jueves, 9 de agosto de 2012

Lisboa, de nuevo


Si tuviera que explicar por qué me gusta tanto Lisboa posiblemente tuviera que alargarme e incluso me vería en parte en un aprieto porque son muchas las razones que llevan a volver una y otra vez a la capital de Portugal.




Por un lado está la majestuosidad de muchos de sus edificios y lugares: Fuentes, columnas, teatros, arcos gigantes, las características vistas de las plazas del Rossio o del Comercio que los lisboetas llaman Terreiro do Paço  de la torre de Belén, de los Jerónimos, o de la Avenida da Liberdade, son las imágenes clásicas de la ciudad .




Pero son sólo una parte. Lisboa es decadente, contradictoria, con la sabiduría acumulada de muchos años y esa “saudade” lusitana que habla a la vez de tristeza y de aceptación. En ella conviven grandiosidad y ruina, lo elegante con lo popular, la cerámica con la piedra labrada. Los edificios más  clásicos con la modernidad de la zona del Parque  de las Naciones, o el monumento a los conquistadores y navegantes portugueses.  






Aceras de adoquines formando maravillosos mosaicos que más de una vez te dan un susto porque no te das cuenta de las hondonadas. Cuestas increíbles por las que sube el tranvía, junto a zonas perfectamente llanas cerca del río.

Gentes de todo tipo. Las colonias han traído morenitos mozambiqueños o de Angola llenos de ritmo de gracia y de vida que en menos que canta un gallo montan un espectáculo de música y danza en la calle.

Colores intensos que brillan refulgentes bajo la clara luz de la ciudad costera. Un clima benigno que modera y suaviza el calor con la brisa del Atlántico.

Y en la Alfama fados y mil colgantes por todas partes para adornar unas fiestas que ya pasaron.

Las fotos que enseño son una concesión de Julián, que hubiera preferido otras con cielos rasgados por nubes y colores que se salieran de los típicos de una postal, pero el sol brillaba en todo su esplendor y los tonos que dominan la ciudad son brillantes y llamativos por mucho que se intenten matizar. 





10 comentarios:

  1. Preciosas las fotos y el texto. Si mi lesión me lo permitiera daria una vuelta por Lisboa. Un beso guapa.
    http://solaanteelespejo.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues en cuanto mejores no dejes de ir porque es un sitio que merece la pena y con vuelo directo desde Astuiras es más fácil y asequible
      Mil gracias por comentar

      Eliminar
  2. Me gusta mucho leerte...Y las fotos son maravillosas! Gracias por tu comentario. Las fotos son en el Concejo de Langreo, concretamente en El Carbayu. Un sitio ideal para pasear, sentarte a leer un libro o simplemente para observar el paisaje. Un beso muy grande! www.princess-nira.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es un sitio precioso las fotos te quedaron muy bien.
      Me alegro de que te guste lo que escribo, a veces nos volvemos vagas y nos limitamos a mirar o a poner y es importante añadir algo que sea nuestro y especial. Al menos a mí me gusta.
      Mil gracias por tu comentario, presta que te digan cosas bonitas

      Eliminar
  3. yo fui para fin de año y la verdad es que hacía un tiempo increíble! teníamos calor y todo! la ciudad es muy bonita :)

    besos

    ResponderEliminar
  4. Un millón de gracias Yasmina, me alegro de verte en el blog, bienvenida y mil gracias por comentar

    ResponderEliminar
  5. Que bonita Lisboa,ya tengo apuntada para las proximas vacaciones.Dale la enhorabuena a Julian por las fotos.Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo dudes Pepa, es una delicia de sitio y además ni siquiera es caro.
      Puedes encontrar ambiente, tranquilidad, cultura y gastronomía sin necesidad de desplazarte y a dos pasos están Sintra y Cascais que merecen la pena y tienen unas playas preciosas

      Eliminar
  6. Maravillosas fotos, mi cámara la tengo que dejar en septiembre en el técnico, le entro polvo en el cuerpo de la camara y salen las fotos con ptos negros. Un mes tardan en dármela de momento solucionaremos, con la Pentax.Ainsss.... como me gusta Lisboa. Omaira

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya latazo lo de la cámara porque cuando se acostumbra uno a disparar con una concreta, cambiar siempre cuesta y más si la que te toca no es mejor que la habitual, pero no te precoupes porque el servicio técnico de Nikon es muy bueno y seguro que te la dejan nueva. Además con lo buena fotografo que tú eres, eso puede ser un obstáculo, pero nunca un inconveniente
      Lisboa es precioso, precioso y los lisboetas una delicia de educación y modales

      Eliminar