lunes, 31 de diciembre de 2012

Fin de año



Cada año, cuando llegan estas fechas, vuelvo la vista atrás y trato de recordar los momentos que han hecho que fuera diferente al resto.




Al ser mi cumple en enero, la reflexión me lleva obligatoriamente al paso de la vida.






Todavía me parece que hace nada encontraba tan mayores a las señoras de cincuenta y voy a cumplir cincuenta y cuatro.






Me gusta pensar en todo lo que he ido aprendiendo en el curso de esos  años: los rostros y las voces que han dejado huella en mi vida, las dificultades que superé, los logros que alcancé, las mil cosas que todavía tengo que mejorar.






Estoy encantada de estar en la madurez, de sentirme libre para hacer cosas que me gustan y que con menos años, me hubieran hecho morirme de vergüenza.






Hoy me llegaba al buzón de correo un m@il que habla de un curso que se imparte en la Universidad de Harvard sobre Cómo conseguir un mayor nivel de felicidad.






Entre las recomendaciones que hacían, una de ellas era arreglarse porque cuando te ves bien, los demás también lo hacen.






Cuando lo vi, me reí, igual que con otra recomendación que decía que debemos llevar zapatos cómodos porque si los pies nos molestan estamos de mal humor.
Vaya, pensé, en una acierto y en la otra meto la pata.






Frente a todos los que dicen que la moda es una frivolidad y que pensar en “trapos” es de poca cabeza, siempre sostuve que, para mí, la ropa que llevo es una forma más de expresión, habla de mis estados de ánimo, del deseo de agradar, de un sentido de la estética.






La moda, la que cada una creamos para nosotras y para los que nos ven, es un poco nuestra propia forma de interpretar la vida, de encontrar las cosas que nos gustan, de movernos y de relacionarnos.







En un momento en el que la sociedad necesita más que nunca esperanza, en el que hay que arrimar el hombro y poner nuestro granito de arena para que las cosas mejoren. Vestirse bien, ir favorecida y ofrecer una imagen cuidada y agradable, puede ser una forma  de poner cosas bonitas en una realidad con tintes sombríos.




Y para muestra un botón.
Ropa de fiesta de hace un montón de años – hay que ser consecuentes con la crisis – pero en el color de moda. 
Y accesorios brillantes y coloridos para levantar esos ánimos decaídos. 




¡FELIZ AÑO 2013!



sábado, 29 de diciembre de 2012

FNAC








Me he enterado a través del blog de Ángeles,
 http://blog.sinetiquetar.com, de que en la FNAC tienen un concurso en que si pones en tu blog  una lista de cosas que te gustaría que te regalaran por un importe máximo de 2.013 € entras en un sorteo en que te puede tocar ese mismo importe en productos de la FNAC.
Las condiciones del concurso las podéis encontrar aquí  http://www.fnac.es/Guides/es-ES/microsites/wishlist/wishlist.aspx.

Puestas a soñar, me imaginé la ilusión con que escribía mis cartas de Reyes y me atrevía a pedir todo lo que se me apetecía. La verdad es que en la FNAC  elegir es especialmente fácil porque tienen mil cosas que me encantan, pero para entrar en el presupuesto me lancé con la teconología.

 Para empezar un IPAD.  http://www.fnac.es/Apple-iPad-con-pantalla-Retina-32-GB-WiFi-blanco-Ordenador-portatil-Tablet/a849465 



Apple iPad con pantalla Retina 16 GB WiFi negro
No es que yo sea una fanática de los aparatos, pero poder aprovechar los trayectos en tren o en bus para actualizar o contestar comentarios en el blog me vendría de "perilla" 
PVP. 579 €.
 
Después una cámara Reflex de Canon http://www.fnac.es/Canon-EOS-1100D-EF-S-18-55mm-f-3-5-5-6-IS-II-EF50mm-f-1-8-Kit-Camara-Reflex-Digital-Camara-de-fotos-reflex-Camara-fotos-reflex-digital/a813538 


Canon EOS 1100D + EF-S 18-55mm f/3.5-5.6 IS II + EF50mm f/1.8 Kit Cámara Réflex Digital

Supongo que os acordáis de que me apetecía empezar a hacer fotos y que de hecho había empezado con la Olimpus de Julián, pero la pobre está  ya en las últimas y una nueva y con pinta de manejable como ésta, para una principiante, igual estaba bien.
PVP: 549€

  Para Julián, un flash super para la cámara 
http://www.fnac.es/Nikon-FLASH-SB-910-Flash-Flash/a698304#bl=PECFlashesBLO2  

Nikon FLASH SB-910

Entre que él no es aficionado al flash y lo caro que cuesta, uno de regalo vendría la mar de bien. 
PVP: 449.10€.



Un eBook, porque creo que son comodísimos, y cuando estás fuera de casa lo más practico del mundo. Éste de la propia FNAC tiene buena pinta y lo de la luz integrada me parece estupendo.


PVP: 129,90€


Y una serie de libros:
El de Rebeca Rowling porque me apetece ver como se las maneja fuera de Harry Potter. 
http://libros.fnac.es/a843688/J-K-Rowling-Una-vacante-imprevista#bl=HGLIblo3



PVP: 21,85€

El  último de Pérez- Reverte, que es raro que me defraude. Me gusta como escribe y su mente es una de las más lúcidas que se encuentran por este país.
http://libros.fnac.es/a824189/Arturo-Perez-Reverte-El-tango-de-la-guardia-vieja



PVP: 19,95€

El de Ángeles de Irisarri, Isabel, la reina.
La novela histórica me gusta mucho y Ángeles de Irisarri no sólo escribe bien, sino que se documenta, sabe de lo que habla y se lee con gusto, así que ya que la reina católica está de moda, vamos a aprender cosas suyas con una garantía de rigor y de amenidad.
http://libros.fnac.es/a700997/Angeles-Irisarri-Isabel-La-reina#bl=LINovela-hist%c3%b3rica-y-de-aventurasPDD1




PVP: 20,90€ 


Y ¿cómo no? Uno de fotografía que siempre se aprende viendo lo que hacen los grandes. No conozco a Fernando Manso, pero el título me atrae como un imán.  
http://libros.fnac.es/a740887/Fernando-Manso-Espana-magica 






PVP: 28,03€ 

Soñar es gratis y la suerte es caprichosa, así que si me toca daré saltos de alegría. 

viernes, 28 de diciembre de 2012

Viaje al pasado



Como salida de una revista de los años treinta.






Cuando vi las fotos, tuve la clara sensación de estar viajando al pasado, fue como volver a ver las imágenes de mis abuelas cuando eran jóvenes.





Modernizada, con ropa de ahora mismo, pero exactamente el mismo aire,  entre elegante y práctico, de  las mujeres de aquel tiempo.





Habían salido de la depresión, pero sus efectos aún se notaban.





La ropa conservaba la seriedad y la sobriedad de la época, al fin superada. 
Pero, empezaba a atreverse a ir más allá.





Y aquellas mujeres se animaron a romper con los tonos oscuros, con todo lo que fuera un símbolo  de la necesidad de ahorrar y de ser práctico.





Aparecieron los grandes mitos del cine Greta Garbo, Marlene Dietrich. 





Y con ellas los pantalones, la sofisticación y el nuevo concepto de elegancia.





Aquellas antepasadas nuestras, empezaron a salir de casa, a viajar, a subirse en los trenes de lujo y algunas hasta a frecuentar el cabaret de moda.



  

Las primeras universitarias - aunque con excepciones conocidas - son de esa época y las primeras deportistas, también.






A pesar de que las guerras civil y mundial alteraron el orden hasta ese momento conocido, la forma de vestirse de las mujeres no volvió a ser la misma  ya. 

 Y esta entrada es una especie de homenaje a todas aquellas mujeres que sin llegar a hacer una revolución, lograron cambiar los esquemas estéticos de un mundo 

   

lunes, 24 de diciembre de 2012

Feliz Navidad





Noche de Dios, noche de Paz,
claro sol, brilla allá
y los ángeles cantando están
Gloria a Dios, gloria al rey celestial




Cada año, al escuchar al Coro de la Fundación Príncipe de Asturias, entonar en la catedral, una vez terminado el Mesías, las estrofas del villancico más bonito que conozco, no puedo evitar emocionarme  y dar gracias a Dios.




Gracias por todas las cosas buenas que me han pasado.
Gracias por estar viva y sana
Gracias por tener trabajo, familia y amigos.
Gracias por vivir en una ciudad que me encanta.
Gracias por tantas cosas....




Tengo que confesar, que este año me cuesta más  celebrar.
Con la crisis tan presente.
Con el fantasma del paro acechando en cada esquina
Con las familias que están viviendo un verdadero calvario.
Casi suena a contrasentido, pensar en alegrías en medio de tanta desgracia.





Pero siempre me ha parecido que lo de encontrar cosas por las que  dar gracias es estupendo y en mi caso, me sienta de maravilla.
Además, este año tengo un regalo extra en mi lista de  agradecimientos.





El regalo que me hacéis todos vosotros con vuestras visitas y vuestros comentarios.




Por eso quiero dejaros desde aquí mis mejores deseos,
desearos toda la felicidad y la suerte que necesitáis
para  hacer realidad vuestros sueños






Y aprovechando la decoración navideña del escaparate que más me ha gustado de Oviedo, os dejo con  la lista de todas esas cosas maravillosas que siempre nos hacen falta.





¡Feliz Navidad!
 
 

sábado, 22 de diciembre de 2012

Brindis



Hoy es 22 de diciembre y como todos sabemos se juega la lotería.

Este año no había comprado más que la papeleta imprescindible en el trabajo porque “no se puede dejar de jugar”.

Tenía además otra que me regaló una amiga. Esa me hizo especial ilusión, y me da igual  que no me toque porque lleva detrás mucho cariño ¿verdad Estrella?

Pero yo creo que si no quería comprar, en parte es, porque este año me tocó otra lotería con este blog.

Para mí el encontrarme cada día con vuestras visitas, con vuestros comentarios, con el cariño inmenso con que recibís cada entrada, es un verdadero premio.
Entre todos. Vosotros de un lado y nosotros aquí. Hemos ido haciendo realidad un proyecto.“El capricho de Marquez@” tiene vida independiente, se va adaptando y creciendo a medida que pasan los meses.

Y cada vez que estoy con vosotros me siento un poco como las burbujas de “freixenet”, chispeante, feliz,  dorada y de anuncio.

Por eso me he vestido de fiesta, con toques brillantes, con ese algo especial de cuando nos arreglamos.

Porque yo  tengo que confesar que cuando me compongo lo hago en parte para mí misma, para sentirme bien y guapa, pero no cabe duda de cuando me visto para el blog  es para vosotros, para sentir ese placer innegable de la admiración y los halagos.

Así que esta entrada es una celebración y un brindis.

Brindo, por todos vosotros, que con vuestro apoyo y vuestro cariño nos habéis regalado este premio especial en el sorteo de la vida.


miércoles, 19 de diciembre de 2012

Regalos y recuerdos



La idea era salir a la calle, pero la mañana se empeñó en llover y llover.
Con frío, con humedad, con calles inhóspitas y gentes que corren de un lado a otro guarecidas por un paraguas que, te tapa pero, no te impide empaparte de  la tristeza que empaña el ambiente.



Habrá que hacer fotos en casa, me dice Julián.
Yo asiento y aprovecho para sacar mi ropa de fiesta.



Me visto, me compongo, me coloco delante de la cortina con hojas de acebo que hemos preparado para fondo.
Y, mientras Julián dispara una y otra vez, me dejo ir al compás de las notas de radio clásica.



Estoy ahí, pero me olvido de sonreír, me olvido de la cámara, me olvido del presente y me enfrasco en los recuerdos…



Me voy atrás, hace años,... abríamos los regalos navideños y yo tenía en frente el mío.


Aquella bolsa de Musgo, con su papel brillante verde y su presentación exquisita me hizo pensar en un regalo para la casa.
Hacía poco tiempo que me había cambiado y aun me faltaban mil detalles.
Estrenaba independencia y me hacía ilusión cualquier cosa.




Tras el papel de seda verde limón, perfectamente doblado y lanzando pequeños destellos desde sus bordados de azabache, apareció un jersey sin mangas.



En un momento en que las fiestas eran menos habituales que ahora, que la ropa de  mucho vestir era poca y en general cara y buena, aquel cuerpo bordado me pareció una maravilla.


Hoy resulta muy normal y puede que hasta soso, pero para mí conserva la ilusión de un regalo especial y cuidado.
Por eso, pese a que las faldas,  pantalones y las chaquetas  con que lo solía poner, han ido desapareciendo de mi armario, él conserva un lugar de honor. Envuelto en papel, en su propia caja y con ese cariño con que tratamos las cosas que queremos