domingo, 26 de agosto de 2012

Anochecer a la orilla del mar.


Supongo que al ser de tierra adentro, el mar ejerce sobre mí una atracción poderosa.
Puedo pasarme horas contemplando, sin cansarme, el ir y venir de las olas
Si además la luz es propicia,  la visión de los reflejos y los colores que se copian, me fascina y me ata a cualquier punto desde el que pueda mirarlos.




El placer de pasear por la orilla cuando empieza a anochecer, ha sido todo un descubrimiento estos días atrás.



El espectáculo  de la playa de San Lorenzo a última hora de la tarde es magnífico. El cielo se viste de un azul grisáceo con tintes de plata, que se refleja en el mar y en los charcos que deja la marea cuando baja.




La arena mojada brilla y forma diminutos montículos con sus correspondientes hondonadas. El agua se queda remansada en ellas formando un espejo inmenso.




Sentir la caricia del mar bañándome los pies, mientras contemplo el horizonte es una verdadera delicia. Me siento ingrávida, leve, como si formara parte del paisaje y me dejara llevar  por las olas que mueren a mi lado.




El sol se ha ido, ha dejado paso a las luces de la ciudad, que en hilera perfecta, recorren el muro lanzando destellos.
Los restos de agua sobre la arena, repiten esos destellos y vuelven la playa un escenario brillante y maravilloso. El cielo y el mar tienen color azul noche y la magia se reparte acunada por el sonido del agua.
La ciudad bulle, la gente ha salido a tomar el fresco.
Junto al mar, vestida con lo que fuera una enagua de mi bisabuela, me siento ajena a todo lo que no sea la felicidad de ese momento.  Julián lo capta mientras sonríe detrás de la cámara

20 comentarios:

  1. Es verdad que el hecho de vivir en el interior hace que la visión del mar sea más intensa, hay personas que viven en la costa que no lo aprecian suficiente y no disfrutan de pequeños placeres como un largo paseo por la orilla, del olor a salitre que desprende el mar un día de temporal o simplemente del sonido de las olas golpeando contra las rocas o la arena de la orilla... Si tengo que elegir para bañarme prefiero la comodidad y la limpieza de una piscina pero el bautizo marino el primer día de verano en una cala de aguas cristalinas, cuyas rocas te resguarden del viento, no tiene precio. La verdad es que no podría vivir a día de hoy en un lugar sin mar! Me han encantado las fotos andando por la orilla :) y en especial el dibujo de las olas rompiendo contra tus pies descalzos y el ondear del vestido blanco. No he podido evitar evocar el cuadro de Sorolla: Mujeres caminando por la playa. Te faltaba la pamela y la sombrilla blanca. Patri.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Patri, me alegro de que coincidas conmigo en poder disfrutar de las cosas pequeñas.
      A mí me parece que son la sal de la vida, la forma de conseguir instantes de felicidad y lo que diferencia unos días de otros.
      El mar es un regalo para la vista y una forma estupenda de relajarse.
      Además los paseos en la orilla son un masaje inmejorable y sale gratis, ahora que está tan de moda el tratamiento y la pedicura, hay que aprovechar la naturaleza y sacar ventaja.
      El cuadro de Sorolla es una preciosidad y me parece muy bonito que te lo recuerden las fotos. La verdad es que salieron muy bien

      Eliminar
  2. Hola Curra: me encanta tu look de hoy ¿de verdad era una enagua de tu abuela?? es preciosa, al principio me parecía un vestido, luego me he dado cuenta que es falda y camisa, para que veas como la moda son como las olas, va, viene.. viene, va.. porque ese estilo está de plena actualidad, y siempre se mantiene con el estilo ad-lib. A mí me encanta esa hora del día, en el que todo amaina, se apacigua, se relaja la tensión del día.. también me gusta mucho el amanecer ¿y a tí? Bszos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De mi abuela, no, Yoli-Lo, de mi bisabuela. Apareciò en un baúl junto con el resto de la ropa blanca de la casa, mezclada con las sábanas de hilo bordadas y con el resto de ropa interior de finales del S. XIX, había otras que se llevaron mi hermana y una de mis primas, pero ésta, que tuve que estrechar porque tenía un vuelo inmenso, estaba sin usar. LLeva siete años en mi guardaropa y le voy actualziando la camisa y me encanta.
      También me encantan los amaneceres, pero al ser muy dormilona en verano me los suelo perder. Y por eso las puestas de sol me rechiflan

      Eliminar
  3. Ohhhhhhhh!!! Pero qué maravilla de fotossssssss! Son espectaculares! Y tu estás divina! Me encanta como lo has descrito todo y el estilismo es perfecto para las fotos. Me ha encantado...Este post es perfecto. Estás preciosa con ese estilismo. De verdad...una maravilla todo. Tengo nuevo post de decoración.Espero que te guste. Besinos! PrincessNira.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Princesa me encanta que te haya gustado la entrada, no sabes lo preciosa que estaba la playa y lo agradable que resultaba pasear al borde del mar.
      En cuanto acabe con los comentarios me paso por tu blog a ver esa decoración estupenda

      Eliminar
  4. Fantastica Curra! .El look tan romantico, no puede gustarme más. El blanco es tú color. la luz del atardecer en la playa de San Lorenzo es una delicia. Un beso.
    http://solaanteelespejo.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad que San Lorenzo a esa hora está precioso y las fotos quedaron muy bien, el estilo ibicenco en la playa resulta muy propio y luce el doble, así que había que aprovechar.
      Tú tienes también una falda de ese estilo y te queda estupenda

      Eliminar
  5. Hola Curra. ¿ Donde esta esa playa? En gijon?
    La elegancia forma parte de ti y por la forma de expresarte y de redactar eres una persona culta.
    Estas estupenda con el vestido. Muy bonito.
    Bs.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, es la playa y el paseo de Gijón, más conocido como "el Muro". Las fotos son del sábado pasado que coincidía con marea baja a la hora del atardecer y la luz era preciosa, aunque para fotos complicada, porque había poca.
      Le tengo mucho cariño a esa falda, me impresiona pensar que desde que la hicieron aquí han pasado tres generaciones y la mía es la cuarta. No cabe duda de que las cosas antes se hacían de otra manera y estaban destinadas a durar

      Eliminar
  6. such a pretty dress! love the crochet detailing!

    do you want to follow each other (on bloglovin' and gfc)? let me know.
    see you around! xx

    www.apossiblefantasy.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Thank you very much, for your coment.
      Me alegro que te guste el vestido y el blog. Ya me paso por el tuyo. Un abrazo

      Eliminar
  7. ¿qué fotos tan bonitas y qué look tan fantástico¡ estás muy guapa vestida entera de blanco, me encanta la enagua-falda y la camiseta. Felicidades al fotógrafo¡¡
    Besos
    Gema

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias Gema. Las fotos salieron francamente bonitas, aunque no logran reflejar del todo la magia y el color plata brillante del ambiente.
      Pero había muy poca luz y en esas condiciones hay que disparar con muy poca velocidad y se corre el riesgo de fotos movidas.
      La camiseta es de este año, la cogí en junio en Zara y no la volví a ver. pese a ser muy transparente como la falda llega bastante arriba y le pongo una especie de top, no me parece que quede feo.
      Un abrazo, y a sacar todo el jugo a lo poco que queda para septiembre

      Eliminar
  8. Respuestas
    1. ¿Verdad que sí Marta? Ya vi que lo pasaste muy bien en el encuentro blogger. Me alegro mucho

      Eliminar
  9. qué maravilla de fotos.... m rechiflan! qué vistas d Gijon, y què ibicenca tú! m encantas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que las fotos salieron de "puritito" milagro. Yo quería captar los brillos plateados del anochecer y lo preciosa que se pone la playa, pero al haber tan poco luz salieron muchas fotos movidas. Con todo yo creo que en parte se transmite esa sensación especial de tener delante un espectáculo único.

      Eliminar
  10. Que maravilla de fotos,que sensacion de paz y tranquilidad.Yo tambien soy de mar adentro y cuando pienso en un momento de relax mis pensamientos se van junto al mar.El look todo blanco es espectacular y,como dices que la falda es una enagua de tu bisabuela,le añades ese punto sentimental.Me han gustado mucho los looks de los ultimos dias.Hoy los he visto todos, ya que he vivido estos dias momentos muy tristes en mi familia.Pero bueno, la vida continua y hay que vivir el momento y disfrutar de todo lo bueno que nos da la vida.Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pepa, no sé en qué consistirían los momentos tristes, pero normalmente van asociados a una muerte y cuesta superarlo.
      Es verdad que la vida sigue, que hay que mirar hacia adelante y que es importante recordar que los ratos buenos no se han acabado y que la vida nos tiene reservadas mil sorpresas agradables si somos capaces de verlas. Pero la tristeza necesita su sitio y las despedidas su duelo.
      Hay que llorar, que dejar salir toda esa sensación de vacío y que aceptar que ciertas cosas no van a volver a repetirse.
      Luego llegará la serenidad y los recuerdos nos permitirán mantener la memoria de quien se fue.
      Me alegro que la entrada te haya hecho recordar tu forma de relajarte, después de una experiencia difícil el alma y el cuerpo necesitan cuidados, no lo olvides y házlo ¿vale?
      Un abrazo fuerte

      Eliminar