viernes, 8 de febrero de 2013

Momentos







La columna del reloj




Cuando era pequeña, María jugaba en el parque todas las tardes.
En lo alto de una columna, un reloj antiguo contaba los minutos y las horas de esos juegos infantiles.
Ella no era consciente de  gran cosa aparte del fuste estriado y blanco de esa columna, su estatura no daba para más, pero sabía que estaba ahí, indicando la hora de marchar...
Los años pasaron y, casi sin darse cuenta, un buen día, sus pasos la llevaron de nuevo al parque.
Movida un poco  por la nostalgia volvió al lugar de sus juegos de niña.
Contempló todo con ojos de joven, se dejó invadir por los recuerdos, aún cercanos, fue anotando mentalmente los reencuentros y también las ausencias.
Porque faltaban cosas, claro que faltaban cosas.
Y entre ellas María echó de menos aquel reloj tan importante para su padre.
¿Qué sería de él? ¿Por qué no lo habrían arreglado?
Miró hacia arriba y se dio cuenta de que una maquinaria nueva no hubiera bastado para renovar aquel viejo corazón.
En medio de los árboles centenarios, hubiera sido como un remiendo, hubiera desentonado.
 Sin el conocido tic-tac de tantos años, sin el testimonio de las inclemencias del tiempo, del aire y del sol que habían terminado por estropearlo, no sería lo mismo.
Quizá por eso habían decidido dejar el hueco, para que su recuerdo   pudiera mantener la esencia de un lugar de juegos al aire libre.  Repitiendo sin necesidad de palabras la divisa de Lorenzo el Magnífico “Tempus fugit”




                                 Perspectivas.
Como si fueran centinelas. Una detrás de otra las columnas se dejan ver, incluso se pavonean al sol de la tarde.
Recortadas sobre el horizonte, coronadas por esferas, gastadas por el paso del tiempo, no les importa tener desconchones.
Es como si los años transcurridos desde que las colocaron ahí, les otorgaran una categoría y un honor superiores.
Por eso se yerguen orgullosas y en formación, como un desafío hacia la cámara para que quien la maneja no pase de largo



                                      Tiempo Esmeralda
Todavía queda un poco de luz.
No es gran cosa porque las farolas de la calle ya han encendido sus globos blancos.
Es hora de recogerse, de volver a casa, de terminar las tareas diarias...
Dentro de unas horas la calle será patrimonio de los que se quieren divertir, pero todavía no.
Todavía se puede estirar un poco el tiempo.
Se puede hacer que esos minutos que faltan hasta que la oscuridad se extienda se conviertan en tiempo esmeralda.
Como la fachada del edificio que se anuncia, convertido en números y en reflejos, pequeños y vergonzosos, de las cosas que lo rodean
                                      

27 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Nira, eres un sol. Tengo una suerte inmensa de poder contar con lectoras tan deliciosas.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Pero qué bonitas historias a través de tan bonitas imágenes.La del reloj y Maria me ha encantado ¡enhorabuena por esta sección diferente¡
    Me gusta mucho
    Besos
    Gema
    www.tuestiloadiario.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gema, la historia está a caballo entre lo real y la fantasía. El reloj existía encima de esa columna y en ese parque jugaban los niños, cuando Julián vio que lo habían quitado se preguntó el por qué y me contó la historia. Yo la escribí a mi estilo y salió esa especie de cuento que resulta mono para empezar el fin de semana.
      Me alegro en el alma que te guste.
      Ya os vi en el casting de Mía, cada día más sueltas y mejor. Ya verás como ascabáis por posar como verdaderas modelos.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Bonitas palabras, bonitas fotos.
    Gracias por pasarte por mi blog.
    Sí que soy de Oviedo y el fotógrafo al que felicitas soy yo misma jijijiji. Me hago las fotos yo solita.
    Besín

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vanesa, me he vuelto a pasar por el blog porque no me podía creer lo de que te haces las fotos tú misma. Menudo trabajo y vaya bien que te quedan.
      Me hace mucha ilu conocer una chica de Oviedo con blog, a la única que conocía hasta ahora, no sale nunca en el suyo que se llama el Vestiblog y está muy bien, y me encanta pero publica solo cuando puede. A partir de ahora disfrutaré viendo sitios conocidos
      Me alegro mucho que te gusten las fotos y los cuentos que les coloco. Yo escribo, pero la fotografía se la dejo a Julián que es el experto. Últimamente metemos cosas que no tienen nada que ver con la moda, para hacer algo un poco distinto.
      Encantada de conocerte y de estar en contacto.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Que historia mas estupenda, me gustado mucho leerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mary Rec. La historia es fruto de la imaginación de Julián. Él me la contó y yo me limité a escribirla. Tengo menos imaginación y casi siempre tiro de vivencias propias o de recuerdos, pero cuando se trata de pasar ideas al papel, me sacudo la pereza y me brotan con una facilidad pasmosa.
      Me alegro de verdad que te guste. No sabes lo feliz que me hace.
      Un abrazo

      Eliminar
  5. diosss como me llegas a trasportar!! fascinante leerte!! besos miles cariño

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmen, lo de transportarse tal y como están las cosas es estupendo.
      Te permite evadirte de las obligaciones, del cansancio y de la rutina que para algo es San Viernes.
      Si te he ayudado a desconectar y descansar, me quedo feliz
      Un abrazo

      Eliminar
  6. Como expresó Virgilio en el poema de las Geórgicas (libro III):“Sed fugit interea, fugit irreparabile tempus, singula dum capti circumvectamur amore” / “Pero mientras tanto huye, huye el tiempo irremediablemente, mientras nos demoramos atrapados por el amor hacia los detalles”.
    Amor y una sensibilidad especial ante los detalles es lo que nos muestras, lo que nos regalas con entradas tan delicadas y cuidadas (aunque esta característica está presente en cada una de ellas, no es ninguna excepción)como la de hoy.

    Tras una semana laboral, que se me ha hecho particularmente eterna, y dando la bienvenida al tan ansiado fin de semana, estaba aprovechando un momento de lectura, para evadirme, relajarme, antes de dejarme llevar por un necesario y reparador descanso. Tenía puesta música de fondo, en concreto, una lista de reproducción que me hice no hace mucho, con temas variados, para momentos como éste, de quietud, sosiego, de necesidad de armonía. Casualmente ha sonado "Tempus Vernum", de la cantante irlandesa Enya. Y he pensado, por su letra (el paso del tiempo, la sucesión de estaciones, del "Tiempo de Primavera"), que podría ser mi particular "detalle" hacia ti hoy (y más sabiendo lo que deseáis que os lleguen luminosos, templados y apacibles días primaverales, que se lleven tras de sí el frío que estos días ha vuelto a instalarse), en pequeño agradecimiento (mas bien, minúsculo) por esos textos tan cautivadores (incluso conmovedor me ha resultado el primero de ellos), y tan impresionantes fotografías. Pero, aunque la letra me ha gustado, la melodía refleja un momento de marcado carácter épico, por ello, pensándolo mejor, enseguida la he descartado, no pareciéndome tan apropiada ya. Te dedico y regalo ésta otra que deseo te guste; asi como también a aquell@s seguidoras/es tuyos que también ansíen la llegada de más luz, de calor, y del reverdecer de las energías aletargadas por el invierno: "A Day Without Rain" http://www.youtube.com/watch?v=KDgbEexEHOY&feature=share&list=PLB7E8B679CEC2CD8D

    Muy feliz fin de semana, Curra!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Mara.
    ¡Qué delicia de comentario! ¡Cómo he disfrutado con él!
    Me has traído mil recuerdos placenteros. Me has recordado lo que me gusta el latín. A mis dieciséis años que me dijeran que lo mío eran las letras, me parecía casi un insulto en un momento en que, recién inaugurada la Facultad, todas las chicas inteligentes querían hacer medicina. Pero la realidad es que aquella observación de mis profesores de entonces estaba cargada de razón. Terminé por estudiar Derecho, era la tradición familiar y lo encontré tan lógico que no le hice el menor caso a mis inclinaciones.
    Pero releer en tu comentario ese fragmento de "las Geórgicas" me causó verdadero placer.
    Entre tanto anglicismo y tanta prisa, la vuelta serena a nuestros orígenes, el contacto con una civilización que todavía hoy nos da sopas con honda en lo que se refiere a cultura, me parece todo un acierto.
    Y escuchar la música deliciosa de Enya, me da igual en su aspecto épico que en el tranquilo y sosegado es el mejor de los regalos.
    Así que mil gracias Mara.
    Gracias por el regalo, por el detalle cariñoso de pensar en todos los visitantes de este blog, en mi nombre y en el de todos ellos: Gracias por contribuir a hacer de él algo vivo y palpitante. Con gestos como el tuyo la lluvia, el frío y la falta de luz quedan relegados al olvido.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Preciosas fotos y maravillosos relatos. Me encanta este blog, en el que puedo encontrar tanta belleza y de tantas maneras diferentes. Me gusta tu diversidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Josep -María. No sabes lo que me alegra que te encuentres a gusto visitando este blog.
      Encontrar personas con una sensibilidad parecida a la propia es un verdadero regalo y tú eres una delicia de educación y saber estar. Derrochas encanto por todas las esquinas.
      A está entrada le vendría bien un fondo de música pero no sé cómo se cómo hace y me da un poco de pereza buscarlo.
      A ver sí para la semana que viene me animo
      Un abrazo

      Eliminar
  9. Pues que pena que el reloj ya no esté... La foto de la columna realizada desde abajo para hacernos ver como una niña se sentía ante la imposición del tiempo, allí en la lejanía, en lo alto de la columna. Cuán pequeña se sentía y cuán protegida por su padre que aguardaba la hora...
    Que relato más bonito Curra. Me encanta tu manera de hacerme soñar una vez más. Un abrazo,

    Trini
    http://Yoaodoroviajar.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Trini, la verdad es que por lo que me dijo Julián, resulta extraño no verlo allí.
      Cuando vi la fot, pensé exactamente lo mismo que tú.
      Asíu tendría que ver la columna una niña, de abajo arriba.
      No sé si alguno de los muchos que jugaban en ese parque se habrá detenido a contemplar la columna, probablemente se hayan limitado a jugar y pasarlo bien.
      Pero echar la imaginación a volar es muy agradable y las pequeñas historias nos alegran los días.
      Mil gracias por apuntarte a soñar junto con nosotros, buena parte de la esencia de la vida es alcanzar los sueños y hacerlos realidad.
      Un abrazo

      Eliminar
  10. Como elementos tan sencillos, pueden dejar imagenes tan bellas.
    Buen finde. Bss.
    http://atentamente-carmen.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es el ojo avezado de un fotógrafo, su capacidad de ver cosas donde los demás no encontramos nada de extraordinario.
      Encontrar el enfoque adecuado, la perspectiva justa, la luz que hace juegos extraños, todo eso es lo que diferencia a los fotógrafos de los que nos limitamos a hacer fotos.
      Felzi finde para ti también Carmen

      Eliminar
  11. Curra ¡¡qué maravilla¡¡ respira el post sensibilidad, detalle, gusto por las cosas bien hechas... Felicidades a los dos, es una delicia detenerse a veros y leeros.. Y gracias a Mara por la aportación musical, otros complemento para los sentidos... el del oído (buena idea la de poner música en el post, pero sin prisas... tómate tu tiempo, y no te estreses, que todo se andará..) Bsss y feliz domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yoli-Lo. Qué gusto me da pesnar que te gusta la entrada, que no os aburrís viendo fotos que a nosotros nos parecen bontias, pero que en realidad tampoco enseñan nada extraordinario.
      Como le decía a Trini, es una delicia poder encontrar compañía para soñar, para explroar mundos diferentes, para disfrutar de cosas pequeñas y sin importancia.
      Cada día más, me siento integrada y arropada por todos los que nos veís y leéis desde el otro lado. Cada día más encuentro cosas que me apetece compartir, contaros y relatar.
      Y disfruto cuando me contáis que os llega. Y no te cuento, cuando alguien como Mara se toma la molestia de ponerle música.
      Enya es realmente mágica, parece salida del país de las hadas y encaja de maravilla en medio de las historias del finde, con lo que la idea no me puede parecer más atractiva.
      No me estreso, no te preocupes, vengo ahora de dar una caminata por los alrededores y da gusto sentir el fresco hoy que no llueve.
      Un abrazo y feliz domingo para ti también

      Eliminar
    2. No hay de qué, Yoli-Lo, no se merecen. Me alegra muchísimo que os haya gustado. Gracias a vosotras!
      Curra, si te animas con algún post embellecido, más si cabe, con algún tema musical, que esté relacionado de alguna forma; o cualquier otra idea, sea cual sea, que se te ocurra y apetezca... ¡Ánimo! ¡Adelante con todo cuanto te propongas, siempre! Con todo aquello que te haga sentir bien, con lo que disfrutes y te produzca satisfacción.
      Y además, seguro que nos sorprenderías muy gratamente. Será un placer para nosotr@s! Ninguna duda de eso!
      ¡Feliz domingo!

      Eliminar
    3. ¡Mara, qué bien! Te animas a coemtnar directamente. Así da gusto poco más y hacemos una tertulia virtual.
      Lo del a música tengo que enterarme bien de cómo se hace, porque me apetece incluirla, así que me pondré con ello.
      ¡Feliz Domnigo para las dos y para todos !

      Eliminar
  12. Me gusta el texto y por supuesto las fotos. Un abrazo Curra.
    http://solaanteelespejo.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  13. Gracias María.
    Se trata de hacer algo más allá de la moda. Aprovechando las fotos que hace Julián.
    Que pases un buen domingo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Un post genial!!!

    http://stylearua.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracia Arúa. He visto tu blog y estás muy al día y muy moderna.
      Me alegro que te guste "El capricho..." poco a poco vamos encontrando nuestro sitio y nuestro estilo y siempre es un placer encotnrar peresoans qa las que les gusta lo que haces.
      Cuando queiras ya sabes donde estamos y estaremos encantados con tus visitas.
      Un abrazo

      Eliminar
  15. Dios mio de mi vida!! pero que hermoso! donde, donde esta porque un dia, yo no se cuando pero un dia yo quiero ir a ver estas columnas y que paso del reloj porque, porque lo dejaron porque se acabo? hay!! yo que escribo, que hablo y que a destajo me sale todo no se ni que decir porque enmudece una con tanta hermosura, es bello verdad?
    besos cielo!

    ResponderEliminar