martes, 26 de junio de 2012

Boda en el campo ( Segunda parte)



Sé que había dicho que iba a publicar esta entrada ayer, para que vierais todo el conjunto al tiempo, pero estos días tengo mucho trabajo y no me dio tiempo, así que con mis excusas por delante os  presento el resto del atuendo.




No sé si a vosotros os pasa, pero a mí tanto o más que las bodas propiamente dichas me encanta el ajetreo de los preparativos.



Lo de pensar y repensar lo que me voy a poner, empezando por lo que no puede ser.






¿Por qué será  que basta que algo no sea apropiado, para que se nos apetezca más que nada?





Si hay que ir de falda, parece que todos los pantalones que veo me parecen perfectos y si tengo que ir de mañana, basta para que todos los vestidos que me gustan sean de fiesta.



Superado el primer escollo. Una vez encontrado el vestido y comprobado que me quedaba bien.


Porque esa es otra. ¿Cuántas veces habré pensado que me compro ese vestido tan ideal que vi en la tienda y cuando me lo pruebo estoy horrorosa y tengo que buscar otro sobre la marcha?



Quedaban los complementos.

Bolso y no clutch, que luego no hay donde dejarlo y andas de acá para allá como un alma en pena a la hora del aperitivo.
En una mano está la copa de la bebida y si en la otra tienes el bolsito en cuestión, vas ideal, pero seguro que no hay una mesa en todo tu entorno donde poder soltarlo para coger un canapé.
Y en ese momento tienes un hambre que devoras porque para arreglarte pronto casi no desayunaste.




Alguna alhaja porque es justo el mejor momento para lucirlas




Y sombrero que siempre es muy elegante.




Elegante sí y favorecedor también, pero cuando llevas con él puesto cuatro horas  poder quitártelo es una liberación y de disfrutar del sol en la cara te parece un placer de Diosas.




Al final tanto preparativo mereció la pena, porque me gustó el resultado y lo pasé muy bien en la boda. 

Menos mal porque a veces, basta que te hayas esmerado todo y más para que algo se tuerza, no te guste como vas y te pases el día incómoda y disgustada.


¿Vosotros también os complicáis o os vestís bien y basta?



16 comentarios:

  1. Me ha encantado el vestido solo..te quedaba genial. Yo me he probado dos veces un vestido de ese estilo y lo he dejado en la percha me veia fatal y el corte del vestido me encantaba...
    Y sobre lo que preguntas pues mira bodas hace mucho que no tengo pero para las comuniones de los dos mayores tenia comprados dos conjuntos y siempre me quedo la cosa de que me tenia que haber puesto el que deje en el armario uffff.Espero no hacer lo mismo el año que viene con la comunión de la pequeña jeje
    Bss
    Gema

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gema, seguro que el año que viene aciertas y llevas el que mejor te queda.
      Y seguro también que estabas guapísima con el que llevaste. Me suena haber visto fotos de Mónica, pero no tuyas. el problema es que cuando tenemos dos opciones siempre nos acecha el temor a habernos equivocado y resulta que el que llevamos nos queda genial.
      Así que ánimo y ya verás como cuando llegue la comunión estarás estupenda

      Eliminar
    2. Gracias Curra..ya os pedire opinión.Y no, no has visto fotos pues ya hace años que fueron las comuniones jeje
      Bss
      Gema

      Eliminar
  2. Apuff, obviamente depende del momento. Yo soy una persona que viste en bloques. Me explico: creo un look un día que tengo tiempo (tengo varios looks con diferentes tendencias y complementos) y tiendo siempre a hacer las mismas combinaciones (y la verdad es que me gustan las combinaciones complicadas, pero luego llega el miedo a no ir bien y vuelvo a mi estilo lady-totalmente formal que es como me siento cómoda). Luego están los días de diario (cuando subo a la facultad) que suelo preparar mi vestimenta la noche anterior. Y luego están los días que no tengo tiempo para preparme, cojo lo primero que pillo y luego me siento a disgusto conmigo. Por eso ahora opto por vestidos muy básicos, que con cambiar los complementos vas siempre divina aunque vengas de la playa.
    Yo creo que lo que nos coacciona es el tiempo que tengas para elegir el modelito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Patri, a veces tener mucho tiempo te da la posibilidad de cambiar mil veces de opinión y encontrar cosas que te van gustando más a medida que pasa el tiempo, con lo que no sabes con qué quedarte. Pero siempre es mejor ir con calma que en plan atropellado

      Eliminar
  3. Me encanta.Estas guapa, elegante...bueno todo lo que te diga es poco.Como bien dices,en estos dias de boda es cuando tienes que lucir lobueno que tienes.Yo tuve boda el sabado y como tu,me puse tocado,sper tacones ,joyas estupendas y un vestido ideal.Todos cioncidieron en que estaba muy guapa.Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si todos te encontraron guapa será que lo estabas y mucho, que a la mayoría de la gente le cuesta un mundo lo de echar piropos -los blogs son una excepción - y cómo se agradece que reconozcan que te esmeraste en estar bien. Así que ya sabes Pepa, arréglate que te sienta de maravilla

      Eliminar
  4. El vestido es perfecto, te sienta muy bién, a parte que no es nada... "pomposo", vaya, que lo veo ideal. Así puedes lucir complementos de lujo. El sombrero es un toque muy muy "chic".Yo no soy capaz de ponerme uno para ir de boda. Mi pelo es rizado y si lo cubro, se me van desaciendo los rizos y me queda un pelo horrible. A parte que donde yo vivo no se llevan nada los sombreros. Bueno sí, para ir a la playa :)
    Tengo boda el 14 de julio y ya tengo el vestido desde hace meses. Me gusta prepararlo todo con mucho tiempo, pensar como lo voy a combinar y incluso pedir consejos (verdad, Marta?).
    Besos,
    Dafne

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si los sombreros no te van, no te lo pones y lista. Te advierto que en la boda que fui, sólo lo llevábamos dos, aunque había un sinfín de tocados.
      Lo importante es sentirse bien y a gusto con lo que llevas y si tienes el pelo rizado un sombrero no parece lo más indicado.
      Qué bien tenerlo todo preparado ya, eso te evita quebraderos de cabeza de última hora y te permite probarte bien con tiempo y si además incluso te acosejaron como combinar, seguro que estarás espléndida

      Eliminar
  5. Marta, no sé por qué tu comentario no sale a pesar de que el sistema dice que está publicado. Misterios de la técnica.
    Muchas gracias por encontrarme guapa, la verdad es que cuando una va de boda y se arregla en plan suele mejorar mucho

    ResponderEliminar
  6. Estas ideal! elegante y muy sencilla...
    Menos es mas guapa :)
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias Susana.
      Tienes razón cuando se trata de ir bien es mejor no cargar las tintas, porque si te pones demasiadas cosas o mucho perifollo corres el riesgo de quedar escondida entre el mar de adornos y costuras. Pero no siempre se logra acertar, es cuestión de suerte y de ir conociéndote y sabiendo lo que te va más y con lo que te sientes más a gusto
      Mil besos para ti también

      Eliminar
  7. El vestido te sienta como un guante. Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias Carla, es de esas cosas que van con tu estilo y te sientes cómoda con ellas.
      ¿qué tal de Fiestas por Lugo? ¿Te vestiste este año también?
      Un abrazo

      Eliminar
  8. ¡Qué guapa y elegante! me ha encantado ni te sobra ni te falta, el punto justo.
    Me pasa como a tí,disfruto con los preparativos pensando qué ponerme, cómo, con qué...al principio me agobio un poco, pero luego se convierte en una tarea divertida...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué gusto da cuando encuentras ese punto donde estás cópmoda y te ves guapa ¿verdad? Y es que las bodas suelen conseguir que alcancemos ese equilibrio y por eso a las mujeres nos suelen gustar

      Eliminar