viernes, 23 de noviembre de 2012

Collares y zapatos


Para alguien como yo, que se crió viendo en televisión las novelas de la tarde y los estudio uno de los viernes, la atracción por los collares resulta algo casi natural.




Si hoy las series americanas nos invitan a parecernos a las protagonistas de Sexo en Nueva York, Gossip Girl  o Mad Men, allá por los años 60 veíamos constantemente representaciones de novelas de Dostoievsky,  Dickens o teatro clásico español y más tarde cuando llegaron las series extranjeras, la oferta se amplió con otras como Arriba y abajo o Poldark-





Protagonistas femeninas, vestidas de época, miriñaques, faldas hasta los pies, escotes y collares, infinidad de collares, lujosos y brillantes que cubrían el cuello y el escote de las actrices de la época.



Anna Karenina, la princesa María Bolkónskaya  de Guerra y Paz, Tonia de doctor Zhivago, Escarlata O´Hara en Lo que el viento se llevó. Mujeres maravillosas que acudían a fiestas en grandes palacios ataviadas con sus mejores galas y adornadas con joyas increíbles.



En mi imaginación de niña, aquellas mujeres encarnaban la feminidad y la belleza.







 Su imagen vestidas de terciopelo o tafetán, con un collar que refulgía bajo las luces de las lámparas, ha quedado grabada en mi subconsciente, como algo maravilloso


Supongo que por eso soy incapaz de resistirme a los encantos de los collares con brillos.



Hasta hace poco, me había conformado con la suave belleza del oriente de las perlas. Desde que los chinos se dedicaron a cultivarlas y se volvieron asequibles, me hice con toda una colección.




Pero mi diablo tentador se llama Zara y cuando en sus perchas empezaron a colgar collares quedé definitivamente perdida. Empezaron los cuellos bordados y de ahí pasaron a  los rígidos y luego a los de todo tipo, así que cuando me di cuenta de que todos me gustaban y que cada día me merezco más lo de Carmen Collares, decidí parar y mirar los nuevos sólo de reojo.


Lo de los zapatos de salón con tacones vertiginosos, ya es una debilidad conocida y como las fotos de los últimos que me compré quedaron originales, las uní a esta entrada que casi parece el anuncio de un bazar.  










32 comentarios:

  1. Me has hecho sonreir porque pertenezco a esa época. Tienes una colección increible pero a ti te sientan genial, parece que naciste con ellos y visten mucho tus looks. Le agregan personalidad e importancia. Un beso por arrancarme la sonrisa en mis días de convalecencia.
    http://solaanteelespejo.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María, me alegro de haberte alegrado un rato que las convalecencias y más si el problema es de espalda son tremendas y sin poderte mover que ya no sabes qué inventar. La ventaja es que luego quedas bien y aprovechas para hacer cosas para las que normalmente no tienes tiempo.
      Y lo de las series de la tele, tengo que confesar que echo de menos cosas más cultas. Cuando tenía diez años Dostoievsky me resultaba familiar y Dickens tres cuartos de lo mismo sin necesidad de haber estudiado una palabra, por no hablar de cantidad de autores clásicos en las obras de teatro, era una forma sencilla de enseñar, que con tantos medios como tenemos se ha perdido.
      Y los collares son mi punto flaco desde pequeña, incluso me los ponía de diadema, cuando no levantaba dos palmos del suelo.
      Mil besos para ti y cuídate mucho

      Eliminar
  2. Siempre me sorprendes! Jejeje! Esta entrada es super original! Y qué montón de collaresssss! Me encanta como lo explicas todo. Muchas series me suenan de oírselas a mi madre...Un post muy guapo y original! Un besín!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si vieras la de obras clásicas que vimos de pequeños, los que hoy tenemos cincuenta y ...
      Recuerdo superproducciones como Guerra y Paz o Ana Karenina, que fueron verdaderas maravillas y por la tarde la pequeña Dorrit o Oliver Twist eran la diversión más entretenida que te puedas imaginar en invierno.
      Aprendimos mucho sin necesidad de estudiar y había unos actores increíbles
      ¿verdad que las fotos de los zapatos quedaron originales?
      Besos para ti también

      Eliminar
  3. Curra ¡sois geniales¡ tú y Julián, felicitalé de mi parte¡¡ Habeis hecho una presentación preciosa y muy original. Y qué decirte de los collares, porque no te tengo cerca, que si no.. ya te los estaba pidiendo prestados, jaja Yo tengo muchas ganas de comprarme alguno, pero llevo una temporada muy liada, y la verdad es que apenas he visitado ninguna tienda, ahora tú me has puesto los dientes largos¡¡ Bss y disfruta del finde¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya se lo digo Yoli. Aunque no te creas, él también lee los comentarios.
      El domingo estaba tan malo que no hubo forma de hacer fotos en el exterior y nos pusimos con los collares. Tiene su gracias, quitar, poner, colocar, comprobar el efecto... con esta tela no que se mata, esta otra tampoco que no destaca, Así sí... Como quien no quiere la cosa echamos un buen rato y lo pasamos bien.
      Los zapatos son obra exclusiva suya, sacó un espejo que tenía comprado para otra cosa y la imagen de los tacones reflejados es muy llamativa, o al menos a mí me lo parece.
      Ahora ya a disfrutar del finde .
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Pero qué bonita colección de collares tienes¡¡. Reconozco que también siento debilidad por collares y zapatos, además de eso es que al ser ambas cosas tan fáciles y rápidos de probar, se acaba picando sin remedio. Me ha encantado el post y la manera tan bonita en que nos has presentado todos estos collares. Un beso muy fuerte Curra, que tú y Julián tengáis un buen fin de semana.
    Http://blog.sinetiquetar.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo que confesar que tengo tantos collares que perdí la cuenta hace mucho de cuantos eran.
      Me parecen un complemento perfecto y estos años de atrás que todo eran fulares, no había forma de ponerte uno y que se viera. Pero han vuelto con fuerza y estoy feliz, compra que te compra.
      Lo de los bodegones es una forma un poco distinta, en realidad es un escaparate virtual. Ahora que el minimalismo no se lleva, hay que aprovechar y crear cosas distintas.
      Un abrazo y feliz fin de semana

      Eliminar
  5. Menuda colección!, a mi me pasa como a ti no me puedo resistir, todavia hoy por la mañana encontré uno que compré hace más de un mes y aún no he estrenado. Además este año para nuestra desgracia los hay preciosísimos. Bsinos y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cool, este año me está resultando especialmente complicado resistirme, entre los que encontré en la Feria de Muestras de la India que eran uno bonito y otro más y los de Zara, que te juro que me hubiera comprado sino todos, la immensa mayoría, me hice con la colección que veis. Había cogido el de Mango que tú nos enseñaste de las estrellas y me hice tres con cuentas que compré sueltas.
      Así que es todo un despropósito, pero tengo la sensación de que la era de los fulares está pasando y los cuellos siguen siendo escotados con lo que necesitan algo que los adorne para no parecer desnudos, si te fijas en las pasarelas se vieron a todo meter, con lo que en un año estarán en la calle como está mandado y cuando la moda se imponga, nosotras ya los tenemos.
      Besos y feliz finde para ti también

      Eliminar
  6. Hola Curra. Qué original la entrada.
    Dios mío cuantos collares tienes. Muchos los he visto en zara esta temporada pero no creí que tenías tantos.
    Un beso y feliz fin de semana.
    Natividad

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nati, si te fijas, hoy en día todas nos vestimos en las mismas tiendas y nos compramos la misma ropa con lo que lo que te diferencia del resto son los complementos. Un mismo jersey o un vestido de ir sin nada a llevar el collar adecuado cambian como de la noche al día. Se animan y adquieren personalidad, así que conviene tener alguno.
      Lo mío es una exageración, es cierto, pero es la ventaja de no tener hijos, y vivir sola, mi dinero es para mí y los armarios de mi casa también.
      Otro beso para ti y feliz fin de semana

      Eliminar
  7. Yo adoro los collares. Tengo muchísimos. Siempre que viajo a países exóticos me compro al menos un collar. .. Es una entrada muy romántica. Me encanta.
    Un besito Curra,

    Trini.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Trini, pues en ese caso seguro que tienes una colección preciosa, porque los collares de los sitios exóticos suelen ser una maravilla y además lucir mucho porque son vistosos.
      Recuerdo un amigo que viaja muchísimo en parte por trabajo y en parte por placer y tenía dos enormes de cuentas de colores intensos que creo que hábía traído de Perú como adorno sobre una mesa auxiliar y quedaban perfectos.
      Y lo del romanticismo tiene que ver con los recuerdos de mi infancia y de hace años. Últimamente la moda es ir lo más de sport posible y si además llevas rotos, no te has peinado y combinaste churras con merinas, seguro que estás a la última, con lo que tengo que remontarme hacia atrás para recordar cosas bonitas.
      Mil gracias por los comentarios.
      Un abrazo

      Eliminar
  8. Respuestas
    1. Thanks, Midheta. Are sweet.
      We saw on your blog that you also bought many nice things hjas
      Xoxo

      Eliminar
  9. jolín... cada vez te curras más las fotos!!!!

    bueno, yo soy anti-perlas... no van nada conmigo, ni si quiera en pendientes.... ahora, cualquiera de los otros q sacas son ideales!

    http://maritienblog.blogspot.com.es/?m=0

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estas fotos no son mías, Belén, ya me gustaría, las preparamos juntos, salvo las de los zapatos que son obra entera de Julián.
      Las perlas no van nada con tu estilo desenfadado y un poco grunge, pero no hay nada que favorezca tanto, ni que dé tanta luz a los ojos.
      Cada uno tenemos nuestros gustos y cuando tengas mi edad, posiblemente, las cosas que ahora te parecen maravillosas, las veas poco o nada apetecibles. O igual sigues encantada con los pinchos y los rotos.
      Me alegro que te gusten los collares de Zara, a mí me parecieron bonitos y por eso me los llevé.
      ¿Qué tal esa patina?
      Un abrazo

      Eliminar
  10. Como he disfrutado viendo esta entrada,me encanta.Desde lasfotografias,los complementos,zapatos y el texto,como siempre, es un placer verlo.Seguid asi.Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pepa. Me alegro de que te hay gustado. A veces es bueno descansar de ver siempre la misma caa y las mismas poses. Cada una tenemos nuestro estilo y nuestor gusto particular con lo que cuando ya llevas un tiempo viendo a alguien, ver algo distinto resulta agradable.
      Mil gracias por todo el cariño que derrochas
      Un abrazo

      Eliminar
  11. nos encanta tu blog, te seguimos, un beso<3
    http://adolescenteconhormonasdesenfrenadas.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué gusto contar con dos seguidoras tan jóvenes.
      Me alegro muchísimo de que os guste el blog y que os apetezca pasaros por aquí.
      A veces es má fácil coincidir cuando la diferencia de años es mayor. Tengo sobrinas de vuestra edad y me las recordías.
      Un abrazo

      Eliminar
  12. Qué collares más bonitos Curra..y que zapatos..y me has traido muchos recuerdos..
    Besos
    Gema
    www.tuestiloadiario.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acabo de ver hoy en Zara que has bajado el precio de los zapatos a lo bestia de 39,99 que yo pagué por ellos - hablo de los negros - hoy costaban creo que 15,99€ así que si te gustan aprovecha que son muy altos, pero no incómodos.
      Y lo de los recuerdos ligados a la infancia y la adolescencia siempre resutla entrañable.
      Un abrazo fuerte y felzi inicio de semana

      Eliminar
  13. ¡Qué chula la entrada, Curra! me ha encantado la referencia a las novelas de después de comer y a los estudios uno....¡eso era televisión y con menos medios! de vez en cuando me bajo estudios 1 y los vuelvo a ver.

    En cuanto a las fotos, sensacionales. Y los collares, me los llevaría todos.....yo si soy de perlas, sobre todo pendientes, es verdad que dan luz a la cara y favorecen muchísimo, los collares es otra cosa, me da la impresión que me hacen muy señorona, aún así me los pongo en ocasiones espciales o con un look un tanto informal precisamente para que no me haga demasiado mayor. Uso más collares en verano que en invierno, como soy tan friolera, los foulares, las paschiminas, los pañuelos son mis fijos en cuanto llega el mal tiempo...
    Un beso a todos y buena semana.
    Gracia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracia, a veces la necesidad agudiza el ingenio. Y cuando nosotras éramos unos micos estábamos familiarizadas con un montón de autores y obras de teatro porque las veíamos a diario. Olver Twist, La pequeña Dorrit, El jugador o Crimen y Castigo, formaron parte de mi infancia igual que Locomotoro, el capitán Tan y Valentina o el tío Aquiles. No sólo no me aburría, sino que esperaba cada día el nuevo capítulo con una ilusión que no creo que tengan ahora nuestros niños. Pero cada época tiene lo suyo.
      Y lo que dices de los collares, es verdad, hay que tener cuidado con no abusar para no resultar aseñorada en exceso, pero en general favorecen y si los pones con ropa muy sport, no hacen tan mayor.
      Otro beso para ti y feliz semana

      Eliminar
  14. Te comprendo perfectamente porque, aunque creo ser unos años (no muchos) más joven que tú, yo también vi en mi primer televisor en blanco y negro, en la añorada casa de mis padres, todos esos programas que dices, y también para mí las mujeres de época que en ellos aparecían eran mi medida de la feminidad y la elegancia.

    Mi blog recién abierto no es propiamente de moda, pero aún así te invito a que lo visites, al fin y al cabo la pretensión es que sea un lugar abierto a toda opinión y comentario. Con respecto al tuyo, que sigo desde hace un par de meses, aunque sin atreverme a comentar hasta ahora, me parece maravilloso, no solo por tus acertados consejos de moda y belleza, sino por tus textos, por la calidez y claridad con que los escribes y sabes transmitir, a través de ellos, tus ideas y pensamientos. Es un verdadero placer haberte descubierto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Azzaria, mil gracias por pasarte por " el capricho.." mil gracias por tomarte la molestia de comentar y mil gracias, por los piropos que nos echas.
      No sabes lo que me alegra que te sientas a gusto viendo las entradas, por que precisamente la idea que me movió a hacer el blog, fue en parte esa. Quería aprovechar que Julián saca unas fotos estupendas y que tengo mucha ropa, para enseñarlas y lucirlas, pero también me gusta no quedarme en la moda, acercarme a las personas, crear un ambiente de calidez y de confianza donde poder pasar un rato agradable.
      Me ha gustado mucho tu blog y desde aquí te doy la bienvenida a este mundo un tanto peculiar, pero tan gratificante que es la blogosfera.
      Encantada pues de conocerte y hasta cuando quieras

      Eliminar
  15. Que collares y zapatos tan preciosos!y que presentación tan original!unas fotos muy chulas:)

    besos

    http://www.villarrazo.com/behindthestyling/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias. Me encanta encontrar comentarios vuestros porque cada día sois más famosas y lo hacéis mejor.
      Últimamente he renunciado a comentar en todos los blogs que me gustan porque el tiempo no me alcanza, pero el vuestro es de lo mejorcito
      Y qué decir de las fotos, si reviento de satisfacción con ellas. Tengo muchas suerte con Julián porque disfruta con la fotografía y esta vez los bodegones le han quedado muy originales, en especial los de los zapatos

      Eliminar
  16. Yo soy muy "perlera", me encantan los collares de perlas y mi colección es casi tan amplia como la tuya. Perot engo un problema ocn los collares, me encantan, pero tengo que tener cuidado con ellos, si pesan mucho me destrozan las cervicales.
    Un beso.
    Mónica

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mónica, es verdad que los collares que pesan son una auténtica pesadilla y valga la redundancia.
      Yo de momento, no tengo problemas con el cuello, pero es un detalle a tener muy en cuenta que las cervicales pueden dar mucho la lata.
      Un abrazo

      Eliminar