos que me agoten, a cambio atiendo a los mayores de mi familia. Pero veo a mi familia y os veo a vosotras y me apeteció hacer una entrada hablando de esas ganas de desconectar y olvidarse de todo que nos llegan a veces.
      Mil gracias por los consejos de bisutería, pienso seguirlos tal cual me los das, ya te escribo con más calma en el Facebook.
      Las pamelas son complicadísimas de usar salvo en las playas del Sur, que si vi muchas chicas con ellas y en las bodas, pero yo decidí que cuando voy al pueblo me las planto que son lo justo. Las de Primark suelen sentar de cine y son baratísimas con lo cual me fui comprando una al año desde que montaron la tienda en Oviedo y ya ves.
      Disfruta de la piscina que con Piluca pequeña por ahí seguro que os viene genial a las dos.
      Besos

      Eliminar
  12. Que bonita colección de sombreros, yo los compro y luego no los estreno. Por aquí no los lleva nadie, y me parece que voy a llamar la atención.
    En cuanto a tu relato, con un poco de humor, con dos adolescentes en casa, me veo muy muy reflejada.
    Gracias por estos bonitos momentos Curra.
    Disfruta del finde, bss.
    http://atentamente-carmen.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Verdad que con adolescentes en casa una tendría que hacer eso?
      De vez en cuando desconectar y tomar fuerzas es estupendo y en casa se enteran de todo lo que haces a diario sin que ellos lo noten.
      Y lo de los sombreros, decidí que me los ponía cuando voy al pueblo, me protegen del sol, me sientan bien y de paso me obligan a salir de la ropa cómoda y de cualquier manera que me suelo poner cuando estoy allí.
      Me alegro que disfrutes viendo el blog.
      Besos

      Eliminar
  13. Que preciosa colección de looks, Curra. No se si comentarlos uno a uno o solo decirte que me encantan todos. Tu Ascot particular es fantástico, siempre estás fantástica con tus sombreros. Me gusta todo, pero ya sabes como me encantan los vestidos blancos románticos, ad lib o dile como quieras. Me encantan tus sombreros y pamelas, el de la última foto es una maravilla. Estás guapísima en las fotos, me encanta tu sonrisa en la primera de ellas. Magnífico post.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. José María ese conjunto ibicenco es una delicia, la parte de arriba ha ido cambiando con las modas, pero la enagua que mi bisabuela nunca llegó a estrenar y que apareció en una de las arcas de la casa familiar es preciosa. Ya no se hacen tiras bordadas como aquellas, ni el algodón tiene esa suavidad tan delicada al roce.
      Me alegro que te gusten las pamelas, siempre me ha parecido que el sombrero es el complemento más elegante que existe y en este caso se trata tan solo de encontrar el momento adecuado para lucirlo.
      Si te acuerdas hace unos años nadie los sacaba y cada vez se ven más canotier y panamás. Yo no tengo ninguno de esos, me había comprado un panamá este año, pero se lo terminé regalando a un amigo. Y este año decidí que me los iba a poner porque sí, muchas veces la moda es sólo cuestión de que varias personas se decidan a sacar algo que favorece y al resto les guste lo bastante como para imitarlas.
      Feliz fin de semana, disfruta del buen tiempo

      Eliminar
  14. un post realmente bonito y emotivo, combinado con unos looks ideales :)



    Nueva entrada en el Blog! BLOG.THE.DREAMS.COM Gracias por pasar y comentar, guapiii!

    Has participado ya en el SORTEO en mi blog de varios accesorios Glamberra?? Te esperamos!

    New post here: BLOG.THE.DREAMS.COM!! Thanks for stopping by! Kisses!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias Bárbara.
      Este fin de semana desconecté por completo del blog y por eso contesto tan tarde.
      Un abrazo

      Eliminar
  15. El relato me ha gustado mucho, no sé si sería capaz de hacerlo y si me entenderían, de momento no lo necesito, pero entiendo que en determinado momento eso sea lo que puedas necesitar. Una escapada con vuelta.

    Y eso sin sin perder jamás la clase, las fotos magnificas.

    bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rosa, no fue mi caso, me lo imaginé a partir de lo que me cuentan mis amigas y la mayor parte de las mujeres con hijos adolescentes o jóvenes, pero todavía en casa.
      Estoy segura de que es una terapia de lo mejorcito.
      Te debo m@il
      Un abrazo

      Eliminar
  16. Pięknie wyglądasz w kapeluszach, cudne ostatnie zdjęcie...pozdrawiam...

    ResponderEliminar
  17. La verdad es que el relato es estupendo!!! Me siento identificada en intentar conseguir un tiempo y espacio propio. Creo que es muy necesario!!! Qué bien te sientan las pamelas...!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Verdad Marisa que la idea de escapar y dejar a los de casa solos unos días es absolutamente irresitible?
      Mil gracias por los piropos
      Un abrazo

      Eliminar
  18. Estabas contando mi historia, verdad??? jejeje. Si es que escribes de una forma que la mente vuela , querida Curra. Aunque me gustan todos los looks que expones aquí.. por supuesto que me quedo con la enagua de tu abuela ... pura delicia para mis ojos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rosy, lo de necesitar desconectar es tan femenino, como el cargar con el peso de ser el eje de la familia. No dudo que haya hombres que también se ocupen, pero yo creo que el 90 % de las muejres se apuntarían a una escapada así.
      La enagua de la bisabuela apareció en una de las arcas de ropa blanca de la casa familiar, estaba sin estrenar y me hizo falta ajustarla a mi cintura, pero es preciosa y desde que la rescaté la uso todos los veranos porque es una delicia.
      Besos

      Eliminar
  19. Magnifico post!Nos parece fantástico! Las fotos son geniales! Un beso.

    http://mumandme-trapitos.blogspot.com.es/?m=1

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias chicas, estuve desconectada el fin de semana, pero prometo pasar por el blog en cuanto tenga un minuto .
      Me hacen mucha ilusión los comentarios
      Un abrazo

      Eliminar
  20. Lindas fotos, hermoso relato... Lindo blog.. Te sigo

    Besitos :)

    elclubdelamodaymas.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Milñ gracias por el comentario y por seguirme, me he pasado por tu blog y está muy bien, con cantidad de ideas para poner en práctica.
      Nos vemos.
      Besos

      Eliminar
  21. Que historia tan bonita!! y las fotos preciosas

    http://timeofstyle.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te guste la historia, podría ser la de una madre cualquiera con hijos un poco crecidos.
      Las fotos son obra de mi chico que es un gran aficionado y la verdad es que las borda.
      Me pasé pro tu blog y es genial.
      Un abrazo

      Eliminar
  22. Qué puedo decir de tu envidiable colección de sombreros....es que me gustan todos!!! También es una delicia leer los textos que acompañan a las magnificas fotos, Carmen!!
    Un besazo!

    http://cocoolook.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmen, la verdad es que soy una incondional de las pamelas desde hace años.
      Al principio solo las llevaba a las bodas, pero en un momento determinado acabé por sacarlas a la calle y sobre todo cuando voy de campo.
      Mil gracias por tus comentarios, siempre encantadores.
      Un abrazo

      Eliminar

  23. ¿sabes que pensaba yo hace años?: que una vez jubilada estaría siempre de viaje yo sola (como he hecho muy a menudo), con esporádicas visitas a España para ver a mis hijos y poco más. Y me imaginaba en una terracita, escribiendo en un cuaderno o leyendo un libro, con la cara arrugada como una pasa, pero con una buena salud.
    La salud la tengo, el dinero (poco) también para hacer un par de viajes al año, pero estoy más que atadaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa, cuando mis hijos se independizaron ¡zas!, a mí me dio por casarme por segunda vez y como el "contrario" tiene su empresa................. pues como que no hay viajes como los que soñaba.
    Asignatura pendiente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María, esas cosas pasan y la mayoría de nosotras somos incapaces de hacer alñgo tan simple como coger la maleta y marchar de vacaciones unos días.
      Pero tu plan me parece demasiado bueno como para dejarlo a un lado, así que no te marches a vivir fuera, pero deja algún día a tu " contrario" con su empresa para irte a esa terraza de tus sueños a escribir.
      Te imagino perfectamente, feliz, escribiendo en la terraza de ese café que describes, con la misma pasión que las quinceañeras que no abandonan su diario, disfrutando de las bellezas que te rodean. Si eres de mi estilo, ni siquiera se te ocurrió plantearlo, pero igual si lo hablas resulta que a él no le parece tan mal y tú haces realidad un sueño especial.
      De todas formas yo que no encontré pareja hasta los 48, valoro muy mucho la compañía y el cariño de alguien a quien tienes al lado. Mi fórmula es un tanto peculiar porque cada uno vivimos en nuestra casa, pero saber que Julián está ahí, me merece mucho más la pena que todos las cosas que me pueda perder.
      Tú valora pros y contras y luego decide, que quedarse con las ganas no es bueno.
      Besos

      Eliminar
  24. Pedazo de texto, enhorabuena. Escribes de modo formidable y el apoyo fotográfico es impecable. Sigue escribiendo, incluso te animaría a que hicieras algo mas largo. Tienes madera de novelista y no te lo dice alguien que no sepa de que habla. Enhorabuena de nuevo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias. A mí me parece que redacto bien y que en cosas cortas y sencillas me defiendo, pero meterme con algo largo me parece fuera de mis posibilidades, con todo agradezco en el alma el comentario y prometo intentarlo.
      Ya sois unos cuantos y la equivocada puedo ser yo.
      Encantada de saludarte.
      Hasta siempre

      Eliminar

  25. Tienes toda la razón y no creas que no lo hemos hablado. Según dice, puedo hacer lo que quiera, pero sé que lo dice con la boca pequeña. Cuando voy algún finde a Málaga, donde viven dos de mis hijos que lo tienen más difícil para venir a Madrid, sé que no le hace ninguna gracia que me vaya, pero en esto las cosas están muy claras: mis hijos por encima de todo, siendo como son.
    Por otra parte, Europa (excepto Londres) ya me la tengo muy conocida y los países que más me gustan son los asiáticos y los africanos, y tal como están las cosas de revueltas por ahí soy yo la que me corto y me "consuelo".
    Eso sí, tengo un viaje pendiente a New Orleans que quiero hacer el año próximo sí o sí, así que ya le he dicho que se lo vaya pensando...

    ResponderEliminar