martes, 5 de junio de 2012

Caramelo claro


A veces,  asocias recuerdos con cosas que no tienen nada que ver y si esos recuerdos son buenos, te sientes de inmediato atraída .






Eso me pasó a mí cuando vi este bolso.  Sé que es un capazo sin más, pero su acabado imitando charol  y ese color caramelo claro me llevaron casi en volandas a la cocina de casa de mi madre.





Os acordáis del proceso del azúcar quemado. La gente que tenemos años y en especial las que somos golosas recordamos con todo lujo de detalles cómo se hacía el caramelo antes.







La sartén pequeña, negra y con costra por fuera, y de color acero por dentro, sobre el fuego de la cocina. Un buen puñado de azúcar, una cuchara de palo y se empezaba a revolver.







Al principio parecía que no pasaba nada, apenas unos surcos entre el montón de azúcar, pero poco a poco empezaban a aparecer pompas, a formarse  pegotes más oscuros y mientras mi madre revolvía a toda prisa,  iba surgiendo un poco de líquido primero transparente y en seguida, ya caramelo.








Se bajaba el fuego y se seguía revolviendo sin parar hasta que se disolvía del todo  y la casa se inundaba de ese olor característico del azúcar quemado.






En cuanto tenía el punto se pasaba a la flanera y siempre quedaba un resto que se vertía sobre la encimera de mármol blanco en forma redonda para solaz y regalo de los niños.






Había que esperar que se enfriara y aquella preciosidad del mismo color y brillo que mi bolso nuevo se separaba con la punta de un cuchillo y nos la podíamos comer.

Comprenderéis que con un recuerdo tan dulce y unas sandalias del año pasado en el mismo color, no lo podía dejar en la tienda  





17 comentarios:

  1. ya estoy salivando....

    Currina..aunque de vez en cuándo lleves vaqueros y playeros como todo humano..qué guapa estás cuando te pones así, elegante, juvenil, con una clase tremenda..hoy estás guapísima!

    http://maritienblog.blogspot.com.es/?spref=fb

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Realmente la ropa que me sienta mejor es la arreglada, pero como forma parte de mi uniforme de trabajo, cuando salgo por ahí en plan normal me pongo vaqueros y francesitas como todo el mundo.
      Para las fotos se trata de sacar el mejor aspecto posible así que me compongo, saco los tacones y me invento una historia que acompañe, que siempre se agradece un poco de esparcimiento extra.
      Eres un cielo Belén, siemmpre me cayeron a mi bien los boticarios y tú no haces más que confirmar la regla de que sois gente maja

      Eliminar
  2. Cuando he visto las fotos iba a decirte lo guapa que estás y lo bién que te queda esta ropa más informal, pero veo que ya se me han adelantado :) Sobre todo tienes un aspecto tan juvenil que eres la envidia de les veinteañeras. Incluso has cuidado el detalle del color del esmalte de los piés. Queda tan chic con estas sandalias!
    Me has hecho recordar las tardes de sábado que mi madre hacia flanes y quemaba azucar, que maravilla volver a ser pequeña por un ratito y volver a saborear estos pequeños recuerdos!
    Besos,
    Dafne

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La idea era esa Dafne, recordar esos momentos deliciosos en que un aroma y un sabor nos hacían felices.
      Muchas gracias por los piropos, me alegra que te haya gustado con esa ropa más informal, y las veinteñeras tienen otras ventajas que las que cumplimos años ya no podemos recuperar, pero cada edad tiene lo suyo

      Eliminar
  3. Curra como siempre, es una delicia leer tus comentarios,y hoy mas que nunca jaja...Estas muy guapa y elegante, sin estridencias, como ami me gusta.El bolso es una monada y el conjunto tambien.UN saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los tonos suaves y delicados suelen favorecer a todo el mundo y el cuerpo con sus puntinos brillantes que casi no se ven, pero no dejan de lanzar destellos rompe con lo informal de no tener cuello.
      Me alegro de que te guste y más aún de que disfrutes con los comentarios, que para eso son.
      Mil gracias por tus comentarios

      Eliminar
  4. Mmmm caramelo casero. Yo es que para ciertas comidas soy muy exquisita y prefiero, si tengo tiempo, hacer las cosas en casa que comprarlas; ejemplos claros, el caramelo -que me enseñó a hacer mi abuela paterna- y la mayonesa casera -que me enseñaron mi madre y mi abuela materna-. Mientras leía el post me estaba acordando de las tortitas con nata y caramelo casero o el flan de ralladura de limón que según mi novio es su perdición cuando se lo preparo y se me hacía la boca agua.
    El bolso es divino, Curra y el color le da un toque de distinción. Además va que ni pintado con las sandalias (yo tampoco podría haberlo dejado ahí tan solo en la tienda) Me encanta el toque de la pedicura. Estás guapísima con este tipo de looks :)

    Patri.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verdad que es una gozada lo del caramelo casero. Y la de cosas que asociamos a él, porque lo primero que nos viene a la cabeza es el flan, pero el tocinillo, las tortitas, las natillas americanas, el batido de caramelo... mil sabores dulces
      No me acababa de convencer las uñas en ese tono con las sandalias, las tenía para otras que ya os enseñaré, pero no me dio tiempo a cambiarlas y me alegro que os gusten. Es un verde de mercadona del año pasado muy alegre. El resto, como de costumbre de los sucesores de Don Amancio

      Eliminar
  5. Muy guapa Curra, estilosa y bien combinado el conjunto. El bolso es una monada, y el caramelo un delicioso recuerdo. Bss

    ResponderEliminar
  6. Mil gracias Marta, la verdad es que los recuerdos de la infancia son muy agradables y las cosas que nos los traen a la memoria nos gustan el doble

    ResponderEliminar
  7. Curra me ha encantado la mezcla del top de lentejuelas con la gabardina rosa...el bolso una monada me gustan los bolsos de ese color
    Y respecto al caramelo yo lo hago asi casero y lo has descrito de maravilla
    Bss
    Gema

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El caramelo casero es una delicia y recordar como se hace resulta agradable. Del bolso me encanta la forma y ese color caramelo.
      Gracias por tus comentarios tan cielos

      Eliminar
  8. Estas guapísima...del outfit destacaría, lo bien resuelto que esta ademas yo me lo pondría tal cual, va con mi estilo. Solo por llevar la contraria como siempre jaja, no me gusta el dulce y mi madre las pocas veces que hizo flan, lo preparaba con caramelo liquido royal, que es menos empalagoso, a mi me encanta la cocina y creo que cocino bastante bien...pero los dulces ni los como ni los preparo. Mis mejores recuerdos en la cocina es el olor de arepas recién echas con mucho aji picante y condimentadas con onoto. Creo que eso también lo recordaran mis hijos, porque es su plato favorito. OMAIRA

    ResponderEliminar
  9. No sé lo que son las arepas, ni el onoto, pero por lo que cuentas deben estar muy buenas y seguro que te salen riquísimas.
    Me alegro de que te guste el conjunto, no es mi estilo habitual, pero de vez en cuando me apetece variar y salirme de la ropa formal

    ResponderEliminar
  10. Que contenta me pongo al ver blogs como el tuyo, Que estilazo tienes!!! Me encanta!! Soy tu nueva seguidora y por mucho tiempo!
    Bsos preciosa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hija con tantos piropos me sacas los colores.
      En un blog que empieza, éste todavía no tiene el mes, cada seguidora nueva y cada comentario que recibes es una verdadera fiesta, no sabes quien te escribe, pero creas una especie de vínculo que te anima a seguir adelante.
      Me alegro muchísimo de que te guste y más aún de que me sigas.
      Bienvenida y espero seguir gustándote.
      Ya me paso por tu blog. Un abrazo

      Eliminar
  11. Ayyyy, mi madre también me hacía caramelo, y mi abuela. Me trae tantos recuerdos...un besín.

    ResponderEliminar