miércoles, 19 de diciembre de 2012

Regalos y recuerdos



La idea era salir a la calle, pero la mañana se empeñó en llover y llover.
Con frío, con humedad, con calles inhóspitas y gentes que corren de un lado a otro guarecidas por un paraguas que, te tapa pero, no te impide empaparte de  la tristeza que empaña el ambiente.



Habrá que hacer fotos en casa, me dice Julián.
Yo asiento y aprovecho para sacar mi ropa de fiesta.



Me visto, me compongo, me coloco delante de la cortina con hojas de acebo que hemos preparado para fondo.
Y, mientras Julián dispara una y otra vez, me dejo ir al compás de las notas de radio clásica.



Estoy ahí, pero me olvido de sonreír, me olvido de la cámara, me olvido del presente y me enfrasco en los recuerdos…



Me voy atrás, hace años,... abríamos los regalos navideños y yo tenía en frente el mío.


Aquella bolsa de Musgo, con su papel brillante verde y su presentación exquisita me hizo pensar en un regalo para la casa.
Hacía poco tiempo que me había cambiado y aun me faltaban mil detalles.
Estrenaba independencia y me hacía ilusión cualquier cosa.




Tras el papel de seda verde limón, perfectamente doblado y lanzando pequeños destellos desde sus bordados de azabache, apareció un jersey sin mangas.



En un momento en que las fiestas eran menos habituales que ahora, que la ropa de  mucho vestir era poca y en general cara y buena, aquel cuerpo bordado me pareció una maravilla.


Hoy resulta muy normal y puede que hasta soso, pero para mí conserva la ilusión de un regalo especial y cuidado.
Por eso, pese a que las faldas,  pantalones y las chaquetas  con que lo solía poner, han ido desapareciendo de mi armario, él conserva un lugar de honor. Envuelto en papel, en su propia caja y con ese cariño con que tratamos las cosas que queremos



34 comentarios:

  1. es una maravilla acordarse de esos regalos especiales que, en algún momento, tuvieron su sentido y que tiempo después recuperas...el cuerpo de pedrería es precioso!
    www.colorentuscomplementos.blogspot.com.es
    semana sin gastos de envio...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias por comentar Charo, es verdad que resulta bonito encontrar cosas que te devuelven recuerdos amables.
      No es necesario volverse nostálgica, ni siquiera echar demasiado la vista atrás, basta con renovar la ilusión con que recibiste el regalo y tener la seguridad de que habrá más que sigan prendiendo chispas de felicidad en nuestros ojos. ¿no te parece?
      Tus cosas son preciosas de verdad, estás hecha una artista.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. El escenario muy de plato, el estilismo muy adecuado para estas celebraciones. Carolina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida al Blog Carolina.
      Efectivamente, casi creamos un plató, en versión casera. Es otra forma de hacer las fotos y a nosotros nos gusta y nos permite saltar los obstáculos que vamos encontrando.
      No pretende ser otra cosa que un fondo que no apague la luz del flash y no refleje más de la cuenta.
      Y la ropa es tal como dices, la propia para Navidad.
      Mil gracias por comentar y ya sabes donde estamos, cuando quieras...

      Eliminar
  3. Curra, que guapa y elegante! El negro es siempre un acierto y ese cuerpo es una maravilla que se mantiene en el tiempo y si trae buenos recuerdos es un placer ponerlo. Te veo estupenda para los eventos que surjen en esta época. Un abrazo guapa.
    http://solaanteelespejo.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María, tienes razón, nada como apuntarse al negro cuando quieres resultar arreglada.
      El cuerpo fue de esas prendas a las que le sacas jugo y que lo mismo te pones con falda que con pantalón y sigue igual que el primer día. Además yo pensé que iba a enganchar y estropearse y me encontré con la grata sorpresa de que no fue así.
      Lo cierto es que le tengo mucho cariño y para días como Nochebuena en que acabas con un calor tremendo y tampoco es cuestión de arreglarse demasiado es la cuenta.
      En nada tienes a tu niña en casa, ya verás que bien
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Bellismo!! son las pequeñas cosas esas cosas que más ilusión nos hace y es por ello que las guardamos en un rinconcito de nuestra memoria para siempre. Estas bellisima y tan elegante! uff que envidia más sana me llegas a dar... de corazón.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmen, por Dios que no te entre envidia que tú tienes estilo de sobra como para no tener que mirar a nadie y ademas irradias seguridad y convicción. Y eso vale más que toda la elegancia del mundo. Al final lo que le queda a la gante que te ve de ti no es tanto tu aspecto como lo que transmites y ahí tú eres toda una campeona.
      Y como veo que también tienes tu rinconcito de los tesoros, aprovecha para abrirlo y sacar de él alguna ilusión extra para esta Navidad
      Un abrazo

      Eliminar
  5. Estas elegantísima ,y es tan bonito lo que cuentas, pero te noto un poco melancólica, no siempre los tiempos pasados fueron mejores. Hay que disfrutar, todo lo que se pueda, el hoy que mañana ya veremos. Bss.
    http://atentamente-carmen.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmen. Realmente no estaba melancólica, sólo recordando con cariño cosas que me gustaron, pero en las fotos y posiblemente en el texto refleje un si es no es de tristeza.
      Pero te puedo asegurar que no soy como Manrique de las que piensan que cualquier tiempo pasado fue mejor. Cada tiempo tiene sus cosas buenas y es cuestión de saber encontrarlas.
      Y si nos fiamos de lo que dicen por ahí, mañana vamos a terminar una era y con ello llegará el fin de los tiempos, así que mejor disfrutar de lo que nos queda.
      Bromas aparte, soy de las que disfruto de la vida, así que no te preocupes.
      Mil gracias por comentar
      Un abrazo

      Eliminar
  6. Pues que bonito Curra que guardes ese recuerdo de aquel bonito regalo..La verdad es que es precioso y queda muy bien con la falda.La falda me encanta..ya parece demasiado pero tengo una asi negra con esos pliegues igual que la tuya pero mas cortita y no tiene la cinturilla tan bonita que tiene la tuya.
    El abrigo es precioso.
    En las fotos se te ve seria y pensativa pero transmites tranquilidad y seguridad
    Un beso
    Gema
    www.tuestiloadiario.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gema, no tiene nada de particular, el que puedas tener una falda parecida. Yo también tenía otra del estilo en una tela más normal y sin lorzas en la cintura. Fue una época en que repitieron el modelo. La mía me queda un poco grande y larga, pero es la que le va al smoking porque tiene solapas de raso y por eso no me deshice de ella que un traje masculino de fiesta es fondo de armario total.
      Es verdad que estoy seria en las fotos, pero te puedo asegurar que me sentía de lo más serena.
      Llevo un par de meses que no hago otra cosa que correr. A este paso me presento a la maratón cualquier día.
      Un abrazo fuerte

      Eliminar
    2. Curra te entiendo con lo de la maratón..ufff yo me paso el dia vete -ven...pero bueno ..es lo que hay¡¡
      Aunque se te ve seria si transmites serenidad...
      Un beso
      Gema

      Eliminar
  7. Indudablemente, te sienta muy bien, es lógico que lo conserves.

    Todos tenemos, creo, prendas o complementos que guardamos porque, aparte que nos gusten, logran transportarnos a otra época, siempre más feliz (al menos en nuestro recuerdo)

    Me ha gustado mucho este artículo, tan bonito y nostálgico, tan de estas fechas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias Janton. Cuando te sientes cómodo con algo tiendes a conservarlo y a verlo bonito y bien.
      Si como en este caso, además te trae buenos recuerdos, pues las razones se incrementan.
      Me alegro que te haya gustado el relato. Es algo muy simple y que puede pasarle a cualquiera, pero me gustó compartirlo. Parece que le añado un poco más de polvos mágicos a ese recuerdo.
      En esta época, tienes toda la razón, parece que la nostalgia va bien.
      Así que enseñar un retazo de vida en el blog, me parece humanizarlo.
      Me alegro de haberlo hecho, porque es una forma de estar un poco más cerca.
      Mil gracias por comentar
      Un abrazo

      Eliminar
  8. Entiendo que lo conservaras, es absolutamente precioso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Daeddalus.
      Tiene casi todas las virtudes.
      Es negro y sencillo, pero a la vez brillante y adaptable con lo que encaja con muchas situaciones.
      Tiene un poco de cuello alto con lo que no necesita nada que lo cierre por arriba, tipo collares o similar, al no tener manga tampoco resulta cerrado Se adapta al cuerpo pero no es pegado. No se deforma y lava de maravilla.
      Con tantas virtudes y a mi edad que lo de ir al último grito ya no es una prioridad, tiene muchas posibilidades de seguir formando parte del armario.
      Mil gracias por comentar de nuevo.
      Un abrazo

      Eliminar
  9. Tengo que decirte que tu estás guapísima...pero el relato de este post es PRECIOSOOOOOOOOOOOO! Qué elegante, qué guapa y qué llena de sentimientoooo! Un besín!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nira, si es que en el fondo tú yo somos un par de románticas y nos gusta todo lo que tenga un toque sentimental.
      Si te fijas es ropa de fiesta, preparando el ambiente para Navidad y con una historia por el medio que habla de cariño y de alegría por estar en familia y disfrutando.
      Son buena parte de los ingredientes, que, al menos para mí, hacen que la Navidad sea algo especial.
      Mil gracias por ser siempre tan cariñosa y tan cielo.
      Un abrazo

      Eliminar
  10. Curra, eres genial, consigues hacer de cualquier cosa un tema entero. Me ha encantado la historia del jersey... yo me encariño mucho de las cosas especiales, unidas a momentos especiales, o regaladas desde el cariño.. y procuro también no deshacerme de ellas.. pero además es que ese jersey no pasa de moda y es precioso, también me han encantado la falda y el abriguito. Aquí ayer también hizo un dia tristón y desapacible.. hoy luce el sol.. Bss de casi viernes ¡disfrutaló¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando me pongo a contestar el casi de viernes es más palpable por que so nlas once y media. A estas horas los ojos se me cierran y mañana me toca madrugar.
      Pero me gusta responder los comentarios del blog, me gusta sentirme arropada por vuestra presencia. Saber que estáis ahí poniendo vuestro toque especial y vuestra colaboración para que "El capricho..." sea algo vivo y pegado al mundo.
      Aquí también hizo sol por la mañana y desde la ventana del despacho se veía un cielo de invierno azul pálido que invita a ilusionarse.
      El abrigo en realidad es un préstamo a la fuerza, porque es el regalo que le hago por Navidad a mi sobrina la mayor, pero me quedaba tan bien para las fotos que se lo cogí antes de dárselo y la falda tiene años y me queda grande, pero me gusta ese corselete que ajusta a la cintura y la forma femenina que tiene, así que me la sigo poniendo en ocasiones.
      Mil gracias por seguir ahí al pie del cañón. Y feliz finde, que es preludio de las fiestas
      Un abrazo

      Eliminar
  11. Tienen razón las que dicen que se te ve un poco melancólica, y se entiende, quien no siente la falta de personas o situaciones que ya no están en nuestras vidas...... pero el camino en eso consiste, hemos de valorar lo que tenemos y dar gracias porque aún nos queda mucho comparado con otros.
    Un besito, y a ver si te veo que estás en out desde hace un tiempo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mercedes , tuve que dejar el gimnasio. A ver si tengo un rato un día de estos y quedamos para charlar un rato.
      Me hace ilusión ver tus comentarios, te imagino perfectamente con tu acento suave y ese deje un poco gallego que siempre pone un punto de ironía simpática a cuanto dices.
      Es cierto que las fotos tienen un cierto aire melancólico, pero no estaba triste, ni siquiera nostálgica, pero la música era de esa que te impregna y me quedé enganchada a sus notas sin acordarme de que estaba posando.
      Pero de toda formas tienes toda la razón.Cuando volvía a casa esta noche, al pasar por delante de calle Uría, estaba un chico con pinta de eslavo tocando villancicos al acordeón y una poco más allá los de la Hermandad de los estudiantes con su operación carretilla llenando carros de donativos de comida para la cocina económica y ahí si que me entró melancolía y casi hasta pena.
      Tenemos tanto y a veces, miramos tan poco para atrás
      Un abrazo fuerte y si no nos vemos Feliz Navidad

      Eliminar
  12. Bardzo lubię do ciebie zaglądać:))Wyglądasz zawsze pięknie :)))Pozdrawiam serdecznie

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dziękuję bardzo. Jestem zachwycony, że komentarz na moim blogu.
      "ponownie kimś wyjątkowym

      Eliminar
  13. Hola Curra,
    aunque te descubrí hace unos días no he querido comentarte hasta que me he visto todas tus entradas, desde la primera a la última y me encanta tu blog, de verdad, es muy distinto a otros, muy personal... y aquí me tienes ya como seguidora.
    Me parece genial vuestra idea de si no puedes hacer las fotos en el exterior, las hacemos en el interior pero poniendo esta tela tan "navideña" (genial el guiño a la Navidad con el acebo).
    Qué alegría poder acordarte del momento en que abriste ese paquete, verdad?
    Desde luego, tu conjunto es muy apropiado para estos días (yo soy doña calores así que yo suelo agradecer jersey finito sin mangas) y el abriguito es una joya, qué bonito.
    Un besito,
    Yolanda.
    www.elvestidordeyo.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yolanda. Me has dejado de un pieza. Mirarte 118 entradas tiene un mérito tremendo.
      Yo creo que cada una tenemos nuestro estilo y que lo repetimos en cada cosa que nos ponemos, aunque sean distintas. Entré un segundo en tu blog - prometo hacerlo con más calma- y vi que eres una mamá que se esfuerza por no quedarse atrás, así que no necesito explicarte los mil "jeribeques" que hay que ahcer para sacar tiempo.
      El blog pretende ser un poco distinto y una especie de mezcla agitada en plan cóctel entre la innegable frivolidad de la moda y las reflexiones de la vida diaria, debidamente ilustrado con las fotos de Julián, que a mí me parecen estupendas, pero que no estoy del todo segura de ser objetiva.
      Nuestra idea es ir más allá de la ropa y crear una especie de lugar de encuentro virtual donde poder "arreglar el mundo" entre todos.
      Bienvenida al club, encantada de conocerte y feliz de saber que te gusta lo que hacemos.
      Esta entrada pretendía ser una especia de preparación para la Navidad. Con cosas que tenía desde ahce mil años y el abrigo, que como ya conté en otor comentario se lo cogí prestado a mi sobrina mayor porque va a ser su regalo de navidad
      Un abrazo muy fuerte y mil gracias por seguirnos

      Eliminar
  14. Soy otra lectora "en la sombra", aunque te sigo desde tus colaboraciones en otro blog.
    Me gusta tu estilo sereno y cómo eres capaz de transmitir tu estado de ánimo a través de la ropa.
    Feliz Navidad,
    N.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta recibir comentarios de las personas que os pasáis por "el capricho.." parte del encanto de publicar un blog y más en uno como éste que incluye reflexiones personales, es saber que gusta, que aporta algo a quien lo visita, que va más allá de una imagen virtual.
      En una sociedad cada vez más despersonalizada, poder contar con un grupo a quien transmitir lo que piensas y vives es todo un regalo.
      El regalo que vosotros me hacéis cada día permitiendo que entre en vuestras pantallas
      Mil gracias por comentar, por seguir viéndonos y por ese deseo de Feliz Navidad.
      Un abrazo

      Eliminar
  15. Estas guapisima y muy apropiada para las fiestas que vienen.Muy bonita la historia del jersey y como siempre muy bien narrada.Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pepa, nuestras historias son retazos de vida que nos van conformando, que nos ayudan a enfrentarnos con el día a día, a solucionar conflictos y a disfrutar de lo que nos llega.
      Todos tenemos el recuerdo de un regalo que nos hizo sentirnos especiales y que guardamos con cariño, por eso me pareció bueno contarlo en el blog.
      La ropa, no es más que repetir lo que hacen el resto de blogs de moda, sacar conjuntos más o menos arreglados para dar ideas. En este caso y a la vista de la crisis, lo que pretendí fue hacernos echar la mirada atrás a esas cosas que tenemos medio olvidadas y que nos pueden servir para los días en que nos tenemos que vestir de fiesta
      Un saludo también para ti

      Eliminar
  16. Aichs.... la nostalgia! qué sería de nosotros sin los recuerdos!
    Ese cuerpo bordado está de total actualidad, de soso nada, menos es más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana, los recuerdos nos permiten aprender y encontrar soluciones para no volver a tropezar en la misma piedra, ayudan a vivir y a caminar, siempre que los usemos como referencia y no vivamos en el pasado. Nuestra experiencia vital y más en las cosas que nos ayudaron a salir adelante y a dsifrutar es un verdadero tesoro.
      El jersey es verdad quew vuelve a estar de moda y puede que hasta lo ponga con ropa de diario.
      Mil gracias por comentar de nuevo. Por cierto no encontré donde hacerme seguidora de tu blog
      Un abrazo

      Eliminar
  17. Que buenas ideas ahora que llegan las comuniones y luego las bodas.

    ResponderEliminar