miércoles, 29 de agosto de 2012

Pantalones de diosas (Homenaje a Ingrid Bergman)




Posiblemente no debería ponerme pantalones anchos desde arriba. Con mi largo de pierna acortan la figura y me hacen parecer ”chaparreta".









Pero cuando los veo colgados de su percha en la tienda viene a mi mente la imagen de Ingrid Bergman en “Intermezzo” y me muero por tenerlos.





Ni siquiera estoy segura de no estar mezclando recuerdos y la fotografía de la “diosa” sueca apoyada en el mástil de un barco con un pantalón amplio de una tela con mucha caída, no pertenezca a esa película. Pero ella y Katerine Hepburn siempre me han parecido el colmo de la elegancia y ese tipo de pantalón lo llevaban mucho.





Había conseguido resistirme a la llamada de las rayas de estos palazzo de Zara, me había repetido que la mayoría de las bloggers que vi con ellos estaban poco favorecidas y casi logro ganarle la batalla a mi impulso. Cuando, en una de mis  habituales visitas a la tienda – voy casi tanto como al cuarto de estar de mi casa – los encontré rebajados a 12,99€. En un acto de resistencia tremendo conseguí zafarme de semejante tentación.






Pero ese mismo día vi por la calle a una señora, algo mayor que yo, que los llevaba con una banda morada a la cintura, unos salones morados y una camisa de gasa blanca. Estaba impresionante y las pocas fuerzas que me quedaban para no caer se fueron con el viento.







A partir de ese momento empezó mi peregrinar de Zara en Zara para encontrar mi talla. Mi conciencia me decía por detrás –eso es señal de que no te los debes comprar – pero el diablo tentador seguía pinchando con renovados bríos: ¿Y si te quedaran tan bien como a esa señora…?







El caso es que al final los encontré y el domingo pasado los estrené para ira tomar una Coca- Cola en la terraza de la Laboral. ¿Verdad que tumbada en la chaise-longue hasta me veo bien con ellos?  






30 comentarios:

  1. Yo es que sigo sin verme con ellos y la verdad es que tampoco he tenido la tentación ni de probármelos aunque me haya encontrado mi talla en la tienda. Pero los veo elegantes y como tú no puedo evitar evocar a Ingrid Bergman y Katherine Hepburn, pioneras en los looks masculinos y ahora convertidos en outfits de oficina. No he visto esa película que nombras porque de Ingrid he visto más bien pocas (Casablanca, Recuérdame...), pero de Katherine me he visto para mí de su repertorio las mejores y entre ellas las que compartía pantalla con el galán Cary Grant como La fiera de mi niña e Historias de Philadelphia donde saca unos modelos espectaculares y modernos para la época. En el caso de tu look le habría dado un toque más sobrio a esos palazzo (pero yo porque con este tipo de prendas fuera de mi estilo y para mi persona arriesgadas, la primera vez que me las pongo lo hago lo más convencional posible y a partir de ahí, cuando ya les he perdido el miedo, arriesgo y creo combinaciones) no le hubiese puesto ese collar y ese bolso. Hubiese hecho un look monocromático con el toque de color de las sandalias. Yo no te veo mal con este tipo de pantalones; eso sí, me gustaría vertelos en un look inspirado por esa señora de la que nos hablas en el post porque tiene pinta de quedar la mar de bien. Patri.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Patri, haces bien en no entrar por las cosas que no te gustan o no te van. Eso es signo de personalidad y sensatez.
      A mí este tipo de pantalón me encanta y aunque no me vea favorecida, los llevo feliz y sobre todo cómoda a más no poder. No sabes lo frescos que son y lo agradable de no tener la ropa pegada al cuerpo cuando aprieta el calor.
      Lo de añadirles el toque amarillo me pareció que estaba bien, normalmente suelo ir del todo en la gama, pero de vez en cuando las mezclas me permiten variar. En este caso el collar en doble color hace la transición con el resto de amarillos y permite jugar más allá del blanco y negro

      Eliminar
  2. Son preciosos y te quedan muy bien, de lo más elegante. A mi también me ha pasado alguna vez de darle muchas vueltas a si comprar o no algo y cuando me decido y no queda mi talla, aun lo quiero más y remuevo cielo y tierra hasta encontrarlo, ja,ja, como somos. Me gusta tu blog y me quedo a seguirte, te invito a visitar el mío y si te gusta me encantaría tenerte como seguidora. Un beso.
    Http://blog.sinetiquetar.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya me pasé por tu blog, con el mercadillo ta ideal que enseñas hoy, no podía hacer otra cosa que quedarme, así que ya tienes una seguidora más.
      Me alegro de que te guste este blog y más aún de que te quedes, siempre digo que cada nueva visita es una alegría y cada nueva seguidora un miembro más de la familia marquez@.
      Un beso para ti también

      Eliminar
  3. Qué relato más bueno el de este post! Divertido y super alegre! Jejeje! Ya veo que no pudiste con la tentación...Jejeje! No te quedan nada mal para ser un pantalón tan diferente a lo que nos ponemos a menudo, me gusta! Y la combinación con el amarillo lo hace tan alegreeee y veraniegooo! Muy guapa! Y con esas sandalias queda tremendamente bien!!!!! Qué acierto! Siempre tan guapa y eleganteeeeee! Tengo nuevo post!!! Muy colorido! Jejeje! Besinos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Princesa que collar más ideal llevas, qué cantidad de colores y cuantas cosas nos enseñas, es una gozada visitarte.
      Me alegro de que te guste como me queda el pantalón. Me faltan diez centímetros para poder llevarlo con garbo, pero mucho me temo que o le meto tacón o no va a haber forma y más del que llevo no lo resisto, así que habrá que usarlo como se pueda.
      Tengo que probar la combinación de la señora que vi, me pareció perfecta, no tengo los zapatos ni la banda morados, pero si en verde esmeralda que puede servir, cuando lo estrené hacía tanto calor que lo de la manga larga fue superior a mis fuerzas

      Eliminar
  4. Estás impresionante de guapa! Hiciste muy bien comprandolos porque te sientan de maravilla. Estás delgada y te favorecen mucho con los tacones y las rayas verticales alargan la figura. De ese collar no quiero ni hablar. El otro día fui a "Cabala" y compre un collar pensando: Si lo ve Curra me lo lleva. Jaja. Yo tb tengo impulsos que no quiero controlar. Un beso.
    http://solaanteelespejo.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En Cábala tienen cada cosa preciosa que sus escaparates son una continua tentación. Yo suelo comprar bolsos y foulares, pero de vez en cuando también cae algún collar.
      Éste es menos elegante, lo compré junto con otros en un puesto de hindús en la Feria de Muestras. No sé lo que me durará porque me costó un euro.
      Sí, sí un euro como suena.
      Bueno, en realidad, menos, porque si comprabas cinco cosas te regalaban la sexta con lo que me fui con un sinfín de collares y pulseras alegres y divertidos

      Eliminar
  5. Pues ha merecido la pena "esa dura pelea contigo misma" jaja, me gusta mucho el resultado con los complementos en amarillo. Y si bien es verdad que suelen acortar la figura, al tener rayas verticales, y con tacón no te "achaparran" en absoluto. Yo no suelo tener suerte cuando busco desenfrenadamente algo... si lo encuentro no hay mi talla, o tiene tara.. pero también me pasa que sin buscar a veces tengo "encuentros maravillosos" con prendas que en su dia no cogi (gustándome) y a mejor precio. Bss y disfruta del miercoles¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yoli-Lo de un tiempo a esta parte al haber adelgazado, tengo mucha suerte porque las cosas más "puestecitas" suelen volar en las tallas grandes, pero en la mía en general quedan y me permito coger verdaderos chollos.
      Qué alegrón se lleva una cuando ve algo a lo que renunció en temporada porque era caro y de pronto se lo encuentra a buen precio. Es una especie de premio a la sensatez y cuando no se busca nada todavía se disfruta más

      Eliminar
  6. Hola Curra. Pues a mi me parece que te sientan estupendamente. Nada de chaparra, nada .
    Yo también peleo conmigo misma con algunas prendas. También voy de zara en zara buscando la talla, y pienso lo mismo que tu , no los hay pues nada , pero los busco en otro zara y así sucesivamente.
    ¿ Toda la ropa te la compras en zara? ¿ Te has comprado muchas cosas del invierno?
    Yo ya he mirado, ahora estoy detrás de un bolso negro shopping pero le quiero negro y de momento no le he visto, en cuero si pero en negro todavía no.
    Aciertas con los modelos. Bs.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo que confesar que hice trampa y sólo saqué las fotos en que se me ve menos ancha de pierna, pero me gustan los pantalones y pienso seguir poiéndolos.
      Sé que no tengo nada que ver con las Diosas de Hollywood- tengo verdadera debilidad por las dos, me parecen la esencia de la elegancia- pero esta entrada quiere ser un homenaje especial para ellas en el 30 aniversario de Ingrid Bergman.
      Respondiendo a tus preguntas.
      Sí casi la totalidad de mi ropa es de Zara, me queda bien, tiene buena relación calidad - precio, sobre todo las prendas de woman, recoge las últimas tendencias, en general haciéndolas más ponibles, y curiosamente, para gente de mi edad es menos probable encontrarme con otro modelo exacto al lado.
      Mis amigas y las señoras que conozco- si me oyen llamarlas señoras me retiran el saludo, pero con taitantos, ya no somos chicas - compran en Roberto Verino, en Purificación García, en Carolina Herrera, en Bimba y Lola o en plan más asequible en Massimo Dutti con lo que me visto con ropa distinta.
      El comentario que más escucho es aquel de: Pero ¿de verdad es de Zara? ¿no me estás tomando el pelo? y esa es una de las razones que me llevó a hacer el blog.
      De momento solo me cogí precisamente hoy, un vestido de punto gris marengo de manga larga, que estaba entre las cosas rebajadas - no lo vi en temporada - con un drapeado delante a 9,99 € y dos accesorios, el collar de cristales de princesa y el cinturón con el águila que imita al de Alexander McQueen. Son de esas cosas que hacen distinto un conjunto normal.
      Pero no sé lo que resisitiré porque hay varias cosas que me encantan y las que traen ahora muchas veces no las repiten.
      En Oviedo tienen un shopper negro con tachuelas y cremalleras a los lados con muy buena pinta, pero no lo miré demasiado que tengo un exceso manifiesto de bolsos y no me apetece deshacerme de ninguno de momento.

      Eliminar
  7. Curra, se me ha olvidado, me encanta la redacción del texto. Fantástica

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta escribir y en el mundo del derecho es algo que hacemos de forma habitual con lo que estoy acostumbrada a redactar. Pero siempre es halagador escuchar que a otros les gusta lo que haces, así que muchísimas gracias

      Eliminar
  8. Hola Currina mía (más que nunca!). Muy chulos los pantas y muy guapa con ellos; te marcan la cinturina y te hacen las piernas larguísimas! El bolsín amarillo e suna pasada, y ay madre si pudiera yo andar con esos tacones...

    Acabo de recibir las fotos; qué acierto el fondo amarillo! me quedo con algunas, no todas...me veo grandona!

    UN placer guapa. Nos vemos pronto!

    http://maritienblog.blogspot.com.es/?spref=fb

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Belén, que bien, pero qué bien me lo pasé contigo. Eres un verdadero sol y habrá que repetir más adelante.
      El bolsín lo compré en unas tiendas de maletas que deben ser franquicia porque las hay en todos los centros comeraciales que se llama Paco Martínez, lo vi cuando iba por un trolley para meter los papeles del trabajo y me pareció tan mono que me lo llevé
      Con las fotos tengo que practicar más porque todavía no me arreglo nada bien

      Eliminar
  9. Esa titánica lucha entre el bien y el mal, entre no comprar otra prenda y comprarla, entre solo son 12 euros y otros 12 euros más, tiene que acabar... Yo tambien la padezco y estoy agotada... Estás estupenda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias Marta, me alegro que te guste
      La lucha de las compras es terrible, al menos en mi caso.
      Por más que me diga que estamos en tiempos de crisis, que no es en absoluto sensato, que no tengo tiempo para ponerme lo que tengo y que no necesito nada, no paro de escuchar los cantos de sirena de la ropa nueva y si para colmo está rebajada, tendría que atarme al mástil como Ulises para no sucumbir.

      Eliminar
  10. Que divertido como explicas lo que nos pasa cunado vamos de tiendas.Yo voy a acompañar a mis amigas y acabo con un monton de cosas.Estas super estilosa y esos pantalones te hacen de lo mas esbelta.Me gusta como lo has combinado con el color amarillo,ahora,seria ideal como lo llevaba esa señora que viste por la calle.Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pepa, es que es un mal muy común, los empresarios del mundo de la moda lo saben y son expertos en crearnos deseos que nos cueste controlar. Inventan "iconos " de moda y nos los meten por los ojos hasta que las encontramos "divinas" y luego les colocan la ropa que nos quieren vneder y ya está la rueda en marcha.
      Lo sabemos, pero el vernos distintas y guapas forma parte de nuestra forma de ser mujeres

      Eliminar
  11. Me gustaron esos pantalones desde el,primer día que los vi en la,tienda, peor no tenían mi talla. Me gusta el,toque de color del bolso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que son bonitos y la tela tiene caída con lo que bailan y no se pegan al cuerpo.
      El amarillo es un color que me encanta, como todos los vivos, me da vitalidad y me alegra la vista y la vida.
      Gracias por comentar de nuevo.

      Eliminar
  12. ¡¡¡Yo quiero ese bolso!!!! Querida Marqueza, aunque en otro color, porque no puedo usar el amarillo, ya que atrae a los mosquitos

    ¡¡¡Y mi hija el collar!!!!!

    Besos Curra
    Salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Salud, eres un cielo y sigues tan divertida como de costumbre. El bolso fue una ganga y tiene un fallo que no me cabe casi nada, entre las gafas - sin ellas no veo nada de cerca - las llaves, el móvil y el monedero está lleno y la funda de las gafas de sol, tengo que llevarla en la mano que es una lata, pero es tan mono que me lo compré y todo tiene su lado bueno así no pesa.
      Mil besos para Salud y un abrazo para vosotros

      Eliminar
  13. personalmente no me favorecerían nada los pantalones por su forma, pero en esta ocasión he de decirte que me quedo con las sandalas, me chiflan los zapatos de colores lisos!

    bss

    benditas tentaciones

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No cabe duda de que hay cosas que no nos quedan bien o que no nos convencen y no es plan poneérselas.
      Las sandalias me encantaron en cuanto las vi en la web a las bloggers y no te cuento la alegría cuando las encontré en Lisboa

      Eliminar
  14. Esos pantalones son preciosos, en esta ocasión la que los tiene es mi hermana jeje...Me gusta mucho como lo has combinado y no te quedan nada mal Curra..de verdad
    ahh me encanta katherine Hepburn¡¡
    Besos
    Gema

    ResponderEliminar
  15. Katherine era una verdadera maravilla y a mí sigue pareciéndome perfecta a pesar de los años, igual que Ingrid Bergman.
    Lo de los pantalones no me extraña que los tenga tu hermana porque a última hora aparecieron un montón y la verdad es que son vistosos y vienen con ese ancho para la próxima temporada, así que las que nos animamos los cogimos baratinos que la vida está muy achuchada

    ResponderEliminar
  16. Sentada y de pie te quedan genial y me encanta como los has combinado. Bsinos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias Cool, la verdad es que los pantalones me gustan y será cuestión de sacarles el jugo.
      Como ves, yo también me apunté a lo de las tumbonas de la terraza de la Laboral, me parece una idea estupenda y el sitio es fenomenal para hacer fotos

      Eliminar