viernes, 25 de enero de 2013

Contrastes


No sé hacer fotos.
Tiro en automático con una cámara compacta que tiene bastantes años y sale, lo que sale.






Pero en  la  tarde de ayer todos los comentarios que encontraba por los distintos blogs hablaban de la tristeza del invierno, de los días grises, del frío que atenaza y la lluvia que disipa.

Con esa sensación impresa en la mente, entré en la cocina de mi casa y al mirar por la ventana, me encontré con el panorama que os enseño.






La luz empezaba a declinar, las calles se iban ensombreciendo y los colores se distinguían ya mal. La línea de las cubiertas y los edificios se recortaba sobre el horizonte, tapada por la colina del Monte Naranco. 
Sobre la oscuridad que iba cubriendo la ciudad, el cielo cambiaba de color.



A toda prisa me fui por la máquina y salí a la terraza volando, para captar esos colores que empiezan a teñir de esperanza los días.

La Candelaria está a la vuelta de la esquina y esa sinfonía de tonos pálidos me supo a espaldarazo, a esa palmada que te anima y te reconforta  cuando te sientes bajo y no sabes hacia donde mirar.



En medio de los nubarrones grises se había  abierto un claro, de un azul tan pálido que casi parecía blanco.

Y atravesando ese cielo limpio y diáfano, los matices del plata y el rosa se habían enseñoreado del horizonte.

Por encima de los tejados, sobrevolando, olvidando los desconchones de las paredes y la vejez de muchos de las edificios, la luz hablaba:

Nunca llovió que no parara, parecía repetir.




Así que, mecida por esta esperanza os dejo esta entrada que no es de moda,  ni de tendencias, que no tiene fotos buenas porque  las que saco,  ni siquiera reflejan mínimamente lo que quiero,  pero  que quiere transmitir ilusión y vida .

22 comentarios:

  1. Hola Curra, buenos dias, si hay una cosa que me gusta de la ciudad donde vivo es la luz que tiene, es impagable, por eso cuando viene una nubecilla que dura 5 minutos se me hace eterno porque no sé vivir sin esa luz, tan especial que hace que los días sean fantásticos.

    Animo a todos y bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. mary rec, cada vez qeu visito el Sur o alguan ciudad en el Mediterráneo, me quedo prendida de su luz, de la fuerza con que ilumina las casas, las cosas, del brillo que refleja en el agua, en las hojas, en las flores.
      La luz es un milagro y los que lo disfrutáis a diario, podéis presumir de ser privilegiados.
      Me alego que lo vivas así
      Un abrazo

      Eliminar
  2. como m presta leerte....

    http://maritienblog.blogspot.com.es/?m=0

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiendo a hacer frases más largas de la cuenta, nunca quiero dejarme nada en el tintero y por eso no escribo bien, pero redactar no me cuesta y describir emociones es para mí algo tan fácil como combinar colores o comer algo que me gusta.
      Me encanta que te preste leerme, esta entrada es un trozo de mi vida, la emoción de una tarde de invierno, vista tras los cristales.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Eso mismo, Curra, después de la lluvia siempre escampa... y aunque estos dias grises, fríos, que invitan a la nostalgia, la tristeza e inactividad nos invaden a todos, detrás vendrán dias fantásticos de un sol maravilloso que nos llenará de energía, te lo dice "otra mujer fotosensible" jaja.. Para no saber hacer fotos te quedaron geniales, reflejan muy bien lo que cuentas en el post... Besazos¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yoli-Lo creo que aprovechando quetengo tiempo me voy a apuntar a un curso de fotografía.
      Es bueno hacerte un horario y no saltártelo y me parece mejor sacar en el blog nuestras propias fotos que tirar de archivos de otros.
      Poniendo pie a las fotos de Julián me dí cuenta de que se me daba bien. Así que puede que empiece una sección semanal con descripción de sentimientos y con imágenes que me digan algo.
      Ayer encontré un blog donde invitaban a escribir algo positivo cada lunes y creo que me voy a apuntar. Es necesario sacar el lado bueno de las cosas
      Un abrazo fuerte y todo el cariño

      Eliminar
  4. Quizás las fotos no son una maravilla desde el punto de vista artístico, pero son tus fotos, tu paisaje, tu ilusión. Se adivina un ambiente relajado y una vista fenomenal desde tu casa. A mi me gustan...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad José María. Me gusta ver los tejados y las paredes de las casas que rodean la mía, me gusta encontrarme con el verde del Naranco y la suavidad de las colinas que rodean Oviedo.
      Me gustan las cúpulas, las torres, los edificios de mi ciudad.
      Pero sobre todo me gusta el trozo de cielo que disfruto cada amanecer teñido de naranja y oro, cada noche de luna vestido de azul tinta y plata, cada tarde colorendo los cristales en dorados refulgentes.
      Y me gusta compartirlo con vosotros que os acercáis cada día y que poquito a poco os váis metiendo en mi vida.
      Mil gracias por entenderme
      Un abrazo

      Eliminar
  5. Sabes no importa nada no hablar de looks ni te tendencias a veces eso es muy banal y hasta te diria que lejano cuando oyes las noticias asi que creo que lo que escribes y te sale del alma, lo que retratas que es lo que te inspira, eso si es arte y unas muy bellisimas imagenes las que dejas!! todo llega y tambien la primavera y la calor y tambien y echaremos de menos esos dias en los que te pones a mirar tras el cristal verdad?
    besos miles!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verdad Carmen, mirar llover tras los cristales también tiene su poesía, pensar en lo a gusto y calentina que estás ahí dentro mientras fuera los elementos se desatan y azotan las calles y los árboles, es una sensación absolutamente placentera
      El invierno también tiene su lado bueno. El ambiente suele estar mucho más limpio y la luz es más rara, pero tiene más fuerza.
      E inivierno también hay color, no tood es gris o blanco nevado, las fotos de las flores de la última entrada son de hace unos días.
      Y dentro de nada florecerán las mimosas.
      A partir de ahí en seguida nos encontraremos otra vez a la puerta de la primavera, así que hay que disfrutar lo bueno que nos llega de cada cosa que los trapos no son más que la vestimenta que adorna el resto.
      Un abrazo

      Eliminar
  6. Estas fotos que hoy nos regalas reflejan la magia del instante...y es HERMOSO, gracias por mostrar ese cielo azul...gris...sus nubes...sus calles...me gusta :)

    Un placer visitar tu espacio, Curra.
    Abrazos en la tarde noche...Hoy la lluvia ha regado estos lares

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ángeles, ayer encontré tu blog a través de un comentario tuyo en el de Marieta, que es a su ves seguidota de "El capricho..." y me gustaron tus barcos de papel y tu invitación a vestir de azul y de energía positiva los lunes.
      En medio de tanta complicación y desánimo como flota en el ambiente, un poco de aire limpio, una lucecita que nos vaya indicando por donde puede ir el camino, es un verdadero regalo, así que bienvenida a este blog y feliz de que te guste.
      Mil gracias por tu comentario.
      Un abrazo

      Eliminar
  7. Son fotografías que te animan a degustarlas despacio. Bss.
    http://atentamente-carmen.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  8. Los atardeceres de Asturias tienen una luz mortecina que se me antoja divina y en esta época son un anticipo de primavera. Las fotos son preciosas y creo que las cosas que gustan salen muy bien. Un abrazo Curra.
    http://solaanteelespejo.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  9. Pues te quedaron muy bien... La fotografía como casi todo, es cuestión de práctica, y la verdad que la luz de la última es divina.

    Y si, nunca llovió que no escampara, o mejor aún, al mal tiempo buena cara. Así que muchas gracias por recordarnos que la vida está repleta de momentos maravillosos aunque a veces nos resistimos a creerlo.

    Un saludo desde http://yoadoroviajar.blogspot.com

    Trini.

    ResponderEliminar
  10. Mil gracias Trini, eres un encanto y de verdad que resulta muy agradable encontrarme con halagos, pero las fotos están birriosas, necesitarían más exposición, peor para eso hay que tirar en manual y yo todavía no me animo. Será cuestión de empezar y cogerle el tranquillo.
    Creo que de vez en cuando una netrada sobre otra cosa que no sea moda, viene bien y tendré que animarme a coger la cámara más a menudo.
    En esta me apeteció tanto compartir la belleza del cielo en aquel momento, no sabes bien qúé tonos tan preciosos tenía y en medio de un montón de día de lluvia y nubarrones todavía se apreciaba más.
    Como ayer hizo sol parece que todo vuelve a ser más noraml.
    Por cierto qué bontias te quedaron las fotos del puerto de Oviñana, ver tanta luz y tanto color es una delicia
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Pues para no saber Curra ¡ que estupendas te quedaron!
    Gracias por estos momentos que nos das tan maravillosos. Ayer estuve en Madrid en las rebajas y ya no hay nada, casi todo nueva colección. Pensé comprarme unas hunter pero al final las deje. Bs. Nati
    Que bonito Asturias , tengo unas ganas de ir. Voy a ver si estudio inglés que el 5 y 7 de febrero tengo examen del B2.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nati, las fotos son un tanto birriosas, creo que me voy a apuntar a un curso a ver si aprendo a manejar la cámara, que de momento me limito a ennfocar y disparar. Pero la idea principal era refeljar un trozo de cielo con un claro que rasgaba las nubes negras y ponía una nota de claridad y alegría en una tarde de lluvia.
      Hace tiempo que no voy por Madrid, pero en Oviedo las tiendas asequibles ya están todas con la ropa de nueva temporada.
      Encontré cosas bonitas en Massimo Dutti y en Bimba y Lola y de hecho me compré un pantalón blanco crudo precioso, forrado por dentro y con goma por detrás que me pareció muy clásico y a la vez muy ponible de cara a la primavera.
      Dale a ese inglés a ver si el examen te sale bien y sacas nota, seguro que tienes suerte, ya verás, es cuestión de echarle ganas
      Un abrazo

      Eliminar
  12. Hola Curra, te escribí un comentario pero parece que no ha salido.Te decia que me gustan las fotos de los tejados y la montaña a lo lejos.Me gusta como se ve reflejado ese momento de calma después de la lluvia en el que sale un poco el sol para luego taparse y volver a llover
    Muy bonitas aunque deigas que no sabes hacerlas¡¡
    Besos
    Gema

    www.tuestiloadiario.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gema, pues no me llegó más comentario tuyo que éste. Con blogger pasa a veces, tengo una amiga que me cuenta que me escribe y ya intentó varias veces hacerse seguidora y no es capaz.
      Estoy pensando pasarme a word press, pero no sé si podré conservar el nombre del blog y las publicaciones que hice hasta ahora. Tengo que leerme bien las instrucciones y me da pereza.
      Las fotos son las vistas desde la terraza de mi cocina. Los edificios de al lado tienen las fachadas traseras un tanto desconchadas, pero me encanta poder ver el horizonte y los amaneceres con el cielo entre anaranjado y rojizo son una verdadera fiesta para la vista.
      Esa tarde acababa de salir un claro y al coincidir con las últimas luces del día el espectáculo desde la ventana era precioso. Por eso me apeteció compartirlo con vosotros.
      Un abrazo

      Eliminar
  13. Qué post más guapo Curra! Me encanta como lo relatas todo, consigues que veamos lo que tus ojos veían en ese momento. Las fotos una maravilla, que aunque no sean fotos de estudio, muestran a la perfección lo que tu estabas viendo y junto con tu relato es como si todos hubiéramos estado contemplando el paisaje desde la ventana de tu cocina. Muy buena entrada Curra! A veces hasta encontrarte con una actualización nueva de este tipo, parece que "presta" más que ver post de moda. Es dar a conocer un poquitín más de nosotras mismas. Un besín!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias Nira. Eres un cielo y me parece que tienes razón en lo de que "presta" encontrarse con entradas en las que hablamos de cosas nuestras.
      Compartir un poco de lo que nos pasa de lo que nos hace sentirnos bien, de las alegrías o de los momentos bajos hace que formemos una especie de círculo mágico. Entre todos conseguimos que algo tan etéreo como un blog sea un lugar de encuentro, un sitio donde nos apetece entrar porque nos sentimos bien y se parece un poco al cuarto de estar de nuestra casa.
      No tiene nada que ver, pero es algo que termina por ser una costumbre y que nos entretiene y nos une en cierta manera.
      Un abrazo

      Eliminar