lunes, 30 de julio de 2012

Oviedo es música


Así reza la propaganda que el Ayuntamiento hace de las actividades musicales que programó para este verano.

Y si la cosa no llega a tanto, lo cierto es que cada martes,  jueves y  sábado se suceden las actuaciones para alegría y regocijo de cuantos nos quedamos en casa.






Nosotros nos hemos apuntado a las de música clásica.




En el que en su día fuera convento de San Vicente y que desde hace años alberga al Museo Arqueológico, las primeras piedras de Oviedo parecen darnos la bienvenida, exhibiéndose gozosas bajo una enorme loseta de cristal transparente.

A nuestros pies, los restos aparecidos en la última excavación. Y de frente uno de los arcos del precioso claustro.






El escenario está en una de las esquinas y desde donde nos sentamos no lo podemos ver, pero la acústica es excelente y la música nos llega con toda claridad.

Miro las ondas de la parte superior y me sorprendo al ver reflejada en los cristales de las ventanas, la modernísima arquitectura de la última ampliación.





Piedras antiguas que conservan entre sus recuerdos las pisadas de unos monjes que hace siglos cantaban en gregoriano y seguían la Regla de San Benito.

Piedras que saben de historia, de gentes nuevas que miran con respeto los vestigios del pasado, de ovetenses y de visitantes.





Instrumentos raros, de cuerda de viento, de metal, …
Todo se funde para crear un ambiente único y delicioso.






  El verano en la ciudad también tiene sus ventajas  



16 comentarios:

  1. El vestido es ideal! Además es que parece que te quita esos laterales de tu cuerpo....mmmmm...si hace ese efecto lo quiero!!

    Megustaría saber algo más de ti...si tú quieres responder...a qué te dedicas? Tienes hijos? Fumas?

    http://maritienblog.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Belén si te gusta el vestido es de las rebajas de Mango y si la memoria no me falla creo que me costó 19,99€ nada más. Me suena que tenían más y éste es la talla pequeña así que posiblemente la grande te quede bien. Ánimate que por ese precio merece la pena probar.

      De mí. Estoy soltera, tardé muchos, muchos años en echarme un novio en condiciones y llevo seis saliendo con Julián para desesperación de mi padre que cada vez que lo ve le pregunta que para cuando la boda. Él vive en Gijón y yo en Oviedo por eso las fotos tan pronto son en un sitio como en el otro.
      Trabajo haciendo sustituciones en la Administración y tan pronto estoy en un pueblo como en Oviedo, Gijón o Avilés, con lo que me conozco medio Asturias.
      No fumo, pero me muero por el chocolate con leche, almendras y pasas - estos días que tienen de oferta el de Nestlé en "El arbol" arraso- y los dulces en general.
      No tengo hijos, y sí una colección de ancianitos octogenarios que piden prórroga cada cumpleaños. No vivo con ellos, pero sí procuro estar pendiente, seguro que tú en la Farmacia tienes más de un cliente de ese estilo. Mi padre y su mujer por un lado y las hermanas de mi madre por otro son mi preocupacioón principal.
      Y ya son muchas cosas de golpe.
      Otro día más ¿vale?

      Eliminar
  2. Los famosos vestidos que engañan ópticamente, realmente a ti no te hace falta. ¿ Es el vestido de espalda olímpica al que hiciste referencia en una entrada ?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Omaira, este no es el vestido de espalda olímpica aunque lo recuerda. El otro es de Zara igual que uno que sacaste tú hace tiempo de flores, pero en liso. Todavía no lo estrené, a pesar de que lo compré en junio, pero entre unas cosas y otras nunca encuentro el momento de vestirme de sirena.
      Soy muy maníática con la ropa y en cuanto me doy cuenta acabo comprando cosas del mismo estilo, ya viste con los vestidos blancos - y no saqué todos - con el rojo me pasa algo parecido, pero afortunadamente tengo menos cosas.
      Gracias por lo de no necesitar el efecto óptico, pero estos días que no pude hacer pilates por culpa del lumbago, tengo la sensación de haberme desparramado y quedado fofa. Habrá que ponerse las pilas, que no tengo tanta suerte como tú y si me descuido la gravedad hace de las suyas que es un primor

      Eliminar
  3. Me he encantado este entrada, es verdad que a veces se nos pasan las mil actividades que hay en nuestras ciudades y no las disfrutamos. Yo soy un ejemplo, en mi ciudad, soy de Cádiz, se ha celebrado este fin de semana una gran regata, el puerto estaba espectacular, mil actividades de todo tipo, y yo no he ido...para matarme lo se. Otras obligaciones me reclamaban, pero este agosto en el que ya estaré de vacaciones pienso disfrutar todo lo que mi ciudad me ofrezca.

    Curra dos cosas en común: lo de comprar cosas del mismo estilo y el Pilates.

    Me ha encantado conocerte un poco más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracia, me encanta tu blog, el coach y tus comentarios, echo de menos una dirección de correo electrónico.
      El pilates es una delicia. Pone a tono cuerpo y mente porque necesita mucho control, en cuanto lo dejo por falta de tiempo tengo verdadero mono y mi espalda lo acusa de verdad.
      Y lo de los acontecimientos cuando se puede aprovecharlos es estupendo, pero las prioridades siempre son las primeras.
      ¡Qué bonito Cadiz y cuántos buenos recuerdos!

      Eliminar
  4. Estás fantástica! No sé que me gusta más: si el vestido, el bolso, las sandalias o el toque de las perlas. Me encantan estos eventos de verano de música y danza :) son una excusa para sacar nuestras galas y además disfrutar un poco de la cultura.

    Patri.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Patri contigo una tiene la moral por las nubes. Es verdad que es un vestido muy favorecedor. El largo y el ancho justos y un color que sienta bien son cosas difíciles de encontrar por eso cuando lo vi tan barato me lo compré a pesar de que no me hacía ninguna falta que tengo cosas que aún no pude poner siquiera. Tendría que formalizar, pero me gusta tanto cambiar que cuando la ropa es barata no me resisto a la tentación.
      Esta tarde toca concierto de piano a cuatro manos, ya os contaré qué tal.

      Eliminar
  5. Me encantan los vestidos de este estilo.Te queda genial y el color es precioso.Nos estas descubriendo Oviedo Curra¡¡
    Besos
    Gema

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad que el vestido tiene un color precioso.
      Me gusta mi ciudad y me encanta enseñarla auqnue sea en peqeuñas dosis, hay sitios tan bonitos que me da pena no mostrarlos.

      Eliminar
  6. Pues creo que ese lo tengo yo, es muy ajustado y sienta como un guante. Hice una entrada con el, lo lleve a una cena y aproveche para sacar fotos. Es muy bonito, pero la verdad lo veo poco ponible...vuelve a estar de nueva temporada. A ver cuando te lo veo puesto. Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me suena haber leído en tus comentarios que te lo habías comprado.
      A mí no me queda ni la mitad de bien que te quedaba a ti el de flores. Tengo cadera ancha y a pesar de estar delagada las cosas ceñidas no me favorecen, pero en este caso el color me gustó tanto que no pude evitar comprarlo. Además cuando me lo probé en la tienda estaba bastante mejor de tipo que ahora, el mes sin moverme pasa factura

      Eliminar
    2. Seguro, que te queda genial y al final le vas a sacar mas partido,que yo. Yo para el año, me voy apuntar al gimnasio, mi marido dice que con la genética que tengo, cuidarme un poco se ven los resultados enseguida y para los huesos es lo mejor que hay.Omaira

      Eliminar
    3. Cualquier día de estos lo saco, porque me reincorporo a finales de la semana que viene y posiblemente lo lleve a trabajar con una americana de flores que tengo, le diré a Julián que me venga a buscar y aprovechamos. Esta temporada es lo que estamos haciendo hacer fotos de la que vamos a algún sitio o en plan relax el fin de semana

      Eliminar
  7. Me acabo de enamorar de tus sandalias, son preciosas. Bsinos y a seguir disfrutando del veraneo local.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son del año pasadop de Zara. Me encantan las sandalias de tiras y estas con las tachuelas resultan muy modernas.
      Tienen buena horma, pero al ser las tiras tan finas no te sujetan nada el pie y resultan menos cómodas de lo que podrán haber sido, pero son las servidumbres de la belleza y de la moda

      Eliminar