domingo, 3 de febrero de 2013

Entre azul y verde para ir a merendar





Hace poco me llamó una amiga para que fuera a una presentación que hacía otra amiga suya de unos cosméticos nuevos.





Se trataba de pasar un rato de chicas acompañado de una merienda.







Tengo que confesar que hace tiempo que no iba a ninguna. Es como si con el cambio de hábitos de vida, lo de merendar resultara desfasado y obsoleto.
  




   Y sin embargo creo que es la comida del día que más me gusta.




Sentarme con un grupo de gente en plan tranquilo a una hora que todavía está lejos de la de irse a la cama y seguir el ritual de siempre.






Los emparedados, los canapés, las tostadas que se untan de foie gras, de queso, de sobrasada; las lonchas de jamón,… todo en pequeñas dosis.







Y luego seguir con el té o con el chocolate, acompañados por la tarta, las pastas, el ineludible bizcocho y los refrescos, es de esas cosas que me producen un placer especial.



Ahora que vuelven a estar de moda las costumbres del pasado, me he propuesto repasar el libro de repostería de mi abuela, el de la Marquesa de Parabere – para los que os guste la cocina, os lo recomiendo porque además de ser todo un referente, tiene el encanto de estar escrito a principios del siglo pasado y todas las referencias son de esa época – y tratar de encontrar tiempo para volver a organizar una de esas reuniones calmadas y agradables en torno a una merienda.





A fin de cuentas si los cupcakes y las tartas de cobertura y fondant son la última moda, lo de recuperar la comida para la que se inventaron parece de lo más lógico. 





Y si vamos a recuperar una costumbre de hace tiempo, qué mejor indumentaria que un abrigo de tweed cómodo como una chaqueta larga, un vestido de punto cálido y a la vez sencillo y unos zapatos clásicos, pero que se atreven a meterse en los charcos.







50 comentarios:

  1. Me encanta esta combinación de colores, el abrigo es precioso!
    Saludos
    http://judithbysucre.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Judith, en la combinación el abrigo es el que da todas las posibilidades al llevar una mezcla de colores muy llamativa, pero que unidos dan en uno solo que combina con el resto.
      Es del año pasado pero tan cómodo que me lo pongo mucho.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Te favorecen mucho estos tonos. Desde que el azul y verde ya no muerden se ha convertido en una de mis combinaciones favoritas. El abrigo con esa pinta de amoroso y el resto del conjunto es perfecto para una tarde de risas y confidencias con las amigas. Un abrazo Curra.
    http://solaanteelespejo.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La erdad María es que la mezcla de azul y verde requiere matices concretos para no morderse como tú dices, pero si se logra es de las que sienta bien y alegra la vista.
      Las meriendas y más si son entre amigas son siempre ratos agradables, sólo tienen el problema de que engordan, pero si se ponen como los ingleses después de comer poco y suprimiendo la cena, son una delicia y sientan bien.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Pues te encuentro favorecida y con ese solecito y una tarde de amigas con merendola, me imagino que habrás cargado pilas y por eso tienes el "guapo subido" en esta entrada.
    Te veo genial y me gusta mucho el atuendo seleccionado. Aunque es un tanto atrevido, es alegre y te sienta de fábula...

    Un abrazo,

    Trini
    http://yoadoroviajar.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Trini, el solín, prestó todo y más, ahora que se hace de rogar la amyor parte de las veces, cuadn ose anima nos alegra la vida a todos.
      El atuendo - me gusta la palabra, es de las que uso poco y es estupenda para no hablar de look, que no es castellano - es cómodo hasta decir basta.
      Fíjate que en la mayoría de las fotos me permite sentarme en el suelo y al tiempo es muy fácil de llevar. Entre el abrigo y el pañuelo se llevan todo el protagonismo y el resto se lo dejan al color que no se sabe muy bien si es verde tirando a azul o azul tirando a verde.
      Y las merendolas son una tradición a recuperar, entre el buen rato que se pasa preparándola y discurriendo cosas nuevas que poner y las charlas que siempre son relajadas, creo que me voy a apuntar a ello.
      Me encanta encontrarte en cada web que descubro con pinta de interesante, parece que tenemos gustos parecidos.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. guapa! es una pena q a mi me rechiflen las 5 comidas del día. Pero si me tengo q quedar con jna escojo el desayuno sin duda.

    estás monísima con el prlín más largo. Ni se te ocurra volver a cortarlo!

    elegantisima.

    http://maritienblog.blogspot.com.es/?m=0

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Belén, de momento te hago caso con lo del pelo, porque he decubierto una web que se llama cosas de chicas que dan unas ideas estuepndas para moños fáciles y juveniles que me apetecen un montón.
      De las comidas detrás de la merienda me quedo también con el desayuno, pero tiene el inconveniente de que suelo tener poca hambre a esa hora.
      Te cuento una anécdota.
      Hace años me fui con mi hermana a conocer el archifamoso desayuno del Ritz en Madrid. Invitaba ella y la broma salía en aquel entonces por 5.000 pesetas que era mucho dinero. Así que decidí que había que amortizar semejante gasto con algo más que pisar alfombras de la Real Fábrica y usar cubiertos de plata.
      Pero no había forma, no me entraba otra cosa que no fuera fruta y cuando me tomé el tercer vaso de zumo de naranja el camarero me miró con un aire de conmiseración tan grande que casi me atraganto de la risa. Mi hermana se puso como el Quico de revueltos y demás cosas calientes, pero yo entre el yogur, la fruta y el té, tuve más que de sobra.
      Mil gracias por los comentarios siempre cariñosos. Sigue cuidándote ¿vale?
      Un abrazo

      Eliminar
  5. Que guapa estás con este conjunto. La combinación de colores, las distintas texturas... hacen un estilismo perfecto.
    Qué buenos momentos se pueden compartir en una merienda, acompañados de dulces, aún mejor. Bss.
    http://atentamente-carmen.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmen, soy una incondicional de las meriendas y si son con amigas mucho más, tienes tiempo para alargarte de sobra y dan para echarle mucha imaginación.
      Del atuendo, me gusta especialmente el abrigo. Es de Zara del año pasado y en Oviedo lo tiene mucha gente, pero me da igual porque me resulta cómodo y adaptable. Lo mismo me lo pongo con vaqueros que con falda arreglada y con este vestido me parece que queda bien.
      Un abrazo

      Eliminar
  6. Lo del verde y azul lo llevo muy mal, no sabría combinarlo...
    Y viendo tu post me has dado muchas ideas, porque te ha quedado un look muy bonito y llamativo.

    Muchos besitos desde mardehappylidad.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mezcalr verde y azul es cuestión de encontrar los matices justos que vayan bien, no siempre es fácil, pero a veces hacen unas combinaciones perfectas.
      Y tal como tú dices en este caso quedó un conjutn omuy llamativo y a pesar de llevar los dos colores da la sensación de ser sólo uno.
      Mil gracias por comentar, ya vi lo mona que estabas en las últimas entradas
      Un abrazo

      Eliminar

  7. Look atrevido que te sienta muy bien. Aunque te parezca raro, uso siempre pantys del mismo color que los zapatos¡¡¡, claro que mis zapatos (de invierno) son negros o marrones, así que no tengo poblemas en encontrar medias de esos colores .)))

    El ibro de la Marquesa de Parabere ¡es uno de mis referentes cocineriles! y a menudo he tuneado alguna receta. Aparte del titulado "La cocina completa", tiene otro qquese llama "Confiteria y repostería", España y Calpe, 1995. Si no lo tienes ¡a por él¡, me encantan sus recetas auque a menudo son complicadas de llevar a cabo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Isa, qué ilusión que te guste también la Parabere. Mi abuela materna que se murió hace cincuenta años, era una cocinera fabulosa de esas que les encantaba experimentar y hacer cosas diferentes. Creo recordar que se casó en 1917 con lo que vivió en la primera mitad del Siglo XX y se benefició de tener tiempo y ganas de hacer cosas bonitas. La mitad de lo que ahora está tan de moda y parece lo último ya lo hacían las señoras de entonces. Tengo los dos libros suyos y mi hermano me regaló el de repostería que editó en su día el BBV con lo que ese lo tengo repetido. Es cierto que la mayoría de las recetas son complicadas y que el tiempo y los ingredientes no contaban - recuerdo muchas recetas de postres con docenas de huevos - pero hay verdaderas maravillas.
      Y lo de mezclar, en este caso la mezcla la hace el abrigo que lleva todos los colores. Compré cada cosa por separado y sin contar con el resto salvo las medias que son iguales que el vestido, y cuando vi que juntos no quedaban mal, me animé a hacer las fotos. Me alegro que te gusten
      Un abrazo

      Eliminar
  8. Qué guapa estás! me encanta, y mira que son colores difíciles de combinar, pero lo has hecho a la perfección.

    En cuanto a las reuniones, me encantan, en especial las de chicas, con mis hermanas, que somos muchas, nos solemos reunir de vez en cuando en sesiones de pelis, con cenita por medio, ahora se nos van añadiendo las sobrinas que van creciendo.

    ¿Dónde puede conseguirse el libro? me parece muy interesante.

    Un beso

    Gracia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracia. ¡Qué ilsuión más enorme verte por aquí de nuevo! Eso es señal de que tu duelo va avanzando y que las cosas empiezan a volver a su lugar poquito a poco. Hoy me acordé de ti, proque hice la preinscripción a un curso de Coach que dan en el INEM no sé si me lo concederán o no, pero las ganas están ahí. En cuanto tenga un rato te escribo y te cuento.
      Las reuniones de chicas son mi debilidad y si hay comidita por el medio, todavía más.
      Los libros de Marta María Mestayer de Echagüe a pesar de tenr más de un siglo siguen publicándose en la editorial Espasa y son un verdadero lujo, con los dibujos del instrumental de cocina, las medidas en cuartillos y libras, y las expresiones de los años veinte de toda una señora Marquesa que firmaba con nombre y título. En las secciones de cocina de las librería suele haberlos y las ediciones modrnas, yo creo que son excatas a las antiguas
      Un beso y un abrazo fuerte fuerte para ti también, Gracia

      Eliminar
  9. Me ha encantado..la mezcla ha quedado estupenda..el abrigo te le conozco en persona y es precioso.El vestido que llevas debajo tiene una pinta estupenda.Y el look visto entero me ha gustado un montón..
    Y lo de recuperar las meriendas me parece una idea estupenda..Qué bien se está entorno a un café o un té charlando con las amigas ehh
    Besos
    Gema
    www.tuestiloadiario.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gema, me alegro de que te guste. Si te fijas todo lo que llevo había salido ya en el blog. El vestido es el mismo de las entradas de la Universidad de Oviedo y de otra que se llamó Galerías que era también en la sede central, pero en la parte alta y cerrada del Claustro.
      El bolso salió también varias veces y los zapatos todavía los saqué en la entrada que llamé de nones que es de hace poco. Lo que pasa es que lo mezclé de otra manera.
      Y las meriendas con amigas son uno de los placeres que nos depara la vida y que conviene no desperdiciar.
      Me encanta vuestra nueva sección, ya vi a Mónica estupenda. No tiene nada que ver sacar fotos de la ropa y demás con verla puesta, cada uno le damos un aire personal y ese el encanto de los blogs, ver cosas que en la percha no nos llaman la atención, pero puestas nos parecen una preciosidad
      Un abrazo

      Eliminar
  10. Valiente, valiente. Unos zapatos verdes con unas medias azules! Se necesita tener agallas de estilo para esta combinación. Pero resulta y mucho. Me gusta. El abrigo turquesa es precioso y queda perfecto en el outfit. El bolso y el pañuelo también ayudan, son muy bonitos. Me encanta tu estilo, nada convencional, clásico pero atrevido, elegante pero nada encorsetado. Un precioso look.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Josep-Maria, que me sacas los colores.
      Tal como lo cuentas parece que hago combinaciones y cosas extraordinarias, pero si te fijas las mezclas van todas en la tela del arigo que une varios tonos para crear otro que se parece a todos ellos, pero no es ninguno. Siempre que la prenda central que lleves puesta mezcle una serie de colores y queden bien, luego puedes añadirlos al resto del conjunto por separado, porque aunque parezca que se dan de tortas, dan la impresión de estar en la misma gama.
      Es una ropa cómoda y fácil de llevar sin otra cualidad sobresaliente que su color, así que me hace mucha ilusión que os guste.
      Un abrazo

      Eliminar
  11. Es verdad que hemos perdido esa costumbre de la merienda, momento tan agradable y tan dado a la charla y las risas... A mí la comida del dia que más me gusta es el desayuno. ¡Me encanta¡¡ Comenzar el dia, descansada, después de una buena ducha y saborear un buen café, tostadas, un zumito... viendo como empieza un nuevo dia y como sale el sol... (idealizándolo, y suponiendo que no esté nublado y lloviendo, jaja). Me encanta ese abrigo, ya te lo dije en otra ocasión, tiene un color precioso y una tela ideal. Fuiste muy guapa¡¡ Me gusta también la primera foto, y el efecto del charco... Bsss y feliz comienzo de semana¡¡ ¡disfrútala¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yoli-Lo. Tal como tú describes el desayuno es del todo apetecible, pero como le comentaba a Belén, es una hora a la que tengo poca hambre y suele apetecerseme fruta y poco más, además cuando estamos fuera y aprovechamos el buffet de los hoteles que me encanta, luego estoy pesada media mañana, mientras que una merienda en plan tranquilo con amigas y tiempo por delante, me pueod permitir el lujo de reposar lo que comí y cuando me levanto ya casi es para ir para casa o a la cama.
      De todas formas si no tengo nada que hacer después de desayunar lo de hacerlo con calma y al sol es una delicia.
      Me alegro que te guste el abrigo, al principio me dio mucha lata porque soltaba pelo y tuve que mandar que me lo forraran, pero siempre me encantó y de hecho anduve todas las rebajas detrás de él hasta que lo dejaron al precio que yo quería, pero al final cayó y este año lo estoy poniendo mucho.
      La foto del charco con las ondas es toda una pasada ¿verdad?
      Un abrazo grande

      Eliminar
  12. Me gusta mucho el abrigo y todo el conjunto o atuendo, como comentas.Valoro la importancia del inglés pero me cansa el empeño de utilizar palabras inglesas en todos los blogs y revistas de moda, se leen a veces frases y palabras muy ridículas.
    Me parece muy apetecible el plan de merienda porque es cierto que ahora se suele cenar y cuando vas cumpliendo años lo del trasnoche se lleva peor.
    Yo también tengo el libro de la Marquesa de Parabere y me gusta mucho el sabor a antiguo que tiene. Luego cocino lo justo para el día a día y "sota, caballo y rey" pero me gusta tener esos libros de cocina de siempre porque recogen las recetas de toda la vida.
    Un beso y, como siempre, un placer leerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marta, me pasa lo mismo que a ti y me niego de dejarme colonizar por los americanos, otra cosa sería que en español no existieran palabras para nombrar determinadas cosas, pero habiéndolas porque voy a pasarme el día hablando de looks y de outfits. De todas formas es una manía personal y en los blogs resutla hasta raro.
      El plan de la merienda, siempre era más agradable que la cena, porque te permitía volver a casa a una hora prudente, y empezar el día siguiente como si tal cosa, lo que no pasa cuando te quedas hasta las tantas. Y si no trasnochas te pierdes la sobremesa que es tan agaradable.
      Lo de cocinar sota, caballo y rey nos pasa a todas, va por temporadas y en cada una hay un plato que se repite hasta que te aburre, luego recuerdas otro que te gustaba y lo recuperas para el día a día y así vamos saliendo todas. Pero leer libros de cocina bien escritos y más si son tna completos como ese, siempre es un placer.
      Mil gracias por comentar, como siempre es un plcar.
      Un abrazo

      Eliminar
  13. Amazing Outfit ,love the Colours! You look fabulous :)

    big Hug

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. You are lovley, i like your comments.
      It is true that the colors of this look are happy.
      Thanks.
      Big Hug

      Eliminar
  14. Me encanta el look, adoro esta combinación de colores. Tuviste que dejar a todas las chicas con la boca abierta. Por ciero, a mi desayunar y merendar es lo que más me gusta hacer. Bsinos y a empezar bien la semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Diana, las amigas están acostumbradas a mi forma de vestir y ya no se inmutan salvo que me ponga algo realmente llamativo, hacemos risas a costa de mis trapos y cada vez que vienen a casa quieren ver los armarios porque no se explican dónde meto tanta cosa.
      Es verdad que meriendas y desayunos son las comidas más "prestosas". Lo que pasa es que la merienda nos la saltamos casi siempre y cuando la hacemos suele ser con calma, mientras el desayuno es´ta ahí cada día y salvo los findes suele ser a toda prisa.
      Besos para ti también y feliz semana

      Eliminar
  15. Hola Curra.
    Alucinantes las fotos. Como estas de guapa!!!!
    Pero que os da esa tierra que os pone así de guapos a todos???
    Me gusta muchísimo el abrigo. Muy divertida la anécdota con tu hermana.
    Continuo mañana mis exámenes del first. Te contare. Bs. Nati

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nati, seguro que las cosas te van bien con ese first y lo sacas con noa de todas, todas. No dejes de contarme
      Ya sabes que en las fotos un porcentaje altísimo del éxito tiene que ver con que Julián cada día se supera. Y si la luz acompaña es muy fácil salir bien. Es curioso como con la misma ropa y en el mismo día, dependiendo de luz puedo estar radiante o con mala cara porque las sombras endurecen mucho el gesto y suelen sacar ojeras.
      La anécdota del Ritz estuvo simpática, pero es que el zumo estaba buenísimo y ya que me gustaba decidí atacarlo. Tenáis que ver la cara del camarero.
      El color del abrigo es una maravilla, lo leegí precisamente por eso, al ser tan alegre ilumina y anima.
      Muchas gracias por los comentarios y ánimo con ese examen.
      Un abrazo

      Eliminar
  16. Bardzo ładny płaszcz i piękne buty i torebka:)))Pozdrawiam serdecznie

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Renia bardzo dziękuję. Prawdą jest, że mam dobrą twarz.
      Cieszę się, że jak na zdjęciach
      hug

      Eliminar
  17. Me gusta mucho esa mezcla de azules y verdes, me recuerda el colorido del mar en invierno y transmite calma y sosiego. Las reuniones de chicas es una de esas salsas que tiene la vida, yo cada día las valoro y aprecio más, con mis amigas las risas están siempre aseguradas y que bonito es reír. En la cocina soy una nulidad Curra, un auténtico desastre. Un beso guapa.
    Http://blog.sinetiquetar.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, Ángeles, no se me había ocurrido que es exactamente el color del mar en invierno y por eso no resulta mal en esta época, como además no está armado y resulta muy agradable de poner.
      Y lo de las reuniones de amigas es siempre uan fuente de diversión y de buenos ratos.
      Si adema´s de todo lo que haces fueran una "cocinitas" serías ya una fuera de serie porque no paras de evento en evento y de noticia en noticia. No se puede llegar a todo que la perfección resutla aburrida.
      Cuídate y disfruta de la primavera que en Sevilla está más cerca.
      Un abrazo

      Eliminar
  18. Curra, cómo me gusta ese abrigo!
    Estas guapísima, como siempre.
    Un beso.
    Mónica

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mónica, me alegro que te guste, lo has visto al natural y comprobado que es de esas prendas cómodas y que se llevan muy a gusto. Tiene un color muy alegre y eso le da mucha vida.
      Ya te vi muy guapa en el blog. Me alegro mucho de que os animéis a dar el paso y salir en las entradas, una vez cogido el tranquillo es mucho más agradecido, ya lo verás.
      Un abrazo

      Eliminar
  19. Yo soy más de desayunos largos de fin de semana, pero eso sí, trato de no saltarme la merienda (soy de las que hace las cinco comidas diarias;)) Me encanta tu propuesta de retomar recetas tradicionales. Sobre todo buscar productos de calidad, que cada vez parece más difícil. Y claro... entre todas estas reflexiones... ¡estás guapísima! Sobre todo el abrigo, me encanta, la textura y el color. Perfecta. Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana, no cabe duda de que haces vida sana y comes bien a juzgar por el tipo tan estupendo que tienes, cuidarse y alimentarse como es debido es de las cosas que más agradece el cuerpo.
      Las recetas antiguas son una delicia y pasarse una tarde relajada haciendo galletas o una tarta. Dedicar la mañana del domingo a probar una receta que luego guste a todos son de esas diversiones que se van recuperando y que se agradecen mucho.
      Me alegro que te guste el abrigo, tiene una textura muy inglesa y parece la cuenta para poner con unos zapatos gordos y unos leotardos en plan paseo por el campo.
      Un abrazo

      Eliminar
  20. Hola, Curra.
    Hace un tiempo que te sigo, pero hasta hoy no me he animado a escribirte.
    Un día, buscando blogs que no fuesen estricta y exclusivamente de moda, de forma casual (no recuerdo muy bien cómo, seguramente a través de la página alguna otra seguidora de éste)di con el tuyo. En principio, por edad (tengo 34 años), pero sobre todo, por el estilo, no me sentí identificada. Sin embargo, lo poco que leí en aquella primera breve aproximación, me llamó mucho la atención, al igual que la calidad y el buen gusto de las fotografías. Por lo que, me guardé el enlace, con la idea de leerte con más detenimiento en otro momento. Y así lo hice pasados unos días. ¿Y qué he ido descubriendo, encontrando con cada una de tus entradas? Elegancia, clase, naturalidad, sencillez, calidez, inteligencia, cultura... y más(no seguiré porque no quisiera pecar de excesiva confianza y de una aparente, y en absoluto pretendida, adulación. Nada más lejos de ello). Muchas gracias por compartir tu pequeño gran "rinconcito" con tod@s nosotr@s. Es un auténtico placer leerte.
    Un abrazo y feliz martes.
    _Mara_

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mara, Dios mío qué vergüenza, menuda cantidad de halagos.
      No sabes lo que me alegra que te encuentres a gusto viendo "El capricho...". Es lógico que el estilo de ropa y la forma de ponerla no te vaya. Te llevo veinte años y son muchos para que nos gusten las misas cosas a la hora de vestir.
      Pero la idea que nos movióy que sigue siendo el eje en torno al que giramos, es la de tener la moda como telón de fondo, pero cuidando del resto para que los que entráis a ver el blog podáis pasar un rato agradable.
      Que las fotos sean bonitas, que los textos tengan un trasfondo de vida y de sentimientos, que las personas que comentáis podáis estar presentes y mostrar vuestra opi´nión.
      Hay cosas muy triviales, como esta de hoy, la merienda, que con ser sencillas a todos nos dicen algo. Pueden traernos recuerdos, pueden resultarnos desfasadas, pueden gustarnos mucho.
      El caso es que nos permitan pensar y a la vez sentirnos a gusto, formando parte de una sociedad y una vida que llevamos entre las manos.
      Bienvenida a "El capricho..." Ayer todavía tuvimos reunión de trabajo para redefinir objetivos y para no dejarnos llevar por la comodidad. Nos gusta que os podáis sentir en vuestro blog.
      Un abrazo y mil gracias por tanto piropo.

      Eliminar
  21. Ay Curraaaaaa! Aunque tu look sea de abrigo, parece que con tus colores nos acercas un poco la primavera! Qué look más alegreeee! Da gusto mirarte! Parece que transmites energía y buenas vibraciones...Me gusta la mezcla del verde con azul. Y ese azul es preciosooooooo! Un besín!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nira ¿Verdad que es un azul precioso? Ángeles comentó que es el del mar en invierno y es verdad, hay muchos días que tiene ese color.
      Así que nosotras que andamos al acecho de colorido, de primavera y de naturaleza, estamos felices con todo lo que sea vitalidad.
      Esta tarde a última hora, me pescó el chaparrón y entré a guarecerme ¿sabes dónde? Si, acertaste, en Zara
      Tenían unos vestidoa amarillos del mismísimo color de las mimosas en flor. Ya tuve uno y me deshice de él porque tenía tal escote en la espalda que me congelaba cada vez que lo ponía, pero no sé si no caerá otro de esos, de verdad que levantaban un muerto
      Ya te vi muy guapa con tu ropa nueva de rebajas. El granate que favorece, que conste.
      Un abrazo

      Eliminar
  22. Me encanta el abrigo y el look pero personalmente me sobra el color azul de las medias, hubiese optado por otro (porque a pesar de ser joven, sinceramente soy reacia a las medias de colores salvo -y aún no lo he probado pero me gustaría- un LBD con medias rojas). Un beso. Patri.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Patrí, precisamente porque eres joven, lo normal es que no tengas el mismo gusto que alguien que podría ser tu madre o incluso mayor. Tú tienes que tener tu propio estilo y tu manera de poner la ropa.
      A pesar de que empecé a ver por las revistas a chicas con medias de colores y conjuntos en el mismo tono de arriba abajo, es una tendencia que aún no cuajó y a las jóvenes os tiene que resultar extraña a la fuerza.
      Así que no te preocupes. Y sigue con las medias que más te gusten que es lo normal.
      Espero que tus examenes vayan viento en popa que hay que acabar esa carrera pronto .
      Un abrazo

      Eliminar
  23. Curra,a mi no se me hubiera ocurrido esta combinacion de verde y azul,pero me gusta mucho.El abrigo es una monada y el fular le da mucha vida al conjunto.La merienda con amigas es una gozada,yo disfruto mucho aunque luego no ceno porque,como a ti en el Ritz,no me entra nada.He visto las entradas de los ultimos dias y estan muy bien,cmo siempre superandoos los dos.Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya veo que a la mayoría os resulta una combinación extraña, pero a mí no me lo pareció en nigún momento. Son dos colores que pueden no combinar, pero que también pueden ir muy bien y de hecho el mar mezcla verde y azul cantidad de veces. Yo creo que es justo esa mezcla la que tiene el abrigo.
      Y lo de las meriendas es una gozada, aunque efectivamente si son de las de amigas, luego no haya forma de cenar y casi habría que ayunar al día siguiente si nos metemos un banquete como el que yo cuento. Pero lo importante de verdad es la reunión y si hace falta cambiar los pasteles y el chocolate por zumos y ensaladas de fruta, pues los cambiamos y todos tan contentos.
      Últimamente estamos tratando de sacar nuestras venas más artísticas. Julián con las fotos y yo escribiendo. No se trata de ser profesionales, pero sí de intentar hacerlo lo mejor posible y acercarnos a todos los que nos regaláis vuestra atención.
      Un saludo también para tí.

      Eliminar
  24. Que mezcla de colores tan bonita!!!

    Saludos desde www.kelataconea.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Kela, acabo de pasarme por tu blog y quedé alucinada. Menuda boda tan cuidada y qué cantidad de detalles únicos.
      Dí un poco marcha atrás y me parece que tienes un estilo bárbaro y que le sacas partido a cuanto te pones. Apenas tengo tiempo ahora mismo, pero prometo pasar con más calma, porque la sensación que me quedó es que sabes adaptar las prendas a ti y hacerlas diferentes.
      Bienvenida a "El capricho..." estaremos encantados con tus visitas.
      Un abrazo

      Eliminar
  25. Que buena costumbre más olvidada, nunca he tenido una merienda así, no por asomo, salado, dulce te o chocolate que delicia y si además es en buena compañía de amigas estupendas que solo te hacen reir, no puedo imaginar momento mejor, sin duda.

    El look me ha encantado que bien que te quedan los zapatos con las medias, nunca lo habría hecho. Muy bien.

    bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. mary rec, es la clásica merienda inglesa. En Asturias como el tiempo no acompaña la mayor parte de las veces, la comida es importantísima y no hay reunión o festejo que se precie sin comer y beber en abundancia. Y las reuniones de amigas son una delicia inigualable.
      Si vas alguna vez por Madrid, en Santa Engracia, muy cerca de la plaza de Alonso Martínez, es´ta una tienda que se llama Living in London y que tiene la parte de atrás dedicada a salón de té. Tienen todo lo que yo cuento y bastante más, rico, no riquísimo, entre rosas y aromas totalmente british. Además es de Ana Gamazo y los beneficios se destinan a una ONG africana.
      Y lo de la mezcla de colores, me pareció que podía resultar bien y está claro que no sólo me gusta a mí.
      Un abrazo

      Eliminar