viernes, 1 de febrero de 2013

Esperando la primavera



Mañana es dos de febrero, fiesta de las Candelas.

En Oviedo la tradición manda ir a celebrarla al Monasterio de San Pelayo. 
Allí, las benedictinas mantienen una procesión de luz, en torno al Claustrillo donde está su cripta.

Se trata de una de las dos ocasiones del año en que se permite a los fieles entrar en la zona de clausura.

Tras atravesar la puerta de castaño bruñido y subir un par de escalones, tienes la sensación de entrar en otro mundo.

Cada fiel recibe una vela de sebo, pequeña y blanca, que porta encendida entre sus manos.

Unos al lado de otros, precedidos por los hábitos negros de las monjas de la comunidad, y unidos por los himnos que entonan, es como si te hubieras trasladado a otra época.



                            “Entre el cielo y el suelo...”




La piedra dorada viste las paredes, los techos y el suelo y sólo  se rompe  por las ventanas de forja con sus cristales emplomados.
A su lado, dos peldaños más abajo, la diminuta capilla, enmarcada por dos arcos del primer románico asturiano.

Iluminada por las llamas temblorosas de las velas que se mueven sin cesar, esa misma piedra, adquiere un tono aún más dulce y la oscuridad de la noche que fuera ya extendió su manto, parece no tener poder sobre ese grupo.

La procesión recorre el espacio en una vuelta lenta y parsimoniosa, que va representando el triunfo de la luz y de la vida sobre las tinieblas.

Y a partir de ese momento empezamos a contar los días que quedan para la primavera




                      “Golondrinas encadenadas”




 Y hablando de primavera, parece casi obligado nombrar a las golondrinas.

No sabemos muy bien si serán las de Becquer, que año tras año cuelgan sus nidos en las ventanas de los enamorados.

O si con el cambio climático en lugar de sus colas en forma de horquilla, nos encontraremos sólo con la cigüeña, que viene por San Blas, el día 3 de febrero.

Pero empezamos a tener gana de escuchar el trino de los pájaros de notar el calor tibio de los primeros rayos de sol, de acabar con los hielos y los fríos, para sentir como se altera nuestra sangre.


                     “Imagina una invasión verde”


Y si algo caracteriza a la primavera es el resurgimiento del verde.

La savia nueva que alcanza a los troncos secos y grises para transformarlos en un prodigio de verdor.

 Primero las  yemas tiernas de un verde tan pálido que casi parece blanco, luego las hojas diminutas, unidas en un ramillete en el que apenas se distingue otra cosa que las puntas.

Y más adelante las hojas ya crecidas, luciendo y presumiendo de matices y de tonalidades.

 Pero, eso sí, siempre en verde, porque“ El verde es gala y ornato del campo en la primavera” ya lo decía Bécquer que hoy parece el artista invitado.


Sin necesidad de llegar a la invasión que Julián imagina en torno a La Laboral, el verde y más en concreto el esmeralda, amenaza con vestir además de la naturaleza, nuestros armarios 


23 comentarios:

  1. Hay por dios! ya me imagino admirando este paisaje que tan bien describes y transportada en el tiempo! y respirando el aroma de la primavera que espero suavice todo, y nos haga salir y que los días nos duren mas verdad? ahora te acabo de leer en mi blog y sabes? la niña bueno ellas son dos, no se si lo sabes pero tengo dos gemelas, ellas son Raquel y Diana y tienen 19 años si!! hija que yo cuando me pongo me pongo a lo grande eh! jajaja como te cuento ellas no tienen el don de la fotografia, una estudia empresariales y la otra ADE y estan en segundo, son profesoras de ingles y por las tardes dan clases a nenes en una acedemia asi que no les puedo pedir que sean fotografas oficiales pero estoy tan y tan orgullosa de ellas! un dia te enviare fotos si? me hace mucha ilusion en!! besos miles reina mia y un feliz fin de semana uff nena lo que me llegas al alma y me voy porque ya ves tu lo que me enrrollo eh!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmen, cuando me pongo a escribir a mi también se me va el tiempo y me enrollo y me enrollo.
      Qué bien lo de tus gemelas. Me encanta y me parece estupendo que den clases además de estudiar, eos significa que son responsables y que saben que las cosas no salen regaladas casi nunca. Desde luego eres un hacha, encuentras tiempo para cuidar de los tuyos y además nos alegras la vida con tus entradas y tus sorteos.
      Tengo muchas ganas de primavera y de renovación. Últimamente ni siquiera leo los periódicos para no tener que ponerme de un humor de mil demonios. Me siento impotente y me muero de rabia pensando en que a pesar de que las personas normales somos muchos más que los sinvergüenzas que se reparten la tostada, ellos se salen con la suya. Así que clamo con todas mis fuerzas por un cambio en todo para que las cosas recobren la normalidad y la cordura.
      Ojalá llegue la primavera y nos traiga savia nueva para poder disfrutar de la vida que es lo mejor que podemos hacer.
      Un abrazo fuerte para ti y un beso también para las gemelas por animarse con las fotos

      Eliminar
  2. Pero que bonito!!!
    Saludos
    http://judithbysucre.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Judith, la procesión en San Pelayo es una de esas cosas que te dejan huella.
      Es una fiesta poco conocida, pero que para mí marca el principio de la cuenta atrás.
      De hecho en América ese mismo día celebran la fiesta de la Marmota con un significado parecido, pero sin ese ritual ancestral y mágico
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Que preciosas las fotos y que ganas locas de primavera. Parece que con estos días tan grises y lluviosos no apetece nada y uno se limita a estar metido en casa. La primavera y la luz nos cargan de energia de la que tan falta estoy porque ha sido un invierno duro del que me voy recuperando poco a poco. De momento el mal tiempo va a acompañarnos y los looks primaverales tendrán que esperar en nuestros armarios. Un abrazo Curra.
    http://solaanteelespejo.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Verdad que sí María?
      Qué ganas y qué necesidad. Entre tanta mala noticia, tanta lluvia, - porque menuda tardecita la de hoy - y tan poca luz, estamos medio atontadas.
      Tú además con los problemas de salud tienes complicaciones añadidas. Que todos sabemos lo que se acusan los cambios de tiempo y sólo en esta semana pasamos del calor al frío y viceversa, varias veces.
      En fin habrá que confíar y de paso lucir la ropa de invierno que para algo la tenemos - y más tú con esos abrigos tan estupendos - y luego si no podemos salir nos daremos al chocolate con churros o con picatostes que está muy rico
      Un abrazo

      Eliminar
  4. La verdad es que la fuerza de estas tradiciones bien conservadas a mi me aportan seguridad... no sé como decirlo, pero me encanta que todo siga igual, al menos en alguna parte, que las monjas sigan con sus sencillas vidas siglo tras siglo me parece un milagro que merece la pena recordar y tener en cuenta.

    Las fotos son preciosas porque Oviedo es una ciudad única y maravillosa, y vosotros la mostrais de una forma especial...

    Un abrazo desde http://yoadoroviajar.blogspot.com

    Trini.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también me encantan Trini. Además en las Pelayas tengo grandes amigas y aunque hace tiempo que no la veo, la actual abadesa es un encanto. Más que la procesión de las Candelas, de pequeña recuerdo que nos llevaban a rezar a San bals y a pedirle para que no tuviéramos problemas de graganta. Era la época en que a todos nos operaban de anginas y acudir a la Iglesia siempre encerada y brillante de las monjas y comprar las galletas, era todo un acontecimiento.
      Aunque para mucha gente la clausura es algo incomprensible, te quedarías sorprendida con la labor de estas mujeres que detrás de las rejas guardan el secreto de saber escuchar y conocen mucho más del mundo que muchos de los que andamos todo el día de acá para allá.
      La primera foto, que es la única de la que recuerdo el momento en que se sacó, era en pleno mes de diciembre, habíamos ido a las afueras a una tienda de bricolaje a comprar caballetes para aumentar la mesa de Navidad y la vista de las Torres de la Catedral y Las Pelayas era de verdad preciosa allí arriba y a lo lejos.
      Mil gracias por tus comentarios, me encantan
      Un abrazo

      Eliminar
  5. Siempre nos cuentas unas cosas muy interesantes.nos muestras unas fotos geniales y además nos da tiempo para reflexionar sobre la primavera, me ha gustado mucho lo que nos cuenta.

    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. mary rec, hablo de cosas que me gustan o me llaman la atención. Muchas veces son las mismas que nos encantan a todos y otras son curiosidades que apetecen.
      La misión de un blog es entretener y si lo logramos, es toda una satisfacción.
      Vosotras también estáis en ello y entre todas pasamos buenos ratos que es lo importaante.
      Lo de las fotos, es todo un lujo. Tengo la suerte de que a Julián le encanta la fotografía y le hizo ilusión que yo tuviera un blog, con lo que colabora como un campeón.
      Me alegro mucho que te hayas gustado. Un abrazo

      Eliminar
  6. Qué bonita debe ser a ceremonia, y por cierto escribes muy muy bien. No se encuentra moda y literatura en ningun blog. Beso Lolina Roble

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lolina, la ceremonia es impresionante, la luz de las velas da un tono de misterio y a la vez de calidez increíble y las benedicitnas de Oviedo cantan como los ángeles, además de tener dos roganistas a cual mejor. A veces merece la pena madrugar para ir a misa a las once los domingos porque al terminar Sor Ángeles - que es una autoridad en Gregoriano - toca una pieza al órgano que te pone los pelos de punta, sobre todo a Bach es que lo borda.
      Y lo de unir moda y literatura, no es común porque en general los blogs de moda son de chicas muy jovencitas y no especialmente aficionadas al género literario. A mí me encanta escribir y tener un público es muy de agradecer.
      Si hasta Molière le leía sus textos a la cocinera, imagínate la ilusión de encontrar personas que te lean casi a diario.
      Mil gracias por esos piropos y por comentar, no sabes cómo se agradece.

      Eliminar
  7. Preciososo post, precioso relato. Me parece estar en el claustro, con el olor a cera y la tenue luz de la velas. El verde pronto aparecerá y los mil colores también. En la naturaleza y en tus vestidos. Espero ambos despliegues.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. josep-maria, la fiesta de las Candelas es una preciosidad.
      Representa la purificación, la limpieza, la vida y la entrada oficial en el templo con todo lo que ello significa de integración de la sociedad y de los nuevos miembros.
      Una sociedad que crece, que se renueva, que cree en las generaciones que van llegando, pero sin abandonar la sabiduría que se encuentra en los ancianos, los que han estudiado, los que se consagran.
      Una primavera que llenará de luz, de color y de savia nueva a unas raíces que se hunden en la tierra.
      No te preocupes que habrá despliegue en la naturaleza y en la ropa.
      Mil gracias por tus comentarios siempre encantadores.
      Un abrazo

      Eliminar
  8. Hola curra buenas tardes.
    Las ganas que tengo yo de primavera , Dios mío , más que nadie, lo que me gusta a mi el calor.
    Nunca había oído a ese santo, san Pelayo, en Ávila no le conoce nadie. En a ola tenemos a santa Teresa y a la virgen de Sonsoles. ¿ las conocías ?
    Preciosas las fotos contando los días para ir el finde a Santander.
    Bs. Nati

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto que conozco a Santa Teresa y el Carmelo de Ávila tiene fama en todo el mundo. Las ermita de Sonsoles, creo que la vi una vez que estuve haciendo un retiro, hace muchos años en el monasterio de Santa Ana que está muy cerca. Recuerdo que daba paseos hasta alli.
      San Pelayo era el sobrino del Obispo de Tui en tiempos de Abderramán III, Parece ser que era muy guapo y el califa se enamoró de él. Como al muchacho la idea le horrorizó, lo insultó y lo llamó " perro infiel", en lugar de aceptar los agasajos, se enfrentó y el monarca enfadado lo mandó torturar y luego matar.Sus restos viajaron desde Córdoba hasta Oviedo y hoy están en un monasterio precioso del Siglo XVI.
      Cuenta los días que cada vez quedan menos.
      Un abrazo

      Eliminar
    2. Curra eres un sol. Siempre te molestas en contestar y me encanta.
      Efectivamente el convento de las monjas del cister esta cerca de la ermita de Sonsoles , no me extraña que fueras dando un paseo. Yo voy andando desde Ávila , unos 5 Km. Muchos días. Es un paseo que me entusiasma.
      Gracias guapa. Nati

      Eliminar
    3. Nati, es un otero precioso y recuerdo los amaneceres más preciosos que he visto en medio de aquella explanada, así que aprovecha que tienes un paseo tan bonito y disfrútalo.
      Un abrazo

      Eliminar
  9. Qué bonita tardición Curra ¡no la conocía¡ me ha encantado como la has contado.Las fotos son preciosas..muy muy bonitas ¡enhorabuena Julián¡
    Besos y yo también soy de las que cuenta los dias que faltan para la primavera es mi estación preferida
    Gema
    www.tuestiloadiario.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gema en Oviedo celebramos el 2 de febrero las Candelas y el 3 San Blas. Las dos festividades en el mismo sitio. San Blas es el patrón de la garganta porque al parecer salvó a un niño que se ahogaba con una espina que había tragado.
      Los padres ovetenses acostumbran a llevar a sus niños para que el santo los proteja de las afecciones de garganta que de pequeños son tan comunes.
      La primavera, aunque sea lluviosa y fría tiene tanta luz y el campo se pone tan precioso que es una maravilla.
      Un abrazo

      Eliminar
  10. Preciosas las fotos, pero esta última...Bss.
    http://atentamente-carmen.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  11. Preciosa tradición. Lo narras muy bien. Es la única referencia que encuentro en la red sobre la procesión de las Candelas. Con tu permiso, comparto en FB. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto, me alegro que te haya gustado.
      Un abrazo

      Eliminar