martes, 7 de agosto de 2012

Por fin en Lisboa


Despertar en otro lugar, sentir el tacto de otras sábanas – por cierto qué suave es el algodón portugués – abrir los ojos con la sensación de aventura que supone no estar en casa, siempre me  crea una especie de cosquilleo especial. Dejo que los  rayos de luz que se filtran entre los cortinajes me hagan cosquillas, mientras imagino y planeo como será el nuevo día.



Me encantan los buffets de desayuno. Con ese colorido sin par de las bandejas de frutas, los zumos de no sé cuantas cosas, las mermeladas, los distintos tipos de pan, las alacenas metálicas con suculentos platos calientes… Me gusta probar cosas que se salgan un poco de lo de todos los días y sobre todo me encanta observar a la gente de alrededor y comprobar que cada uno somos un mundo. Acabo comiendo mucho más que de costumbre, pero todo está tan rico…



Al salir del Hotel el Marqués de Pombal parece mirarnos altivo, encumbrado en su columna. En esa plaza sopla un aire fresquete que me obliga a poner la chaqueta, pero con un sol tan radiante el día promete.




Bajamos andando la Avenida da Liberdade con sus tiendas de lujo y sus terrazas llenas de turistas recién levantados y llegamos a Restauradores, la primera gran Plaza del centro presidida por un enorme obelisco, homenaje a la monarquía portuguesa.
Vamos reconociendo lugares, recordando pequeños detalles, con la sensación de estar un poco en casa y a la vez de descubrir sitios nuevos.



Seguimos a la plaza de Rossío con su enorme teatro, su fuente, sus terrazas y la imponente estación de tren.




Pero la visita estrella de la mañana estaba reservada para el museo arqueológico en la Iglesia do Carmo. El  terremoto  de Lisboa la destruyó en parte y al restaurarla la dejaron sin más techo que las ojivas de la arquería. Tienes la sensación de estar en un remanso de paz.
A esa hora el sol ya apretaba y las sombras  unidas a la suave brisa, se agradecían y te invitaban a quedar y contemplar.
El ábside conserva la techumbre y alberga los tesoros que no pueden quedar a la intemperie.





Mosaicos por doquier, un suelo empedrado no apto para tacones, pero que invita a mirarlo, colinas – es la ciudad de las siete colinas – que crean pendientes que suben o bajan, flores de un colorido espectacular, callejuelas empinadas que conviven con grandes avenidas, gentes de todo tipo.
Lisboa no deja de maravillarme a cada paso, con su aire decadente y la amabilidad sin par de sus gentes que a todo responden con un “obrigado” que va más allá de nuestro gracias, me hace sentir en un paraíso difícil de definir, pero al que añoro volver todos los años.     


22 comentarios:

  1. guau Curra! la última foto me ha impactado!!! estás guapísima! muy elegante, pero muy..."funcional"!

    AAAAAAAAAAAAAAy qué ganas de perderme yo pro allí con mi mami!!!!!

    http://maritienblog.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un mono de las rebajas de Zara ¿verdad que resulta muy llamativo sin tener gran cosa?
      Ya verás como os encanta Lisboa porque es preciosa.
      Ya te mandaré información en plan

      Eliminar
  2. Que guapa! Me encanta el blanco y la camisa es preciosa. Las fotos preciosas, felicidades al fotografo. Disfruta de Lisboa y sigue publicando. Un beso guapa.
    http://solaanteelespejo.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es una camisa, sino la parte de arriba de un mono, pero con la abertura y las transparencias resulta distinto. Tengo que llevar un suje especial con una tira de silicona en la espalda, pero resulta muy cómodo.
      Tengo un fotógrafo estupendo que me mira con mucho cariño y eso se nota ¿verdad? Ya seguiré mostrando las fotos del resto del viaje

      Eliminar
  3. Me ha encantado leer tu entrada del blog...Las fotos espectaculares, tanto como tu look. Qué bien te sienta el blanco! Qué bonita la espalda de la blusa. Estás preciosa! Disfrútalo! Un besazo! www.princess-nira.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias, Nira, la verdad es que el mono de Zara resutla muy funcional y muy cómodo. La espalda es preciosa, por eso pusimos la foto.
      Ya felicito a Julian poor las fotos de tu parte. Lo cierto es que disfrutamos mucho juntos preparando las entradas y eso hace que sea más fácil

      Eliminar
  4. Estas muy favorecida deblanco.Me encanta el conjunto.Es un gusto descubrir Lisboa contigo y tus comentarios,y como no, con las esplendidas fotografias de Julian.Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Millones de gracias Pepa. Son las fotos de la mañana del sábado, a medida que avance la semana iré sacando el resto con alguna de los monumentos que más me gustan. Me alegro de que te guste como me queda el mono, me pareció de lo más apropiado para el sitio porque no da calor, pero cubre que a primera hora todavía no había subido la temperatura

      Eliminar
  5. Yo estoy enamorada de Portugal, es muy bonito y además los portugueses son encantadores.
    Los desayunos de hotel, me requetechiflan, lo de desayunar con tiempo y todo ordenadito siempres una tentación maravillosa. Bsinos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí cada vez que vamos me gusta más, los portugueses son la amabilidad personificada y Lisboa está lleno de rincones maravillosos.
      Lo del desayuno en plan calmado y con mil posibilidades es una tentación a la que no logor resistirme cuando estoy fuera de casa

      Eliminar
  6. Una turista muy elegante en blanco total. Bss y a disfrutar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hacer turismo por sitios que ya conozco me encanta y desconectar de la vida diaria se convierte en una necesidad.
      En cuanto no sé que ponerme y hace buen tiempo acabo vestida de blanco, me rechifla y me resulta apropiado para cualqueri momento

      Eliminar
  7. Muy cómoda pero sin perder el lado chic :) buah! cómo hecho de menos esos buffetts de desayuno mmmm se me hace la boca agua sólo de pensarlo. Mi próximo viaje será apenas a 150 km (a coruña que hace mucho que no voy) pero todo viaje, aunque pequeño y socorrido, es bienvenido; un cambio de aires, el salir de la monotonía...

    Patri.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El romper con la monotonía es estupendo te ayuda a enfrentar el día a día y para eso no hace falta ir lejos, ni a sitios nuevos, basta con la ilusión del cambio.
      Aprovecha esa visita a Coruña que seguro que le sacas partido y disfrutas. Es una ciudad muy bonita y ahora en verano seguro que tiene mucho ambiente

      Eliminar
  8. Sin duda que el blanco es tu color. Me encanta Lisboa...bueno casi todo Portugal. Mi aniversario lo celebro en Oporto todos los años. Mi marido por herencia materna tienen un edificio en propiedad en el centro de Lisboa, este año van a ir todo los hermanos juntos a verla y de paso a turistear. Me alegro que lo hayas pasado bien.Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien tener casa en Liboa. A mí me parece una ciudad con un encanto increible y el centro en especial conserva ese aire del lujo antiguo que no se excedía en las apariencias, pero guardaba con mimo los mejores detalles.
      Seguro que vuestra excursión con encuentro familiar incluido es una delicia

      Eliminar
  9. Yo soy adicta a los viajes! Es cierto que se crea una magia especial y da un gusto despertar y no saber lo que haras ese dia o saberlo pero saber que sera un dia genial!!! Ayyyy que envidia me esta dandoooo

    Te seguimos guapa

    Muaka

    ResponderEliminar
  10. Hola chicas, que no os dé envidia que fue un fin de semana sólo y la tarde del viernes me la pasé en el aeropuerto.
    Pero no cabe duda de que los viajes aportan adrenalina a montón y eso de vez en cuando es muy sano.
    Ya me paso por vuestro blog que con lo del verano ando a mil y no tengo tiempo para nada

    ResponderEliminar
  11. Qué guapa de blanco..me encanta el look..y queda muy bien combinado con la chaqueta de rayas camel...Un look precioso que te queda genial.Lisboa precioso¡¡
    Ahh que se me olvidó contarte que encontré un camisero azul marino con botones dorados en las rebajas de pedro del Hierro..me acordé de ti al comprarmelo¡¡
    Besos
    Gema

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gema, qué bien que hayas encontrado el camisero azul marino con botones dorados es un clásico que te sacará de mil apuros y te puede durar media vida a poco bien que lo trates.
      Lisboa es una preciosidad dentro de un rato haré una entrada con fotos de la ciudad, a ver que os parecen

      Eliminar
  12. Guapísima, ese mono te queda espectacular, y la espalda preciosa. Lisboa una delicia de ciudad, la conozco bien y es un placer patearla. Disfruta, nosotros lo haremos con tus fotos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracia, Lisboa solo duró una fin de semana, pero el sábado y la mañana del domingo fueron tan agrdables que nos sirivieron para cargar las pilas. Es una ciudad que como tú dices, es una delicia.
      Lo mejor del mono es que me lo compré en rebajas y me costó 15 €. No arruga, no pesa, pese a ser blanco no se mancha en exceso y es comodísimo, así que estoy feliz con él. Me pongo ahora con una nueva entrada

      Eliminar