domingo, 27 de mayo de 2012

Reflexiones


En la casa de mi padre, me voy a la Sala. Entre los muebles del cuarto donde  se recibían las visitas echo la vista atrás y me doy cuenta de todo el tiempo que ha pasado.




A pesar de que trato de vivir cada día y de no pensar demasiado en la crisis y en toda la incertidumbre que se cierne sobre el mundo occidental, es como si la preocupación y el temor que se palpan en el ambiente hubieran hecho mella en mí.


¿Hacia dónde vamos? ¿Qué nos espera? ¿Es el final  de este tiempo de bienestar?


Preguntas y más preguntas que se agolpan en mi mente.



¿Y yo?





¿Puedo hacer algo para evitar que la Historia siga su rumbo? ¿Puedo intentar que las cosas cambien?




No sé qué hacer, por dónde empezar. Pero no quiero mantenerme al margen, no quiero que otros decidan por mí y no voy a mirar para otro lado.





Quizá convenga empezar por pequeñas cosas, por esos detalles de cuidado y cariño que hacen la vida más fácil a los de alrededor, gestos que no son sólo símbolos,  algo que contribuya a  construir un mundo mejor. 

12 comentarios:

  1. Reflexiones...estas muy guapa, ese vestido lo vi yo en Zara y pensé se lo compraria Curra. Yo la moda, la información sobre ella, la utilizo como la isla, donde me refugio cuando todo lo veo negro, mi empatia hacia todo lo que me rodea...me hace refugiarme en ella, para quedarme con la frivolidad que la sostiene, hoy tu entrada me produce tristeza y no me gusta que eso suceda...ya es bastante triste lo que nos rodea, me gusta que cuando hablemos al menos de moda sea, sin temores, miedos, incertidumbres, inseguridades y jugar a la frivolidad que ella conlleva. La moda tiene que ser un mundo paralelo en el que nos podemos encontrar y poder disfrutar todas. No se si contribuiré a un mundo mejor, pero si aun un momento al menos agradable y divertido. Esa es mi reflexión OMAIRA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siento que la entrada te haya producido tristeza.
      La idea era más reflexionar sobre la posibilidad de poner nuestro propio grano de arena para mejorar el mundo y la situación, pero entiendo que si tú vives la moda como una forma de evasión te produzca rechazo.
      Para mí la moda es más que nada una forma de expresión, un vehículo a través del que dejo ver una parte de mí, mi forma de exteriorizar y de colocarme ante el mundo, por eso me sirve lo mismo para divertirme que para adoptar una actitud más seria.

      Eliminar
  2. EStoy contigo que con los tiempos que corren las pequeñas cosas o pequeños detalles que podamos tener con la gente cercana que lo esta pasando mal es un empezar a hacer algo y no estarse quieto.
    respecto a las fotos se te ve seria y pensativa y el blanco y negro resalta mas ese ambiente de reflexión.
    El vestido es muy bonito¡¡
    Bss
    Gema

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Gema.
      Las pequeñas cosas, los gestos cotidianos son los que transforman el mundo, son el motor que permite que todo funcione.
      Si esperamos para hacer algo grande o para apuntarnos a un proyecto muy ambicioso, posiblemente nunca nos movamos de donde estamos.
      Y en momentos de dificultad cualquier ámbito es bueno para arrimar un poco el hombro. No hace mucho Balamoda proponía donar parte de la ropa que ya no usamos para que sirva a otros, y me pareció una gran idea, porque, entre otras cosas, nos ayuda a tener sitio en el armario.

      Eliminar
  3. Estoy en el mismo momento de reflexión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El momento parece que pide pararse un poco y asumir una cierta responsabilidad cada uno en su medida, pero arrimando el hombro para seguir adelante

      Eliminar
  4. Tienes toda la razon en las reflexiones que haces.En nuestras manos esta ayudar en lo que podamos,aunque sea con pequeños gestos.El vestido me encanta y las fotos tambien.Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las fotos en blanco y negro me recordaron a las que se hacían las señoras en los años cincuenta y sesenta en un fotógrafo profesional y que luego se colocaban en marcos de plata adornando las casas. Una especie de guiño al tiempo para recordar como se hacían las cosas cuando no había la sobreabudancia actual.
      Un millón de gracias por tus comentarios siempre agradables

      Eliminar
  5. La vida de cada día se compone de múltibles facetas, unas más alegres e incluso frívolas, otras más serias y preocupantes, pero no parece que puedan considerarse compartimentos estancos sin ningún tipo de comunicación o influencia mútua. La moda o las aficiones, como este blog, son sólo una parte más de nuestro día a día y parece lógico que reflejen en algún momento la sensibilidad hacia el entorno en que la vida diaria se desenvuelve.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por el comentario. Yo también creo que en la vida todo se relaciona entre sí y que los compartimentos estancos nunca lo son tanto.
      Es cierto que da miedo enfrentarse a la situación por la que atravesamos y que pocas cosas son tan difíciles de llevar como la incertidumbre, pero la vida es como es y el mirar para otro lado ni cambia las cosas, ni nos protege de posibles complicaciones.
      Mi idea al hacer este blog, es que no fuera en exclusiva un espacio de moda, aunque esa faceta sea la más vistosa. Tal como pongo en mi perfil quiero recoger en él todas las cosas que me ayudan a sacar lo mejor de mí misma y las reflexiones entran dentro de ese apartado

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. Muchas gracias Noah. La verdad es que lñas fotos quedaron muy bien. Msñsna enseñaré el vestido en color para que se pueda apreciar

      Eliminar