jueves, 28 de junio de 2012

Gijón, vista con otros ojos




Gijón es una ciudad con el encanto del mar.







Estar bañada por el Cantábrico no es una cualidad con la que se puedan adornar muchas otras. Y el hecho de tener un escenario cambiante y multicolor, hace que la mayor parte de la gente que la conoce, asocie la villa de Jovellanos con el paseo marítimo que nosotros los asturianos llamamos el Muro.





Recorrer su kilometro y medio, desde la Escalera  0 al lado de San Pedro hasta la desembocadura del Piles, es la ocupación por excelencia   de todos los andarines de la zona. Y pararse de vez en cuando a contemplar el espectáculo de las olas batiendo,  los bañistas haciendo surf o del nuevo buque que a lo lejos se ve aproximarse al puerto, hace que cada día el recorrido tenga un aliciente nuevo.





De día con la luz que va cambiando y de noche con la ciudad iluminada como fondo, las farolas ponen su nota clásica y poética. Pintadas de blanco con aire marinero, guardando celosas el secreto de tantas cosas como vieron.




Y si hay una imagen de Gijón por excelencia, es la del final del muro con  San Pedro como fondo.




Con sol, con lluvia, con mar en  calma o con olas de esas que te duchan de arriba abajo a poco que te descuides, la torre de  la Iglesia es el emblema que todos reconocemos.







San Pedro, presidiendo el paseo, enhiesta y mirándose sin mirarse en los cristales de la antigua pescadería.








Y del otro lado, Poniente, la playa rescatada al mar y a la industria.





 Con sus alrededores sembrados de edificios modernos de semejan las proas de enormes mercantes acristalados.






Bancos ultramodernos y cómodos para  sentarte un rato o para quitarte la arena que se empeña en pegarse a tus pies.





Y  arena peinada que presume de rastrillo por las mañanas en verano






También junto al mar, el puerto deportivo y Fomento, con sus barquitos meciéndose y el bosque de mástiles blancos.

Gijón es un puerto marinero, pero también es mucho más, calles, plazas, Iglesias, teatros, la Laboral, el Acuario, el centro de Talasoterapia… edificios, barrios y rincones que poco a poco irán poblando nuevas entradas, para que cuando vengáis a verla os resulte familiar





18 comentarios:

  1. Nunca he estado,pero vaya paseo mas bonito el de la playa! me dan ganas de estar alli ahora mismo!

    besos

    http://alazne-apieceofme.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Al natural es mucho más bonito, estas fotos son la visión particular del fotógrafo en un momento dado, pero el Muro y San Pedro re renuevan cada día

    ResponderEliminar
  3. yo es que a Gijón le tengo mucho cariño..mis padres tienen un pisin en la escalera 15 y fui muchos veranos e inviernos....anda que no he dao yo paseos por ahí....serena...borrachina de vuelta a casa...acompañada...feliz...dubitativa...sin pensar en nada solo en las olas...me encanta Gujón, su olor, Cimadevilla oliendo a parrocha, la gente, la juventud, los conciertos, el teatro, el amor, el ligoteo...es que todo lo relaciono a Gijón!

    Y en San Pedro, donde taaaaaaaaaantas veces he ido a misa 8oblogada) por mis padres, se casó mi hermano mayor.

    Gijón....aaaaaaaaaayssssss...

    http://maritienblog.blogspot.com.es/?spref=fb

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Belén, yo también tnego unos recuerdos estupendos de Gijón.
      Salidas con amigas, planes de fiesta, todavía funcionaba el Tic, y el Jardín.
      Íbamos a Cimadevilla a tomar vinos y a la Guía a comer pizza.
      Tardes de sidrería, de jardín con mesas y sillas en el Limonar, de risas y amigas mirando de reojo a los chicos o ligando directamente con ellos.
      Por las noches a los pubs de Fomento. Y de vez en cuando fiesta en el Club de Regatas con vestido de fiesta incluído...
      Recuerdos amables que hacen que la tradicional rivalidad entre Gijón y Oviedo quede sepultada en el olvido

      Eliminar
  4. ¡Buen paseo! gracias Curra por mostrarnos tu ciudad a la que no conozco, pero ¡me han entrado unas ganas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gijón tiene su encanto Gracia, pero yo soy de Oviedo y vivo en Oviedo. Quien vive en Gijón es Julián y por eso la visión es la suya, en días especiales, con el suelo mojado haciendo brillos, o las luces de la ciudad iluminando las noches de invierno.
      No son fotos habituales, ni la típica postal. Reflejan la forma de mirar de alguien entusiasmado con la fotografía

      Eliminar
    2. Ah, disculpa el error..Oviedo sí lo conocí, pero hace muchísimos años y me encantó.
      De acuerdo contigo con respecto a las fotos.

      Eliminar
  5. Que fotos mas bonitas!! yo he estado pero muy poco... y me encantaría volver!!
    lo que si conozco es el barrio minero que se llama La Camocha... fui en fiestas y como me gustó como adornaban ventanas y casas... que bonito!!
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si te gustó la Camocha, Gijón te encantará.
      Esta vez sólo salieron las playas, pero tiene unos alrededores impresionantes de bonitos.
      Somió con su chalets de principios y mediados del S. XX escondidos tras auténticos muros de vegetación, La Guía, La Providencia, la Campa Torres.
      Y ya en la ciudad Cimadevilla, el Palacio de Revillagigedo, la plaza del Ayuntamiento, Begoña.
      Ya os iremos enseñando las dos ciudades. Están a sólo veinticinco minutos de coche con lo que junto con Avilés hacen una especie de núcleo gigante y un poco disperso que engloba el Centro de Asturias

      Eliminar
  6. Me encanta la foto con el transatlántico de fondo y tú con tu collar de perlas sobre camiseta básica negra. Para enmarcar!
    Patri.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es en la playa de Poniente el año pasado cuando sacaron ropa de ballet tras el estreno de la película del cisne negro. Acababa de llover y en ese momento salió el sol. Se veía una luz preciosa que la cámara no consiguió captar porque era de esas pequeñas, pero la playa se ve bonita

      Eliminar
  7. Preciosas fotos, enhorabuena al fotógrafo. Tengo muchas ganas de ver esa ciudad. Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues nada Marta, cualquier día te animas y vienes de rebajas que Gijón está a menos de media hora y aunque tiene menos tiendas, todavía da para una batida

      Eliminar
  8. Y lo mejor de todo: está llena de gente campechana, noble, agradable y que trata a todo el mundo de tú a tú.
    No es por entrar en polémica y es verdad que no se puede generalizar, pero en Oviedo la gente es muy estirada, con cara de "todo me huele mal", muy de vivir de apariencias y de "quiero y no puedo".
    Viva mi villa marinera y PUXA SPORTING!!!!!

    ResponderEliminar
  9. Me gustan mucho las fotos que has subido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias Enrique, me alegro qe te gusten.
      No son las fotos típicas de postal, para eso no tienes más que entrar en cualquier web más o menos oficial, es una visión propia, con días de nubes y luces diferentes.

      Eliminar
  10. Ay Curra que maravillla,me encanta las fotos y la s explicaciones tengo que ir a Asturias si o si.Muchas gracias y un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pepa, Asturias es bonita con ganas. Tiene la naturaleza más espectacular que te puedas imaginar y lo mismo el mar que la montaña te reservan sorpesas fuera lo habitual.
      Eso sí, el buen tiempo nunca está asegurado y puedes encontrarte con sol y lluvia en un mismo día.
      Ya iré sacando más sitios y más cosas de Oviedo y Gijón para que vayías viendo.
      Mil gracias a ti, por comentar a diario

      Eliminar