lunes, 16 de julio de 2012

Paseando por el bosque


Si algo me gusta cuando llega el verano, es pasear por el bosque






Me encanta ver como los rayos de sol se filtran entre las ramas de los árboles.






Comprobar como tiñen de un verde dorado las hojas que se mecen al son del viento.






Contemplar los castaños en flor, los robles, las hayas, unos pegados a otros formando un muro verde.






El suelo tapizado de hojas secas y musgo que hacen un manto suave sobre el que es una delicia caminar.






Escuchar los trinos de los pájaros mezclados con el murmullo de los riachuelos, el sonido del viento que parece dialogar con los árboles centenarios.






Me gusta observar las formas caprichosas de  los troncos ya huecos.







Imaginarme viejas historias, cuentos de hadas, xanas que entonan sus dulces melodías, trasgus traviesos que juegan con las ramas.





En el Parque de la Mesa, siguiendo la senda del oso, cerca del Museo de la Prehistoria en Teverga.







Al fondo las inmensas peñas calizas que parecen labradas por titanes, rompiendo en vertical y coronando las verdes colinas. Sobia, las envueltas, Peña Viguera…






Me  encanta mi tierra, pasear por ella me hace sentir parte suya y me llena de vitalidad y energía.


12 comentarios:

  1. Que sitio tan precioso, Curra, y tu atuendo muy apropiado para el escenario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias Marta, es una zona espectacular, con unos árboles increíbles y un paisaje precioso. En las fotos no se aprecia demasiado, pero la sensación es de estar inmerso en otro mundo.
      Una calma, una luz tamizada, unos sonidos relajantes, una senda ya trazada... una delicia

      Eliminar
  2. Estas muy guapa y juvenil,aunque las sandalias no me parecen muy comodas, para ir de paseo.Sigo con atencion todos los lugares que muestras de tu tierra,este paisaje me encanta.Seguro que habras hecho unas fotos estupendas.Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón Pepa. El sitio es un parque natural, zona protegida y morada de osos, lobos, corzos y venados, que normalmente no se ven, aunque a veces si subes lo bastante y te quedas muy quieto y sin hacer ruido puedes tener suerte y avistar alguno.
      Salieron fotos preciosas, pero no quise inundar el blog.
      Las sandalias son comodísimas y no me puse otro calzado más a propósito porque creí que la senda iba a ser como al principio que estaba todo el camino hormigonado, como por debajo son tipo zueco el pie va cómodo y no tienen casi desnivel, pero se me metían piedrucas por el medio y eso sí era una gaita y para bajar las cuestas el calzado abierto no es precisamente lo más indicado. Para otra vez ya lo sé

      Eliminar
  3. Me encanta el look de hoy: cómodo denim y ese toque de rojo destacando sobre el verde del escenario. Las sandalias son preciosas! Yo estoy en busca de un vestido vaquero, pero aún no he encontrado nada que me guste :( Lo quería palabra de honor, pero está visto que cuando yo lo quiero, desaparecen xd Menudas vistas más bonitas :)

    Patri.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Patri, la zona de las Ubiñas es una preciosidad y los pueblos colgados de la montaña una maravilla-
      Me suena haber visto vestidos como el que quieres en Blanco, pero no estoy muy segura. Estos días voy poco de tiendas para evitar tentaciones.
      Las sandalias son de El Corte Inglés y no sabes lo comodísimas que resultan, me recuerdan a los zuecos que se llevaban cuando tenía 17 años, con su suela de madera

      Eliminar
  4. Yo tengo unos en color nude que adquirí en la feria semanal de mi pueblo y estoy totalmente de acuerdo: son cómodos y a la vez dan vistosidad al look, porque a pesar de ser verano, para mí, hay vestidos que no quedan demasiado bien con sandalias planas (o no con las que yo tengo en mi zapatero) y siempre termino recurriendo a ellos :) Son mi comodín del verano, pero también hay que decir que todo el día con ellos... terminas con los pies doloridos por la madera jajajaja

    Patri.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que el vestido admitiría perfectamente unas alpargatas planas que hubiera sido lo propio para el paseo, pero tenía tantas ganas de estrenar mis sandalias nuevas que no me resistí.
      No era fácil bajar las cuestas con una plancha de madera por suela, porque resbalaba, pero por lo demás etuve en la gloria y eso que no las quité en todo el día, en las próximas excursiones urbanas van a ser uno de los complementos obligados.

      Eliminar
  5. ¡ Preciosos paisajes y preciosas fotos!

    Y tu estupenda. Me has dado una idea...tengo un vestido en las profundidades de mi armario muy parecido al tuyo. Lo rescataré y le daré nueva vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces tenemos ropa que nos pareció estupenda cuando la compramos y nos olvidamos de ella. Rescatarla del armario y darle nueva vida es como estrenarla de nuevo y con la ventaja de no tener que gastar

      Eliminar
  6. Muy guapa Curra el evstido vaquero con rojo queda genial..me gustan als sandalias.El paisaje es precioso¡¡
    Besos
    Gema

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con mi tierra no soy imparcial, me parece una maravilla y sus bosques desde niña me han fascinado. Pasear por ellos y recordar la época maravillosa en que aún creía en los cuentos de hadas es todo uno.
      Las sandalias son de El Corte Inglés, así que échale un vistazo a las rebajas porque resultan cómodas, la suela de madera es muy agradable, la piel es suavecita de esta que no roza apenas y además fueron baratas

      Eliminar